En Anzoátegui: ¿Cómo Pudo ser un Gobierno Revolucionario? (y II)

Si los PSEUVISTA de Anzoátegui lo desean, tienen la oportunidad de consultar en la página Web del Tribunal Supremo de Justicia – www.tsj.gob.ve - las gacetas en las cuales se fijan los aportes que durante el 2011 realizó puntualmente el Consejo Federal de Gobierno (CFG) a la Gobernación y alcaldías de Anzoátegui.

Sumando los recursos que se asignaron a través de varias Gacetas, el estado Anzoátegui recibió un total de Bs. 620.360.953,50. Para los efectos de este análisis, debe considerase que la suma de este monto incluye dos alcaldías no revolucionaria y esto le resta un poquito al gran total. Aun con esta resta; el aporte a las alcaldías revolucionarias y a la gobernación es considerable y esta muy cerca de ese monto.

Hubo entes que de lo asignado ejecutaron no más del 34% y otros un poco más, pero en líneas generales, los niveles de ejecución no animan mucho y comunican que los organismos ejecutores se comportan más con un Banco que como una institución cuyo existencia debe responder a la necesidad de planificar y ejecutar un plan de obra en un año. Si el acento de una gestión se coloca en ser efectivo en la ejecución del plan de obras, así lógicamente, gana el pueblo y ganan las autoridades –y la revolución- porque con un plan ejecutado oportunamente, los recursos rinden más y los problemas se van resolviendo más rápidamente. Ya hemos dicho que el nivel es bajo y parece mentira; nadie sabe de esto en el estado y el PSUV Anzoátegui menos. El PSUV Anzoátegui anda en el despliegue de patrullas, como si este despliegue pudiera transitar eficientemente sin la fuerza y el apoyo de una gestión revolucionaria local y estadal

Descarto que la Asamblea Legislativa Estadal haga la investigación respectiva, porque ahí parecen que están muy ocupados y se han fijado como tarea, ignorar que una de sus funciones fundamentales es la de hacerle seguimiento a los recursos que aprueba. La Asamblea Legislativa comienza a producirme angustia y más adelante, prometo tomarme un tiempo para observarla.

Antes del 2011 teníamos muchas alcaldías revolucionarias (más de 15 por lo menos), 8 diputados nacionales, mayoría en la Asamblea Legislativa y una gobernación. ¿Sirvió eso de algo? ¿Hubo posibilidad de constituir una especie de comando estadal para montar un proyecto verdaderamente revolucionario y asegurarnos un mejor desempeño como gobierno? ¿Se sintió la necesidad de integrar y mancomunar esfuerzos, voluntades y recursos? Nada de eso, se impuso el esquema del feudo y cada quien por su lado se dispuso actuar para tratar de conservar sus condición de cacique y el 2011 nos llegó con un aporte del Consejo Federal de Gobierno que casi ascendió a los 700 millones bolìvares y el 2012 nos sorprende con más del 60% de esos recursos en los bancos, como si el CFG da los recursos para guardarlos y otros se chupen los intereses.

Pero detrás de esta ineficiencia hay otras situaciones preocupantes que permiten ver como las políticas excelentemente diseñadas desde el nivel central y plasmadas en leyes se desvirtúan totalmente. En todo esto, debo reconocer sin falsas modestia, que he realizado un buen aprendizaje porque todo este trabajo sobre Anzoátegui me ha conducido y obligado a leer documentos, decretos, leyes y proyectos. Ya acabo de meterme un puñal sobre la Ley del Consejo Estadal de Planificación y Coordinación de Políticas Publicas y la de los Consejos locales de Planificación y la conclusión es: muy buenas intenciones, pero su contenido es letra muerta. Agreguémosles a esta la falta, lo que ha venido pasando con el Reglamento de la Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno, que obliga a la articulación y coordinación de planes y proyectos y esta disposición establecida en la ley se ha estado violando, porque cada autoridad se encierra en su feudo y no le cabe en la cabeza que la articulación y la coordinación pueden dar soluciones más contundente.

¿Cuántas reuniones de trabajo realmente realizaron los Alcaldes revolucionarios y el gobernador en el 2011 para analizar situaciones y ofrecer soluciones mancomunadas? ¿Cuántas reuniones de trabajo han realizado las autoridades de Bolívar, Puerto la Cruz y Guanta con la gobernación para trabajar y acordar un plan de trabajo para esta complicada zona?

Me dicen funcionarios del CFG en Caracas, que ni una de las 21 alcaldías ha presentado el plan que exige el Fondo de Compensación Interterritorial (FCI). Frente a esta total ausencia de planes, es imposible ir al fondo de los problemas y las inversiones no responden a una propuesta sino a lo que va aconteciendo día a día. Así por ejemplo, es muy difícil pensar en un nivel de articulación entre las tres o cuatro alcaldía de la zona norte con la gobernación para irle dando sentido a un proyecto de transporte público que en cosa de 5 ó 10 años permita disponer de otra alternativa. No se ha producido una articulación que permita juntar esfuerzo entre una alcaldía y la gobernación para atacar conjuntamente un problema. Las intrigas y los conflictos personales bloquearon todas las iniciativas y las fortalezas se transformaron en debilidades.

Esta falta de integración, ausencia de equipo de trabajo, falta de reuniones de trabajo entre los “líderes” revolucionarios de Anzoátegui y la dinámica real, según la cual, lo fundamental es cada uno actuando por su lado. Esto es lo que ha sido, pero no lo que debió ser. No se entiende este procedimiento como una conducta de revolucionarios, cuyo supremo interés de acuerdo con la teoría, estaría centrado en colocar todos los esfuerzos posibles por cambiar las realidades que no cuadran con los perfiles que la propuesta socialista ha puesto para el debate.

Producto de esta práctica y como ejemplo de este proceder poco revolucionario, puede afirmarse que de ese total de recursos que le correspondió a 18 Alcaldías revolucionarias y a la gobernación durante el 2011, ni un centavito fue colocado en un pote para acometer proyectos conjuntos que es una forma de potenciar la unidad de los revolucionarios. 2011. No hubo espacio, tiempo y voluntad para que los diferentes niveles de gobierno –Alcaldías, Gobernación y Organismos nacionales- concertaran y se dieran la oportunidad de combinar sus recursos para emprender más rápida y eficazmente un proyecto de importancia para el estado o para varios municipios a la vez.

Dominguezclaudio15@gmail.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2652 veces.



Claudio Domínguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a139152.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO