Gotas de sangre en plena "revolución"

I

El bendito carnet de la Patria

Habían dicho que todo estaba listo, en todo el país, para la fiesta de la "carnetización". Hablaron con precisión, con confianza y derroche de organización. Atrás había quedado el chasco del nuevo cono monetario. Ya había pasado al olvido aquel rosario de fechas tras fechas, para poder tener los benditos billetes nuevos. Pero ahora no. Ahora era todo verdad. Y fue cuando este pendejo, el día sábado,21 de enero, me lanzó alegre, al lugar que me indicaba la información gubernamental, porque tendría la ocasión de hacerles coco a los vecinos con mí flamante carnet de la Patria. En el Municipio Caroní aparecían cinco lugares para el cometido revolucionario. El que me quedaba más cerca era "El Guamo". Y, después de persignarme, me lancé a buscar el lugar, ya que no aparecía dirección alguna, más que "Guamo". ¿Saben qué? Después de dar más vueltas que un trompo en un carro de un amigo, dimos con alguien que nos dijo: "Ahh, ustedes buscan dónde están dando los carnet de la Patria, yo ando en eso también. Pero perdimos el tiempo, camarada. La cosa es en un apartamento de esos bloques que lleva el nombre de Chávez, pero tenemos que venir después. Me informaron que no ha llegado el material, ni siquiera las máquinas".

Digo yo, para mis adentros, y para ustedes que me leen, hasta cuando con tantas mentiras. Tantos engaños y pifias. Pregunto: ¿Por qué hacen ese despliegue de publicidad por la televisión acerca de que "todo está listo para atender a Raimundo y a todo el mundo… Todos a buscar su carnet. El carnet que les cambiara la vida". Regresamos a nuestros hogares "muertos" de hambre y de sed, todo el bendito carnet de la Patria. Expresándome mejor, todo por la ineficacia de una dirigencia que no puede ver un micrófono y una cámara porque se vuelven locos de tanta paja que hablan…

I

El helicóptero perdido

Ya estamos a unos cuantos días de la caída del helicóptero del ejército en zona del Territorio Amazonas. Hasta el momento de escribir estas gotas de sangre, aún no se sabía nada cierto sobre la aparición del aparato. Mientras tanto, los familiares de las 12 personas, más un menor de edad, están a la espera de informaciones serias y calificadas por parte de los escuadrones de rescate. ¿Qué ha pasado con este transporte de nuestra FANB? ¿Por qué tardan tanto en localizar la nave? ¿Los resultados son imputable totalmente al mal tiempo? ¿No habrá un poco de negligencia en la búsqueda? ¿Por qué tanto silencio a cerca de este caso? El silencio más el tiempo conspira contra de la acción que estén ejecutando en la zona. Es posible que comiencen las conjeturas o especulaciones. Estamos hablando de 13 vidas venezolanas. Y aunque fuera una sola, es suficiente para que se manifiesta más preocupación por lo que allí pasó. Quiero pensar que no hay negligencia y que pronto tendremos las respuestas esperadas, no sólo por los familiares, sino por el país, en general.

III

Los benditos CLAPs

Los Burócratas del gobierno de Nicolás Maduro han vendido al pueblo venezolano a los Claps como una especie de varita mágica que nos va salvar del capitalismo salvaje. ¿Será verdad, carajo? ¿O será una mentira más de los genios asesores del Presidente? Nadie sabe hasta dónde llegaran estas famosas y novedosas creaciones de las mentes lúcidas del proceso revolucionario? Pero lo que sí sabemos, hoy día, antes y después de escribir esta columna, es que los Claps han sido infiltrados por el perverso y malvado imperio a través del monstruo de la corrupción… ¿Ustedes no lo creen? Lo está diciendo un chavista convicto y confeso. ¿A ustedes no les extraña que aparezcan en la prensa, casi a diario, que entran y entran toneladas y toneladas de alimentos y de medicina por los diversos puertos del país, y, persista la cruel escasez?

¿Saben qué? Me dicen que esos alimentos y esas medicinas van a parar a manos de los Claps. Disque para que los empaquen y los distribuyan, como debe ser, a la población. Eso dicen las malas lenguas. Pero esas mismas malas lenguas dicen que, en lo interno, esos micro organismos, creación de la revolución y únicos en el mundo, están siendo víctimas del bachaquerismo. ¿Estoy exagerado? ¿Estoy a punto de brincar la talanquera? Ni lo uno, ni lo otro. Es la pura verdad. A Freddy Bernal que pele los ojos. La corrupción campea por doquier. A casi 20 años de "revolución" estamos viviendo el más alto nivel de corrupción a todos los niveles. Y no me vengan con que "éste se pasó". "a éste se acabó el carburo de la década de los 60". "Este viejo dobló el espinazo". Amigos, amigas: soy y seré siempre el mismo rebelde. Sólo la muerte acabará con mi rebeldía, pero en aras de ella no puedo cerrar mis ojos y enterrar mis narices. Tengo suficiente moral para decir estas cosas, y nadie, óigase bien, nadie puede señalarme. Vivo feliz, con mi frente en alto. Haciendo lo que puedo, desde mi trinchera, por este proceso. Pero no puedo callar… ¡Se cansa uno!

Teófilo Santaella: periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero en la isla del Burro en la década de los 60.

teofilo_santaela@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2200 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a240328.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO