Moral y Luces y la Explosión del Poder Popular

El engranaje de los motores que está implementando el proceso revolucionario es prioritario y fundamental para el logro del objetivo final: Construir una sociedad en la que las riquezas que producen nuestra nación lleguen a la mayor cantidad de compatriotas posibles, es decir la Sociedad Socialista del Siglo XXI. Por ello considero pertinente hacer algunas acotaciones acerca de la comunión que debe existir entre el tercer motor: MORAL Y LUCES y el quinto motor: LA EXPLOSIÓN DEL PODER POPULAR.

La necesidad de mancomunar esfuerzos, acción pregonada por nuestro líder: Hugo Chávez Frías, está basada en la imperativa acción solidaria del pueblo para con el gobierno y del gobierno para con el pueblo en el entendido que la formación de los hombres y mujeres de Venezuela debe estar consustanciada con la ética, la moral y la probidad de las autoridades que gobiernan la patria. En ese orden de ideas tenemos la obligación de señalar que se hace una necesidad inaplazable la profundización de los conocimientos de la realidad que vive hoy en día nuestro proceso, como el entendimiento de la historia que nos da el derecho a entender y aseverar que este es el momento político más dinámico e importante de la historia patria en los últimos cien años, por lo menos. Hablar de Moral, ya lo hemos dicho en artículo anterior, es hablar de principios de dignidad, de honradez y de lealtad. Hablar de Luces es ir en la búsqueda de los conocimientos requeridos para incorporarnos en forma activa y efectiva al desarrollo definitivo de este hermoso proceso que compartimos en la patria de Bolívar y que muchas otras naciones comparten.

La explosión del poder popular tiene que ser monitoreada, en el mejor sentido de la palabra, para que no se pervierta la intención y no se caiga en el vacío en que han caído las diferentes formas de organización popular en el pasado reciente. Para nosotros es de primer orden el entender que los consejos comunales tienen que ser estructuras nacidas del propio seno del pueblo, inspirada en el conocimiento real que se tenga de cada persona, de cada habitante, de cada aspirante a ocupar un cargo de representación en esos organismos de participación activa y protagónica, consagrada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y en la Ley de Los Consejos Comunales, para de esa manera evitar que quienes conformen las directivas de los mismos sean personas de reconocida trayectoria vecinal, formación en el conocimiento de la realidad y fundamentalmente con principios éticos, morales y de honestidad para el manejo de recursos y situaciones que se puedan presentar en un momento determinado.

No se puede entender la Explosión del Poder Popular como una manera de que algunos dirigentes políticos, alcaldes, concejales, gobernadores o diputados e inclusos empresarios, ejerzan sus influencias para el control de los Consejos Comunales, base fundamental del nuevo poder del pueblo. Debemos estar precavidos para evitar que la contaminación y la impureza, que la intención premeditada e interesada de parte de algunos sectores de la vida pública puedan tomar como elementos de su propiedad y manejos a los consejos comunales.

Bueno es señalar que las decisiones de los Consejos Comunales no corresponden única y exclusivamente a la directiva, por el contrario, los integrantes de la misma deben estar supeditados a la realización de Asambleas Comunitarias, en las que debe participar la mayoría de los habitantes del sector, a los fines de que las directrices sean del manejo de cada integrante de la población y puedan los mismos defender las acciones a tomar como propias de la comunidad y no como enunciado de un determinado sector de la misma. Ello implica como prioridad para los que decimos estar con el proceso revolucionario, que vive Venezuela, el deber que tenemos de dedicar nuestros esfuerzos a la constitución de los Consejos Comunales de una manera clara y cristalina que marque la pauta de que el poder popular reside realmente en el pueblo y no en un grupo que impone sus criterios al resto de la población.

HAGAMOS DE MORAL Y LUCES EL INSTRUMENTO PRIMORDIAL PARA CONSOLIDAR LA EXPLOSIÓN DEL PODER POPULAR.

culigonzalez@gmail.com
culigonzalez@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7912 veces.



César González “El Culí”


Visite el perfil de César González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /poderpopular/a31439.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO