El alcalde de Cumaná se coloca de rodillas ante el Banco Interamericano de Desarrollo (B.I.D.)

No a la desafectación de la zona agrícola El Tacal y al cambio de uso del Parque Laguna de los Patos

El Proyecto del Banco Interamericano de Desarrollo (B.I.D.) para Ciudades Emergentes y Sostenibles es indicativo de las grandes limitaciones a la posibilidad del ejercicio profesional y a la creación de estímulos en función del necesario y constante avance intelectual de los profesionales venezolanos.

Dentro de este contexto, es decepcionante, el hecho que el B.I.D. contratara una empresa española en el entendido que no existe reciprocidad de los títulos profesionales con ese país. Al parecer, esto importa poco, sobre todo porque el financiamiento del B.I.D. tiene una valorización lucrativa y mercantil en el escenario de las ciudades intermedias (menores a 300 mil habitantes).

Esto, demás está decirlo, es grave. En momentos cuando se reconoce la intromisión del gobierno español en los asuntos internos de Venezuela. España representa una herejía capaz de seguir catapultándonos a los rincones más oscuros del subdesarrollo neoliberal capitalista.

Nadie entenderá el significado del financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (B.I.D.), si el mismo Ministerio de Planificación (se omite lo "Del Poder Popular") y la Alcaldía del Municipio Sucre del Estado Sucre (se omite lo de "Bolivariana"), no contribuyen a la necesaria evaluación de lo que realizaron dentro de una política entreguista y antipatriótica. Significa, esto último, seguramente, el pago por no haber encontrado a tiempo el legado chavista de la lucha revolucionaria y antiimperialista.

LA MODIFICACIÓN DE LA POLIGONAL: UNA SIMPLE DECISIÓN A ESCALA URBANA

La manera como se afrontó la información hacia afuera contrasta con la importancia del proyecto del BID-MPPP-Alcaldía. En varias oportunidades hemos señalado que una de las virtudes que posee el proyecto de ordenamiento urbano de la ciudad de Cumaná, es porque es el segundo de este tipo y magnitud que se realiza por equipos técnicos foráneo de la ciudad.

A la luz del proceso de descentralización de elaboracion de planes, que tímidamente se realiza en el país, esto constituye una referencia nada halagadora. En la medida que no contribuye a reafirmar la necesidad de mantener esa dirección y, además, la disposición de las regiones a asumir responsabilidades que en el futuro deberían ser mayores.

Esta virtud, por encima de cualquier acto de justicia adicional o defecto que se le pueda señalar, debió obligar a una política de proyección del proyecto BID-MPPP-Alcaldía diferente y no convertirlo en simple instrumento de toma de decisiones a escala urbana. De ahí, que su discusión debería ser asumida por todos los ciudadanos a los cuales compete el asunto.

En otras palabras, se debe evitar que el proyecto BID-MPPP-Alcaldía pase por debajo de la mesa. Creemos, pese a la forma y las circunstancias en las cuales se efectúa, el Movimiento Social GUAYACAN lo intentará y algo lograremos.

LA DESAFECTACIÓN DE SUELO DE LA ZONA AGRÍCOLA DE EL TACAL

En Venezuela existe un sistema de planes o un conjunto de instrumentos a escala distintas que deberían contribuir a la existencia de un alto grado de coherencia en las decisiones que se tomen a los efectos de planificar el desarrollo de ciudades y regiones. Desde el Plan de la Nación hasta los planes básicos, existen instancias intermedias que deberían mantener una recia coherencia.

En este sentido, es bueno mencionar que el proyecto del BID-MPPP-Alcaldía no es coherente con ningún de los planes señalados. Por lo menos en los criterios fundamentales, que es lo que se puede apreciar. Esta virtud, a los efectos de la ciudad que deseamos, introduce la discusión sobre uno de los elementos presentes en el área de El Tacal y de cuyo papel en el proyecto pudiera llegar a depender el carácter global que se le pudiera dar al mismo.

Estamos hablando del Valle de El Tacal. Y, con ello, de una franja de Parque Nacional, de una Zona de Parque Litoral, de una Área Verde Productiva y de una Zona Protectora y de Amortización, que en el diagnóstico son referidas básicamente a las zonas propiedad del INTI.

El proyecto del BID-MPPP-Alcaldía es la continuación y desarrollo de una política tendiente a eliminar no solo la zona agrícola de El Tacal como área importante dentro de la ciudad, sino que es la continuación del cerco y mutilación de la Laguna de los Patos, para convertirla en un centro administrativo y de servicios, básicamente.

Aún cuando las referencias citadas en las pocas exposiciones del proyecto no se circunscribe al Plan Rector del año 1986, ni al Plan de Ordenación urbanística de Cumaná (POU-1992), es bueno señalar que el Plan de Ordenamiento del Territorio del Estado Sucre (POTS) del año 1989 señala con mucha claridad la tendencia que debería respetar Cumaná en su desarrollo.

Este instrumento realizado por el MARNR se refiere al desarrollo de diferentes ciudades del estado. Logra establecer un sistema de ciudades y dentro de estas algunas características y caracteres a cada uno de nuestros centros poblados y ciudades.

En el proyecto del BID-MPPP-Alcaldía a Cumaná se le conceptualiza como una zona pesquera, industrial, administrativa y de servicios. Las ciudades o pueblos con énfasis en lo agrícola son otras. Aún cuando aquí no nacen las aspiraciones por eliminar lo agrícola, es bueno acotar que configura ya una política de estado que debería ser de obligatorio cumplimiento por parte de Planes Especiales posteriores.

El POST del año 1989 tuvo que haber sido tomado en cuenta a los efectos del proyecto del BID-MPPP-Alcaldía y seguramente, los decretos de Parque Nacional Mochima, el de la Zona de Parque Litoral, el de Zona Protectora y de Amortización. No estamos seguros si la incoherencia planteada en lo agrícola corresponde a este respecto lineal de planes. Pero de lo que estamos seguros es que hay un alto grado de coincidencia.

Las zonas de cultivo cercanas a El Tacal y la vía hacia Santa Fe van a desaparecer. Y, luego, de desaparecer éstas, saltaremos hacia la otra parte de la Autopista Antonio José de Sucre y nos iremos comiendo poco a poco las zonas verdes de explotación agrícola. Es decir, que el mayor de los negocios, lo más jugoso de las transacciones inmobiliarias que permite el proyecto del BID-MPPP-Alcaldía, se darán justamente en el área de El Tacal incluyendo la Laguna de los Patos. Pareciera ser la viva imagen de la necesidad de reafirmar una tendencia. Que no queden dudas. Lo agrícola y lo ambiental debe quedar para los nostálgicos.

LA PRODUCCIÓN AGRÍCOLA Y SU RELACIÓN CON LA CIUDAD

Las dudas sobre la convivencia de las zonas productivas con usos de tradicional expresión en cualquier ciudad. Por supuesto, pasa por preguntarse: si lo productivo realmente lo es?...

Creemos que no existe ninguna contradicción, ni siquiera de funcionamiento, en una mezcla de usos como la señalada. La posibilidad de que alguna ciudad pudiera autoabastecerse de algunos rubros agrícolas es un escenario nada despreciable. El bien comida, en épocas de crisis y sobre todo en el contexto latinoamericano, no debería descuidarse, y todo ello independientemente de la ubicación de estas áreas.

La ubicación de las zonas de producción agrícola y su relación con el resto de la ciudad es un atractivo y solventable problema de diseño urbano y arquitectónico. Más nada. No se le puede endilgar a la ubicación el carácter de variable que juega a favor de no aprovechar la fertilidad de los suelos.

El problema fundamental en la preservación o no de estas áreas está planteado en el terreno económico. Es decir, es la explotación inmobiliaria y su reproducción lo que está determinando la utilización de algunos criterios de diseño.

Aquí habría que plantearse: Cuál sería realmente el mejor negocio para la ciudad y sus habitantes?... las transacciones inmobiliarias o las inversiones agrícolas. Cuáles realmente generan riquezas? …Que tipo de riqueza?... Y a donde van a parar esas riquezas?...

Esta comparación habría que hacerla no solo en El Tacal. Habría que hacerlo extensiva esa comparación a todas las áreas agrícolas de Cumaná. De hecho, lo que justifica este "manifiesto" no es solo la salvaguarda de las áreas agrícolas del proyecto del BID-MPPP-Alcaldía, que para los planificadores se circunscribe sólo a los terrenos del INTI, sino la connotación de esa actuación, la cual es indicativa de una línea de acción que luego arropara a toda la ciudad.

Es aquí, donde la inexistencia de estudios genera uno de los puntos débiles para con las áreas verdes productivas de El Tacal. Y es lógico que eso sea así. Si se habla de áreas agrícolas y productivas y no se llegan a cuantificar sus virtudes, (háblese de ganancias, empleos, inversión a futuro, rentabilidad y duración del negocio), difícilmente se contará con argumentaciones solidas para afrontar las discusiones en el terreno de lo económico. Y aquí no se puede dejar de lado esa discusión. La preservación y explotación de estas zonas forma parte de estrategias económicas macro o micro, cualesquiera, lo importante es que su relación es indiscutible.

EL CAMBIO DE USO DEL PARQUE LITORAL LAGUNA DE LOS PATOS

La solicitud de desafectación y cambio de uso de la poligonal de nuestro histórico ecosistema marino-costero Laguna de los Patos de Cumaná, como espacio natural y como ecosistema marino-costero, se realiza sin la debida consulta. Es decir, se atenta contra un activo patrimonial de la ciudad como espacio de amortiguación esencial, centro de oxigenación, valor escénico, científico y educativo.

De este modo, la desafectación y cambio de uso de la poligonal de la Laguna de los Patos de Cumaná, pretende apropiarse de la imagen arquitectónica del espacio a través del uso escenográfico-recreacional y como elemento estético visual privado de uso privilegiado no colectivo. Si permitimos que el proyecto del BID-MPPP-Alcaldía se concrete se perderá definitivamente como lugar de uso de la ciudad y de sus habitantes.

El debate sobre la defensa de este ecosistema marino-costero, debe dar al traste con la pretensión de entes oficiales "rectores" de la política urbana (Alcaldía del Municipio Sucre del Estado Sucre), quienes desafectarán y cambiarán la reglamentación de uso de la Laguna de los Patos; modificando el marco jurídico de resguardo y de protección de este ecosistema marino-costero; obviando la urgente necesidad de descontaminarla por las continuas descargas sin ninguna clase de tratamiento de las aguas servidas.

Por eso, es oportuno el planteamiento de esta lucha, porque se debe alentar sobre la intención del proyecto del BID-MPPP-Alcaldía del Municipio Sucre en pretender convertir el espacio lagunar en una infraestructura basada en funciones de tipo recreativo turístico y establecer usos permisibles para hoteles y similares.

EL AUMENTO DE DENSIDAD PUNTUAL EN ÁREAS CON SERVICIOS

La ciudad de Cumaná tiene un área desarrollada de 59.100 hectáreas aproximadamente, albergando una población de 383.536 habitantes para el 2015. El sistema de cloacas está conformado por una red de tuberías que cubre un área de 46.689 hectáreas, sirve a una población 295.323 personas, prestando un servicio al 77% de la población, al cubrir el 79% del área donde residen o trabajan. Es decir, existen 12.411 hectáreas y una población de 88.213 habitantes sin servicios de cloacas.

El problema es que el proyecto del BID-MPPP-Alcaldía propone el aumento de densidad puntual en áreas con servicios de 70 a 250 habitantes por hectárea. Lo que esto significa en términos prácticos es que no se prevé los servicios de cloacas, transporte, electricidad y agua a las zonas urbanas ocupadas de forma anárquica.

Cumaná está ocupada en sus periferias por asentamientos informales. El universo de ocupación informal y anarquizada del espacio urbano se acerca al 70%. Lo que tenemos de ciudad formal es apenas un 30% del área metropolitana de la ciudad. Y, es aquí, donde se aumenta la densidad.

Irónicamente, en el proyecto del BID-MPPP-Alcaldía, los barrios con crecimiento anárquico chocan con el resto de los elementos en la trama de la ciudad, como la infraestructura vial o los servicios básicos. Pues, para ellos no hay "planes" porque la ciudad, según ellos, se configura para el mayor beneficio del capital industrial, comercial y financiero. En efecto, el espacio urbano para el BID pierde su valor de uso y se convierte en un valor de cambio que realiza su plusvalía para acoplarse al mecanismo productivo capitalista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1221 veces.



Servando Marín Lista

Arquitecto- Es autor del libro "Desde la Comunidad": la arquitectura de multitudes (junio, 2010) dirigido a la formulación de propuestas de planificación del desarrollo estratégico para captar el objetivo esencial y específico de clarificar el compromiso y la responsabilidad de la explosión del Poder Popular con la problemática total de la ciudad, mediante todas las escalas de sus propias acciones para marchar rumbo al nuevo sistema de Ciudades Comunales, los Distritos Motores de Desarrollo y los Territorios Federales. Y autor, también, del libro "La Ciudad Comunal, la lucha de clases por el espacio" (nov, 2013) donde plantea una interpretación de los fenómenos urbanos, que constituye una herramienta sobre lo que ?desde afuera? de la estructura urbana, el poder económico y el poder político, conforman la lucha de clases por el espacio y avanza en el señalamiento de la necesaria ruptura con los valores, instituciones, relaciones de poder y las raíces más profundas de la sociedad capitalista.

 tetralectica77@gmail.com      @chevan2

Visite el perfil de Servando Marín Lista para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Servando Marín Lista

Servando Marín Lista

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a241230.htmlCd0NV CAC = Y co = US