¿En qué lugar del mundo queda Higuerote?

 Desde hace poco tiempo he ido haciendo contacto con Higuerote. Por eventualidades circunstanciales he debido ir y hacer vida en ese medio que, fundamentalmente turístico en cuanto a situación socioeconómica, posee una tan increíble cantidad de habitantes que resulta sumamente difícil saber de qué viven.

                Cuando se hace contacto con un pueblo en el cual no se ha vivido antes, uno se entera atropelladamente de algunas cosas; unas por observación y otras por “chisme”… y muchas veces las unas complementan a las otras.

                Siempre me ha resultado difícil entender la tan defendida economía monoproductiva, basada en el turismo. Entiendo que puede ser una fuente importante de recursos para una economía multiproductiva, disponiendo productos de otras fuentes, ante el turismo, en busca de un efecto multiplicativo; pero una población como la de Higuerote no puede vivir exclusivamente de “servir” al turista. Entonces, ¿en qué trabaja el habitante de Higuerote?

                Indagando sobre fuentes de ingreso familiar he encontrado inmediatamente al pescador; sin embargo, una pequeña… muy pequeña planta “Socialista” de procesamiento de pescado tiene aspecto de no estar funcionando efectivamente, no se le ve el movimiento… Hay una comercialización de pescado de orilla y un reducido grupo de restaurantes de pescado frito que solo se ven concurridos los fines de semana y su mayor venta parece ser la cerveza (viva polar, muera higuerote)… ¿Hoteles? Aparte de un reducido número de hoteles grandes, existen algunos “céntricos” cuya atención bien merece figurar en el prospecto del “turismo de aventura”; si no hay agua te salvas del riesgo de una inundación por un tubo roto… ¿Y el Ministerio del Poder Popular para el Turismo?... El “mantenimiento y vigilancia” de sopotocientos apartamentos y casas vacacionales (siempre deshabitadas) parece ser la profesión más ejercida… Algo de construcción, porque a pesar de la cantidad de apartamentos vacíos se siguen construyendo algunos más… Hay algunos “marineros” al servicio de la Capitanía de Puertos, pero me comentaba uno de ellos que “tienen tiempo que no navegan porque están en huelga” (?) consideran que no les pagan lo que debe ser, pero firman, cobran “incompleto” y se van a su casa o a otro trabajito… ¿Y el Ministerio del Poder Popular de Espacios Acuáticos?... Vendedores de tiendas que seguramente constituyen una mayoría de los “clientes” de las otras tiendas (?)… Choferes de peñeros que llevan pasajeros a las playas distantes… ¿qué más?... NO HAY AGRICULTURA, NI INDUSTRIA, NI UNA ESTRUCTURA OFICIAL DE ATENCIÓN AL CIUDADANO… NO HAY OFICINAS PÚBLICAS, NI SALUD, NI EDUCACIÓN PARA ESA POBLACION… NI PARA SU FUTURO!!!

Aparte de un gran Centro Comercia alejado del mundanal ruido, la vida económica cotidiana del pueblo higueroteño se da entre “chinos” y “turcos” quienes muestran poco respeto por los lugareños. En medio de la guerra económica, subieron los precios como les dio la gana; pero ante la campaña contra la especulación del Gobierno Revolucionario, siguieron impávidos mostrando sus precios subidos, festejando que “el gobierno no iría por allá”… El dueño de una venta de electrodomésticos denominada “Libanes 01”, ubicada en la Avenida Barlovento, al lado del Banco Bicentenario, se aprovecha de que ese banco CASI NUNCA TIENE EFECTIVO EN LOS CAJEROS,  para ofrecer el servicio de “efectivo por tarjeta” al módico costo de 10%, y mantiene un empleado junto al cajero para promover su ventajosa “oferta”… Claro está, que los bancos favorecen este tipo de comercio atípico por su pírrica participación. Las agencias son pocas para esa población, por lo cual siempre están SATURADOS, pero además, las colas de cajero son permanentemente gigantescas, o no tienen efectivo que es lo más común. Sería especulación asumir que el Gerente del Bicentenario esté “asociado”, pero, ¿cómo será la contabilidad de ese “Libanes 01”?... Por cierto; en estos días, un vigilante del Paseo La Mar prohibía a unas jóvenes visitantes, fotografiarse en los pasillos… ¿qué secreto podría ser develado en alguna de esas “ingenuas” fotografías?... ¿Precios de “ofertas”?... ¿Distribución de algo no legal?... ¿o simple celo desmedido?

Algo interesante en Higuerote es la población emigrante que no ha regularizado su entrada el país. Estos constituyen una fuerza de trabajo “barata” de la que se sirve el “capitalismo local”, tipo “maquila”, pero más grave aún es que hay una “señora de El Llanito” que cobra BsF. 150.oo c/u por “sacarles la cédula”… y los lleva, nada menos que a MAZAPA, caserío cerca de Mamporal, en la carretera Caucagua-Rio Chico, para hacer la diligencia… Como sesenta emigrantes salieron en estos días para allá. Llama la atención el hecho de que si en Higuerote no hay Oficina de Extranjería, ni de nada oficial, ¿qué oficina puede haber en Mazapa?... ¿qué calidad de documentos les entregarán?

Enterarse sobre la situación de la seguridad pública es una aventura, desde que el fustigamiento y tergiversación de la seguridad forma parte del sistema de propaganda apátrida de la oposición; sin embargo, en poco tiempo se entera uno de los últimos muertos aparecidos en el puente de acceso a la zona denominada Isla de Cuba. Es notable la cantidad de motocicletas estacionadas frente a la Comandancia de Policía y la cantidad de policías conversando en su entorno, lo difícil es coincidir con algún agente “patrullando”.

 También es muy grave a nuestro parecer, que una población tan elevada no tenga DONDE PARIR. No logro imaginar las peripecias que debe hacer una mujer higueroteña cuando se le presenta su primer parto. El Hospital de Higuerote, que si lo hay, RECHAZA LAS PARTURIENTAS PRIMERIZAS ALEGANDO QUE NO TIENE RECURSOS PARA SU ATENCIÓN… entonces, ¿Dónde paren? El nivel de instalaciones de la Misión Médica de Cuba instalada en Higuerote no cubre partos y mucho menos “Los Bomberos” que es un centro de atención de emergencias instalado por la Gobernación de Miranda.

                A todas estas, la Alcaldesa de Higuerote es nuestra!!! Triunfamos con la reelección de Liliana. Yo estimo que es el momento de que nuestra Alcaldesa, en retribución a la confianza que le han otorgado, se plantee un Bolivariano y Revolucionario “Plan de Higuerote” y comience a transformar ese “caldo de oportunistas” en una bonita ciudad, que si la quieren turística, también sea pujante en la diversificación socioeconómica, de manera que su población se vea cada vez más beneficiada por el Socialismo planteado por la Revolución Bolivariana y los objetivos de Plan de la Patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2045 veces.



José Claudio Laya Mimó

Profesor Universitario

 joseclaudiolaya@hotmail.com

Visite el perfil de José Claudio Laya Mimó para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Claudio Laya Mimó

José Claudio Laya Mimó

Más artículos de este autor