Mérida abrió la Campaña en Ejido

¡No es por los asambleístas. Es por Chávez!

Hola, queridos camaradas y amigos escuálidos. Ayer, con gran alegría y llenos de amor patrio, asistimos a la apertura de campaña rumbo a la encrucijada del 26 de Septiembre. Desde tempranas horas de la tarde nos dimos cita en El Paseo del Estudiante, frente a la sede Principal del Instituto Tecnológico de Ejido y al lado del Geriátrico Ricardo Sergent. La idea era arrancar desde allí en una mini marcha alegre para encontrarnos con quienes venían desde la Estación Principal del Trolebús de Mérida, liderados por la figura de nuestro Gobernador revolucionario Marcos Díaz Orellana. Nosotros, apostados en el Paseo del Estudiante, esperamos a nuestro alcalde Pedro Álvarez. Les confieso que nada mas reconfortante que ver caras de amigos de la Universidad de Los Andes, de compañeros colegas de la Zona Educativa, de Estudiantes revolucionarios de nuestro Instituto, de camaradas ya graduados en las diferentes carreras que ofrecemos en el IUTE, de viejos compañeros de lucha en aquellos años de estudiante "cabeza caliente" de la Escuela de Letras de la Ilustre Universidad, y compartir ideas y conocimientos. Salimos pues por la Avenida Fernández Peña, gritando consignas y "mostrándole" a quienes nos observaban asombrados (por el gentío que agrupamos) que Ejido está presente a la hora de defender lo logrado en estos 11 años de "lucha" de nuestro comandante Chávez por llevarle al pueblo la "mayor suma de felicidad pósible". Cruzamos en la calle que que sale al enlace hacia la Avenida Centenario y en  la intercección con la Avenida Bolivar (frente a Sofitasa) nos unimos a la marcha del Gobernador Marcos Díaz. Tomamos esa calle. desde la Avenida Centenario hasta la Avenida Bolivar, y allí nuestros candidatos a la Asamblea insistieron en lo importante de esta elección del 26 de Septiembre.

Yo creo que no se trata de una elección más para elegir nuestros representantes ante el órgano encargado, entre otras cosas, de generar las Leyes del pueblo. No. se trata de elegir a quienes defenderán y lucharán por "cerrar el paso" a quienes pretenden llegar hasta allí para desbaratar (legalmente) lo que nuestro Chávez ha logrado: Misiones, CDIs, CATs, Convenios con Naciones extranjeras (especialmente los convenios con Cuba, Irán, Bolivia, Argentina, Bielorrusia, los países africanos, e inclusive, Brasil),  nuevas Universidades, y lo que mas me temo, es que iniciarían un juicio amañado, inventado, falso, en contra de nuestro líder. Ellos ya lo han dicho; ellos no dejarán de pensar en "colgar" a Chávez y "fusilar" a todos quienes hemos colaborado con este proceso. Ellos no se cansan de repetir que "las violaciones a los derechos humanos" no prescriben y que "tarde o temprano" la Ley "caerá" sobre el presidente, creando y reforzando la mundialmente famosa matriz de opinión de que Chávez es una DICTADOR y un TOTALITARIO, ASESINO, y que Corte Penal Internacional debe juzgarlo. Creo seriamente que ya hay equipos de abogados "instruyendo" un expediente voluminoso con pruebas sacadas de la computadora de Reyes,  achacándole cualquier muerte, culpándolo de cualquier cosa,  para llevar algún día a nuestro presidente al cadalzo. En el área educativa me temo que desbaratarían el Reglamento de Ingreso de los Profesores, acabarían con la exoneración de una materia en los intensivos, y derogarían la Ley Orgánica de Educación.

No es pues una simple elección de Asambleístas. Es una elección vital para la continuación de nuestra revolución y la vida del Comandante. Nos llovió un poquito, pero nos mantuvimos firmes. La hora ha llegado


Patria Socialista o Muerte.

villegas_41@hotmail.com


(*) Prof. Guerrillero Comunicacional.

Ejido-Mérida.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1994 veces.



Oswaldo A, Abarca (*)

Profesor de la Universidad Politécnica Territorial de Mérida

 oswaldoabarcam@gmail.com

Visite el perfil de Oswaldo Abarca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Abarca

Oswaldo Abarca

Más artículos de este autor