Exigencia de Kléber y Chávez con el golpe de timón

Nuestro comandante Hugo Chávez se alimentó de fuentes ideológicas para abonar el planteamiento de la nueva geometría del poder no sólo de Simón Rodríguez, en Sociedades Americanas con la idea Robinsoniana de la toparquía, que no lo desarrollaremos acá, pero sí lo haremos en cuanto a los aportes de un hombre que dentro de sus escritos encontramos valiosas ideas, pero que no han sido popularizadas, se trata del insigne revolucionario merideño Kléber Ramírez Rojas, quien en su juventud fue miembro del partido comunista, más tarde miembro del FLN y de las FALN,  fundador de Ruptura y del PRV, incansable luchador por la transformación radical de la realidad venezolana y teórico del movimiento que desembocó en el 4 – F de 1992, autor de dos obras de contenido socio-político e ideológico siendo; Venezuela: La IV República (o la total transformación del Estado),  allí planteó como tesis la demolición del Estado Gomecista, donde gobiernos y partidos políticos, estaban arrodillados a intereses foráneos capitalistas y a  espaldas del pueblo, donde se practicaba la democracia representativa, y el estado era utilizado como instrumento para las élites, asegurando así los privilegios de la clase dominante, esta obra fue publicada en 1991 y la; Historia Documental del 4 de Febrero,  publicada en 1998, año de su siembra, allí  se recogen programas, comunicados, decretos, cartas, declaraciones de prensa, correspondencias, entre otros documentos, como contribución al debate político-ideológico desarrollado durante el año de 1992.

El aporte de Kléber Ramírez al movimiento popular fue absoluto y esencial, además es quien comienza hablar y hacer planteamientos teóricos-políticos del estado comunero, citamos de su primera obra, algunos planteamientos al respecto sobre la transformación del estado, y no meros reformismos típico de los socialdemócratas, lo cual lo alertaba, allí planteó su argumentación: “la necesidad de luchar no por reformar el Estado, sino por sustituirlo por otro distinto que garantice la conducción de la sociedad hacia nuevas dimensiones por mejores logros”,  Kléber planteaba como hombre visionario el escenario socio-político de esos cambios, al respecto expone;  “la actual sociedad venezolana ya anda en la búsqueda de nuevos derroteros, y por su desarrollo está perfectamente preparada para producir cambios profundos en nuestro Estado, los cuales revertirán en un singular empuje social para su propia reestructuración. Esta reestructuración pasará por un proceso duró, difícil, posiblemente traumático en muchos aspectos y en muchas ocasiones pero la sociedad tiene que liberarse…”, también proyectaba el proceso de la democratización política, como herramienta para la liberación, ya que el pueblo debe ser el sujeto de las transformaciones, citamos;  “El primer cambio, se trata de la democratización de la familia, la escuela y el trabajo para la nueva sociedad, es decir debemos educar a la sociedad entera para ejercer cabalmente la libertad, para la verdadera democracia, esta lucha, será la base ética para la nueva sociedad.  Es necesario politizar más la sociedad. Lo que la sociedad requiere no es que la conduzcan como borregos, sino conocer a fondo la propuesta con su justificación y finalidad. Esto requiere elevar el nivel de discusión, el nivel político e ideológico tanto de las organizaciones como de toda la sociedad”. 

Ahora bien, luego de plantear la necesidad de transformar el Estado, para ello  democratizando-politizando al pueblo, para que este sea el sujeto y actor de dichos cambios, revelaba; “El nuevo Estado debe dirigir el desarrollo de la democracia de abajo a arriba, comenzando por hacer que todas las comunidades se hagan responsables de su propia gestión, eligiendo ellas mismas sus autoridades administrativas, elaborando y jerarquizando sus planes autogestionarios, en fin desarrollando todo su potencial de responsabilidad”. Como podemos ver siguen presentes, vivos, e ineludibles los aportes de nuestro camarada Kléber Ramírez,  por último queremos resaltar la estrategia general que planteaba como guía para la acción de la sociedad venezolana que hoy sigue siendo tema de debate por su verdadera transformación y así construir la verdadera soberanía e independencia, lo planteaba como perentorio;  “la decisión de producir alimentos, producir ciencia y tecnología y producir dignidad”, para lo cual expresaba su fundamento en estos tres aspectos estratégicos; 1.- Producir Alimentos “Desde SunTsu hasta nuestros días todos los estados responsables con sus naciones, hicieron siempre un análisis del estado de sus despensas para eliminar la vulnerabilidad frente al ataque o ante la defensa de posiciones”,  2.- Producir Ciencia y Tecnología, aquí nos decía “más que ninguna otra, sugiere un comportamiento entre nuestros Estados Latinoamericanos, de sincera integración en todos los planos posibles, de acuerdo a nuestras necesidades, y no según conveniencia de los países desarrollados. Nuestros deseos son darle felicidad a nuestros pueblos”, y terminaba diciendo “sin independencia científica y tecnológica viviremos una ilusión”, en cuanto a la última estrategia planteada por Kléber, 3.- Producir Dignidad, nos argumentaba, “ninguna de las anteriores políticas podrían desarrollarse a cabalidad o llenar su cometido estratégico deseado, si las conductas empleadas para su implantación no se basan en principios democráticos y en mucha dignidad” – “Un Estado que rija sus acciones apoyándose en el principio de la dignidad, levantará respeto y admiración de las demás naciones; obtendrá la solidaridad activa y el apoyo entusiasta de su pueblo y porque los recursos con que cuenta, se verían triplicados en su rendimiento al no ser desviados hacia otros propósitos subalternos o corruptos, lo cual producirá inmediatamente resultados positivos en el orden social, económico y espiritual. La base de la dignidad descansa sobre la veracidad, la identificación con la problemática del país y la responsabilidad asumida por cada una de las conductas y ejecutorias desarrolladas”.

Con Kléber Ramírez nos congregamos a lo que una vez dijo - ¡Marchemos pues, a la conquista del horizonte! – “No podemos tener miedo al futuro porque siempre se está a tiempo cuando hacemos conciencia del inmenso reto que tenemos por delante y aceptamos nuestra cita con el destino”.

Sólo el pueblo salva al pueblo, Comuna o Nada…

Ahora más que nunca con Chávez por Siempre…

 

*Comunero

nestorhred@gmail.com

cienciascomunales@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1403 veces.



Néstor Hugo Angulo


Visite el perfil de Néstor Hugo Angulo Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Néstor Hugo Angulo Araque

Néstor Hugo Angulo Araque

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /poderpopular/a206406.htmlCd0NV CAC = Y co = US