En la formación popular está la clave

En la sede de la gobernación del estado Lara se está llevando a cabo una experiencia de formación del Poder Popular, a través de la transformación de lo que durante la gestión de Henry Falcón se llamó Escuela de Gerencia de Lara y que ahora, en manos de la gobernadora Carmen Meléndez, se llama ESCUELA DE FORMACIÓN DE GESTIÓN DE GOBIERNO Y EL PODER POPULAR y donde hasta hace un año apenas se planificaba la violencia terrorista y las guarimbas de Lara, hoy se forman educadores populares de varias parroquias de Barquisimeto y Palavecino, para luego dispersarse en toda la geografía larense en diversos programas de formación popular para robustecer la conciencia de un pueblo empeñado en educarse y seguir el legado de Hugo Chávez. Esto, con el apoyo entusiasta de un colectivo de docentes liberadores del cual formamos parte en algo que consideramos trascendental en nuestro proceso bolivariano: la formación integral del pueblo.

Una revolución se hace con una vanguardia clara en los objetivos de la misma, con un liderazgo colectivo cohesionado, con una fuerza armada efectiva y con un pueblo educado, formado que no ceda a las tentaciones y a las confusiones que en tiempos difíciles, generan las clases dominantes para perpetuar su dominación. Todo ello es lo que da lugar a la unión cívico-militar que es clave para la defensa del proceso revolucionario.

Por ello el Comandante Hugo Chávez siempre insistía en el tema de la formación de nuestro pueblo. Los "Aló Presidente", las cadenas de radio y televisión, las alocuciones especiales, sus discursos ante la Asamblea Nacional, sus exposiciones ante la Asamblea Nacional Constituyente, sus artículos en "Las líneas de Chávez", "El Libro Azul", El Plan de la Patria, sus discursos en campaña electorales, en actos de graduación de Misión Robinson, Ribas, Sucre, todo ello significa un enorme esfuerzo de educación popular para dejar su inmenso legado en este aspecto vital para lograr una revolución. Ello es fundamental para elevar el nivel de conciencia del pueblo venezolano

El comandante Chávez, fue un gran visionario y un gran maestro. Se dedicó de corazón a trabajar por el desarrollo y bienestar social de la Patria venezolana. Cada palabra, cada reflexión sirvió para que el pueblo entendiera que no debemos dejarle toda la responsabilidad al estado y que debemos ser corresponsables. Criticar y exigir si no damos lo mejor que podamos como ciudadanos. Como dice la Constitución de 1999, el pueblo debe ser depositario de la soberanía y a ella se deben los poderes públicos.

Es imposible salir adelante y concretar una transición exitosa hacia el Socialismo sin un pueblo educado, que entienda e internalice los valores de la revolución, de inclusión, equidad, transformación, de garantizar la justicia social y formar para eso también. De allí que se debe asumir enteramente ese compromiso moral de formar ciudadanos que sean cónsonos con los valores de la revolución, o como decía José Martí: "ser cultos para ser libres".

En tal sentido, debe entenderse la formación popular como un sistema en el cual se engranen los contenidos de los análisis estructurales y coyunturales que permitan desentrañar las madejas de la confusión que usa la sociedad capitalista para envolver, confundir y bloquear a la población y dominarla como siempre lo ha hecho.

Las instituciones educativas deben ser transformadas para no seguir reproduciendo desde ellas el modelo capitalista y más aún, las nuevas instituciones; escuelas y liceos bolivarianos y las universidades creadas en los últimos años (pertenecientes a ARBOL o Asociación de Universidades Bolivarianas) también deben adecuarse al Plan de la patria y a los motores de desarrollo de la nación. Si persistimos en carreras y programas de formación tradicionales no estamos haciendo nada.

Para ello debemos hacer uso de las múltiples facetas que brindan los autores que han reflexionado desde la teoría y la práctica en lo que son los procesos de formación teórico-políticos. Por ejemplo, hacer uso de esa gran plataforma de pensamiento que es Hugo Chávez, pero también Bolívar y sus documentos fundamentales como el Manifiesto de Cartagena, la Carta de Jamaica, el Manifiesto de Carúpano, el Discurso de Angostura y por supuesto, la monumental obra de Paulo Friere quien, sólo para citar una frase nos dice en la pedagogía del oprimido que: "La pedagogía del oprimido, como pedagogía humanista y liberadora tendrá, pues, dos momentos distintos aunque interrelacionados. El primero, en el cual los oprimidos van desvelando el mundo de la opresión y se van comprometiendo, en la praxis, con su transformación, y, el segundo, en que, una vez transformada la realidad opresora, esta pedagogía deja de ser del oprimido y pasa a ser la pedagogía de los hombres en proceso de permanente liberación".

Todo esto nos permite entonces reforzar la idea prístina de Chávez de que sin la formación no se puede hacer liberación ni revolución. Y esto resulta mucho más elocuente en las circunstancias duras y difíciles por los que atraviesa el pueblo venezolano en estos últimos cinco años cuando la burguesía nacional y sus aliados internacionales han atacado el proceso chavista con todas las armas disponibles, pero se han encontrado con un pueblo en formación al que hay que seguir apoyando con políticas sociales y económicas inclusivas, con educación liberadora y también con ejemplos de la dirigencia revolucionaria, que pasan por alejarse de las perversiones y desviaciones en que sectores puntuales han incurrido y pueden generar decepción popular.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 855 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /poderpopular/a273029.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO