"Yo tengo un lanzacohetes matero"

Se ve espectacular en mi jardín al lado de las magnolias y los tulipanes, con su camuflaje verde oliva que se entremezcla al follaje fresco recomendado por el arquitecto de los sueños en su programa matutino, al referirse al “Feng shui” y sus virtudes. Este vistoso artefacto con el pasar del tiempo, se ha envuelto mágicamente con una enredadera tapizada de rugosos hongos que llama mucho a la atención a los visitantes propios y extraños, que admirados contemplan a través de la cerca de mi casita, situada a pocos kilómetros de la frontera colombiana.

Sentí mucha indignación al escuchar a Mr. Uribe Vélez, recomendar la destrucción de estos dispositivos obsoletos de fabricación militar del siglo pasado, ignorando totalmente la utilización post morten de esta chatarrita desechable, por parte de algunos lugareños que aprovechando su cilíndrica apariencia son usados como formaletas para pisos de pozos sépticos, para llenar sacos de café y azúcar, como materos o simplemente curiosos elementos decorativos en cualquier espacio pequeño.

Ha debido documentarse mas el aprendiz de gringo santandereano, antes de hacer semejante alharaca internacional, de que ese cilindro desechable es recolectado comúnmente por los recogelatas y chatarreros de su País, los cuales se venden por pocos pesos y cuya actividad se verá incrementada al decidir el señor, sustituir las importaciones y exportaciones de alimentos venezolanos por importaciones de equipos bélicos estadounidenses y exportación de violencia a granel para sus hermanos.

Mr. Vélez anda por varios países justificando lo injustificable, demostrar a sus vecinos que las 7 bases de EE.UU. son inofensivas como tropas de Boy Scout y para lograr su hazaña lleva consigo algunas fotos y diapositivas de arsenal pequeño como ametralladoras, fusiles, granadas, radiotransmisores, etc. con algunos remiendos con tirro y celofán, tales como las evidencias llevadas al presidente Chávez, para demostrar complicidad venezolana en su guerra maldita.

Magistral fue la clase militar que se disparó el comandante y en un tris echó por tierra absurdos argumentos esgrimidos por el gringo cachaco, en su programado acercamiento, tan meticulosamente calculado para dar el zarpazo final, digno del mejor actor Holliwoodense con sombrero blanco y ala corta, camisita hawaiana, pero inglés de segundo nivel en el CEVAZ.

Gracias a Dios que todos los colombianos no son de esa calaña, porque mis suegros fueron unos amores.

Mientras tanto, si ven un AT4 disparado, se lo compro de inmediato, pero lo quiero sin remiendos en su espoleta como los dos que se quedó Uribe.

Patria, Socialismo o Muerte…..Venceremos

eliasmar@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1270 veces.



Elias Martinez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor