¡Qué tronco de convocante!

Pildoritas 175 (año 02)

¿Será que al oposiciónismo que aquí nos calamos, porque no hay de otra, no le da pena tener que mandar cada vez que planifican una movilización en contra del gobierno, esta vez contra le LOE, a un delincuente convicto y confeso como el “cabeza de motor”?.

Definitivamente es inconcebible que los jefes de los partidos, aun siendo caciques sin indios, o generales sin tropa, se dejen convocar por esa clase de sujetos que con la sola expresión de su rostro, espanta a cualquiera, tal vez razón por la cual las marchas son cada día más pobres, en asistencia y en contundencia, frías y lúgubres que más bien parecen una de esas que caminan hacia el cementerio a acompañar a alguien a su cristina sepultura.

Y los flamantes y regordetas líderes (¿?) estudiantiles, ejemplo de mediocridad, evasores del debate y generadores de violencia, ¿Cómo es que se calan de líder de movilización a tan repugnante personaje?; es acaso que en lo que aquí llaman oposición, que no es otra cosa que un arroz con mango, no hay alguien que tenga algún grado de credibilidad, de carisma y que esté exento de prontuarios?.

¿Será que nadie se le quiere medir como este individuo, a tener que saborear de cerca el fracaso que se puede observar cada vez más acentuado, en las marchitas a que nos tiene acostumbrados?.

Es un dilema que habría que estudiar con un equipo multidisciplinario de profesionales del comportamiento humano, pero que hipotéticamente podría enmarcar a este líder ( ¿?) en una categoría de masoquismo de la política seguido por un grupúsculo de similares, a quienes les encanta salir a derrochar odio, rabia, insultos y deseos de salir de Chávez, sin darse por enterados que cada palabra que vomitan, cada consigna que lanzan, cada mentira que pregonan lo que hace es convencernos más de que hay Chávez para largo y Revolución para siempre.

Que tal que en las filas de los apóstoles hubiese habido un “cabeza de motor”, lo menos que tendríamos sería Iglesia, porque con tipejos como éste hasta los demonios se espantan.-

¿SERÁ QUE MUCHOS VAN A COMENZAR A PERDER LA FE?

Tenía que ser en RCTV y en Globoterror donde, en una demostración más de analfabetismo político, sin ni siquiera analizar las consecuencias, salieron echando babaza por su boca contra una niña, quien con la mayor claridad y demostrando una madurez que muchos adultos tal vez le envidian, expresó su opinión sobre la Ley Orgánica de Educación en el acto de su promulgación.

No se les ocurrió que esa inteligente jovencita estuviese allí con consentimiento de sus padres, no lo pensaron dos veces para compararla con un irracional (animal), al decir que había sido “amaestrada”, porque tal vez ni saben que a quienes se amaestra es a los animales, son tan poca cosa que no les importó someter al escarnio público a una menor y que cualquier loco disociado, así como sucedió con “carapita” por lo que dijo uno de los plumíferos de “Buenas Noches”, pudiese atentar contra la integridad física de esta niña.

Son tan poca cosa que las neuronas que les quedan en el hemisferio cerebral en el que se asientan los sentimientos de odio no los dejan pensar y por ello escupen lo que escupen desde sus plataformas mediáticas, sin importarles el daño que le hacen a las personas e instituciones.

Entonces es cuando uno y muchos nos preguntamos: ¿Es que esta plaga tiene inmunidad, como la que van a tener los militares y mercenarios gringos que se van a establecer en las bases de Colombia, que podrán hasta violar a alguien de manera impune?; ¿Es que para estos sujetos como el tal Carreño que debería llamarse más bien “carroña” o el Miguel Ángel Rodríguez, que aquí trató de hampón al Presidente y no le sucedió nada, o el “Teochoro” que junto al payaso Claudio se metió con la hija del Comandante y para ellos no hubo ley?

La LOPNA no puede ser letra muerta, hay una denuncia formal y aunque no la hubiese la Fiscalía debería actuar por noticia criminis. o es que solo hay Ley para los chavistas como el caso de Lina o del joven de Ávila TV a quien acusan de agredir, a unos actores políticos que por ser periodistas pareciera que fuesen venezolanos de primera, que pueden delinquir impunemente, matar, robar, calumniar, extorsionar, vilipendiar, destrozar honras y hacer lo que les venga en gana y son intocables, porque si se les mira feo se les está violando la libertad de expresión.

Aquí se hace necesario sentar un precedente, ésta es la oportunidad, el tal Carreño ya cometió delito cuando logró que casi asesinen a “carapita” y sigue tan campante, ahora reincide en el caso de la menor Rosa Leonett, si de nuevo hay impunidad, habrá muchos que podrían comenzar a perder la fe,.

yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1518 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: