Efectos de la Revolución Capitalista del Siglo XXI en el Edo. Zulia

En Maracaibo se vive mejor gracias al capitalismo popular

La siguiente crónica viajera tiene como meta animar a todos aquellos  antichavistas , que quieren encontrar un lugar en Venezuela,  donde se pueda vivir en paz, respirando progreso y no ser molestado por los tierruos  con sus misiones y kilométrica colas  para comprar leche y  aceite comestible, y  no tener  que irse a vivir a Miami: MARACAIBO  ES ESE LUGAR  SOÑADO.

Crucé el puente a las 7 de la mañana  del día Viernes 2 de Diciembre, después de viajar en un Buscama que salió de  Mérida  a las 9 de la noche (recordé la gaita que dice: “sentí un nudo en la garganta...”)  Llegamos al Terminal de Pasajeros y  sorpresa¡¡¡¡ Sala de Espera con aire acondicionado. Modernos taxis para llevarte a cualquier destino  con tarifas consensuadas entre  el chofer y el pasajero.  Instalaciones modernas con brillantes pisos, sanitarios  limpios y desodorizados ATENDIDOS por  amable personal. Ambiente musical con melodías para relajar el ambiente y hacer grata la estancia de los pasajeros.  Modernos cafetines y luncherias donde desayunarse.  Comparé ese terminal con el de Mérida y  me dije para mis adentros: Si Lester sigue de Alcalde en Mérida , posiblemente tendremos uno igual.

Durante el trayecto hacia Los Haticos, lugar donde pernoctaría una noche pude notar que un Tren atravesaba la ciudad y nos informó el chofer que ese era el “MICRO TREN”, pues  la oposición chavista  apenas había podido construir unos pocos metros y  hace poco casi lo pierden pues unos vagones  estuvieron a punto de caer al vacío porque se le fueron los frenos. (Recuerde el lector que en Maracaibo manda un gobierno capitalista y la oposición son los chavistas.  Durante todo el recorrido pudimos notar que en todas las calles habían muchas bolsas negras llenas de algo, que pensamos era basura.  El chofer nos  explicó que los marabinos  celebraban su progreso  capitalista dándole gracias  a la Chinita  por haber producido  muchos desperdicios y que estaban haciendo una ofrenda al cielo para agradecerlo, ya que un pueblo que produce basura es porque han tenido el privilegio divino de consumir mercancías.  A mí que no se  nada de economía  me convenció el argumento: “Pueblo que no produce basura, no consume  y por tanto está pasando hambre”.   Durante los tres días  que pasé en Maracaibo aumentaron los grandes montones de basura en todas las calles de la ciudad y nadie se atrevió a recogerla.   

El dueño de casa nos llevó el diario PANORAMA, el de mayor circulación y  que el día anterior había sacado una edición especial por haber cumplido 79 años de existencia.  La edición aniversaria se había agotado y no pude verla, así que me puse a revisar la del día 2 de Diciembre. Fue ese diario quien me enseñó como está de avanzado el capitalismo  en Maracaibo: de 56 páginas que tiene el Diario PANORAMA, 34 páginas  (o sea el 61%) estaban llenas  de publicidad comercial, 28 de ellas con publicidad a full color.  La publicidad comercial para  incentivar el consumo de mercancías y la producción de basura, son los dos mas significativos indicadores del progreso capitalista en el mundo de hoy.

En la noche, la familia  que  nos alojó nos llevó a comer patacones (plátanos verdes aplastados fritos) en uno de esos lugares donde  van los marabinos a cenar y a tertuliar. Había bastante brisa y debo confesar que durante todo el día no sentí ni una pizca de calor, debe ser por que la casa donde estábamos tiene  encendido todo el día tres aparatos de aire acondicionado y no salíamos de los cuartos.  Exagerados como siempre,  nos sirvieron una ración  individual de patacón por solo Bs. 45, con el cual comimos mi compañera y yo y todavía sobró. El tipo de comida que sirven en las calles y la cantidad de establecimientos de McDonalds en la ciudad nos ayudó a comprender el porque los marabinos se ven tan bien alimentados, compitiendo con los mexicanos en cuanto a peso y volumen corporal.
Esa maravillosa noche que  pasamos en El Hatico, ubicado en un Sector llamado El Progreso pude degustar un  litro de exquisito wisky 12 años,  importado de  las Islas vecinas, que por  apenas Bs. 270 consiguió  nuestro anfitrión para compartir tan grato encuentro.    

Al día siguiente nos mudamos a la casa de otra familia en La Limpia, cerca de La Curva, lugares muy emblemáticos y populares.  Allí también vivimos muy bellas experiencias que a continuación contaremos.  Todas las casas están adornadas en su frente por inmensas bolsas negras de basura que  comienzan a competir  con los adornos navideños que ya comienzan a instalar profusamente los marabinos en sus hogares.  Parece que hay una sana competencia por colocar el mayor volumen de basura en las aceras, pues eso da prestigio y significa que han gastado bastante cobres para obtenerla.  

Para demostrarnos los sistemas de seguridad personal y de la propiedad privada nos llevaron a observar algunos mecanismos de protección contra la indeseable delincuencia promovida por la oposición chavista.  Las tiendas o bodegas de la comunidad no permiten que los clientes toquen la mercancía,  para evitar la contaminación de los alimentos que allí expenden, por lo tanto han colocados rejas  que impiden el acceso a los locales y mantienen la penumbra dentro de ellos para evitar que posibles delincuentes sepan  cuanta mercancía hay adentro.  En los estacionamientos al aire libre de los edificios han colocados rejas que cubren a los vehículos por todos lados y en las puertas grandes candados, osea doble protección.

En la casa donde estuvimos alojados el 99 por ciento de sus miembros son antichavistas, sólo hay una voz disidente que no se atreve a abrir la boca, pues inmediatamente es acallada su voz que se convierte en susurros.  Todos trabajan para el gobierno, tienen negocios propios  o gozan de dos o tres pensiones y jubilaciones.  Todos tienen Blackberrys y toman wisky importado.  Todos viajan a Estados Unidos y a Europa cuando quieren.  Todos  los hijos estudiaron o estudian en colegios privados.  Todos consumen productos de MERCAL.  Todos están de acuerdo que con los adecos Pablo Pérez y Eveling Trejo se vive mejor y que si el país quiere progresar como ellos, tiene que salir de Chávez.  

El Domingo en la mañana nos trasladamos  en lujosos vehículos de los años 70  al Terminal de Pasajeros y  tratamos de comprar los pasajes  en taquilla para regresar a Mérida y resultó una misión  imposible, tuvimos que pagar el doble y sólo hasta El Vigía. Amablemente nos informaron que los ancianos de tercera edad no podían gozar del medio pasaje, pues en El Capitalismo los Subsidios no existían y que todos los clientes deben pagar igual tarifa.  

Como les dije al inicio de esta crónica: ¡¡¡Antichavistas del mundo uníos¡¡ y escojan a Maracaibo  como el lugar perfecto para vivir. No pierdan esta oportunidad de salir de sus penalidades a las cuales les está haciendo sufrir el reeeegimen de Chávez.

juanveroes64@hotmail.com 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3317 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: