Auditórium

La derrota en Anzoátegui

“La ironía es una tristeza que no puede llorar y sonríe”


Jacinto Benavente

“Todos los aduladores son mercenarios, y todos los hombres de bajo espíritu son aduladores”. En la recta final del proceso electoral del 26-S. la propaganda psuvista, estuvo centrada en el liderazgo de Hugo Chávez, El objetivo trazado era la “demolición” de las fuerzas opositoras a la Asamblea Nacional. En la revolución bolivariana cobraba fuerza la tesis según el cual la oposición de lograr unas curules en la Asamblea Nacional, pondría en peligro la estructura donde se asienta la revolución bolivariana. No compartía este criterio, por lo contrario pienso que la presencia opositora en la AN, le inyectará una dinámica revolucionaria al actual proceso bolivariano que desde el periodo 2005/2010, la mantienen prácticamente con un ACV legislativo, utilizando consignas sin alientos, convirtiéndose en el refugio de focas, aduladores y mediocres parlamentarios, siendo en la praxis parlamentaria unos discapacitados políticos. Lenin decía: “Sin teoría revolucionaria; no hay practica revolucionaria”. El debate ahora será si el proceso bolivariano continuará bajo una verdadera óptica revolucionaria. Este proyecto revolucionario adolece de una conciencia de clase revolucionaria reflejada en la exclusión o marginalización de la clase obrera, la cual esta desmovilizada, y enfrentada al gobierno en mucho lugares de la República Bolivariana, siendo sustituida por mercenarios tarifados (el aberrante caso del mercenario contratado, haciendo unos pronósticos en una canal de TV de El Tigre, el pasado 23/09/2010, donde daba ganador al psuv, en el circuito 1, cobrando la módica suma de 12.000 Bs.F, por esta brujería electorera), los cuales ha sustituido a los intelectuales, campesinos y estudiantes, y lo que es más grave aún, por malandros que trabajaban como activistas, junto a las mercenaria ratas del albañal, o sea la escoria social de la sociedad venezolana. Las mafias sindicaleras sustituyeron a los sindicatos, y El PSUV como partido no funciona en Anzoátegui, como quedó demostrado en la visita del Presidente Chávez el pasado 21 de agosto a San Tomé, en la inauguración de una fabrica de tubos estructurados para construir viviendas, el presidente se dio cuenta que no había pueblo en esa gira preguntando: “donde esta la gente que no la veo”. Y la aplastante derrota en todos los circuitos el pasado 26-S. El pueblo revolucionario lo tenían para llenar los espacios de las movilizaciones del PSUV. Está comprobado históricamente que sin obreros, y sin pueblo se logre el triunfo de una revolución socialista, y que sea exitosa. La falta de una verdadera conciencia de clase revolucionaria alimenta los continuos errores cometidos en estos once años del gobierno bolivariano, por lo tanto, una revolución que en plena campaña electoral pisoteó a sus intelectuales, y a sus dirigentes con formación difícilmente podía tener éxito, considero de un carácter obligatorio señalar estas aberraciones ahora, a tener que señalarlo después, para cuando haga metástasis. Estas criticas pueden molestar a los “Tarek’s” de la revolución en Anzoátegui, pero tengo que expresarlas para estar en paz con mi conciencia, por que sé con conocimiento de causa que en este estado la procesión de la derrota anda por dentro Sr. Presidente Hugo Chávez. Soy un revolucionario probado, y lo seguiré siendo después del 26-S, que nadie se llame a engaño, con mis posiciones. Personalmente rechazo a quienes son “revolucionarios” por la conveniencia de atornillarse en el poder. Se que vienen tiempos muy difíciles, y no me extrañaría el ver a más de un beato y beata de la revolución, cambiarse de bando sin el más mínimo rubor. Hoy más que nunca, por que se que de conversos esto esta lleno hasta los Tequeteques. Ojalá, y (“Dios quiera que no, el que yo este equivocado en esta apreciación”). Pero los deseos, de la nomenklatura de esta entidad federal de verme en la acera de enfrente no prosperarán, así como no pudieron ganar con los marruñecos mercenarios aduladores, en el circuito número 1 el 26-S. La improvisación en el arte de gobernar en este estado está a la orden del día, cuando la irreverencia de un “Líder” inmaduro impuso a unos conversos como candidatos en un momento inoportuno. Cada día eran mayores las contradicciones en esa pasada recta final electoral parlamentaria. Sin teoría revolucionaria jamás se establecerá una real práctica revolucionaria, y sobre todo con los ‘ornitorrincos revolucionarios’ que impusieron unos candidatos bacalaos a la AN, dejando a la mayoría de la militancia indefensa antes las fieras de la oposición. Es así como esta dirigencia es la primera responsable del ascenso de los opositores a la AN. En Anzoátegui mientras se acercaba el 26-S, la situación es tornaba muy preocupante porque mucho ‘lidercito con pie de barro’ se creía que el fin justifica los medios, individualizando las estrategias del poder. Intentando eliminar en forma obstinada al adversario interno por encima de cualquier circunstancia, era un gravísimo error aun cuando se tenía en cuenta de los sacrificios necesarios, esta tendencia es de un corte fascista. Las revoluciones no necesitan de las inmolaciones. En esta hora aciaga muchos se ven las caras; pero jamás los corazones. Les advierto a más de un ‘aventurero’ que más vivo que muerto, nos seguiremos viendo post 26-S. ¡Ahí te dejo esa pelusa José Mapuey!

Percasita11@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3079 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a108981.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO