Dudamel en Cumaná...¡Extraordinario!

Hace algunos días, exactamente el martes 28 de abril, el Polideportivo de Cumaná fue escenario de la presentación de la Orquesta Simón Bolívar  bajo la dirección  del maestro Gustavo Dudamel. El primero de diez conciertos previstos en el marco de la celebración de los 500 años de la fundación de nuestra ciudad.

    Del  Sistema Nacional de Orquestas, como proyecto  musical bandera, resaltamos el carácter social inclusivo y el robusto impulso que le ha dado la Revolución Bolivariana,  para afirmar que en estos momentos unos 700 mil niños y adolescentes asisten a clases de música y forman parte de los diversos niveles de orquestas conformadas.

    Un proyecto que en este 2015 arriba a los 40 años de creación, con una programación que ha servido para llevar la música a todos  los rincones de la patria. Barrios, plazas y centros educativos han recibido la visita del Sistema en un ambicioso plan que hoy tiene como resultado miles de presentaciones en este comienzo de año.

    Más allá de la excelencia que trasmiten sus docentes y que se traduce en calificados conciertos, resaltamos el contenido social que ha logrado este proyecto musical. La evidente inclusión no fuese posible sin la existencia de un estado que actúa entendiendo que efectivamente lo que se hace es una inversión con alto contenido social.

     De manera que  dotar a cada integrante con un instrumento que indudablemente resultaría difícil y hasta  imposible de adquirir, es parte del éxito de la masificación lograda hasta ahora. Y en buena medida este es  el dato para que el Sistema se haya convertido en referencia para muchos gobiernos,  cuyos planes sociales se debaten entre la voracidad neoliberal, negarle derechos a sus jóvenes o entender que la inclusión social es una propuesta de quienes aprecian, respetan y defienden derechos fundamentales de nuestros pueblos.

     Decimos entonces que la entusiasta y masiva respuesta de los cumaneses al Concierto de la Orquesta Simón Bolívar en Cumaná  tiene un alto sentido de aprecio y respeto por el trabajo que  viene desarrollando el Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas en todo el territorio nacional. Por otra parte, se reconoce el liderazgo de  Gustavo Dudamel como extraordinaria y exitosa cosecha. Y lo que le indudablemente le toca al maestro José Antonio Abreu por su constancia.

     En fin, resaltamos  la extraordinaria y masiva asistencia de los compatriotas sucrenses  a este primer concierto como retribución a un proyecto exitoso. Para sorpresa de muchos, las larguísimas colas que se formaron para entrar,  sencillamente fue la respuesta extraordinaria en un momento en que le estamos diciendo al mundo que somos un país de paz y esperanza. 

  



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1123 veces.



Juan Azócar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: