Pildoritas 214 (año VII)

Dos opiniones de actualidad

1.-Este domingo el partido de la Revolución nuevamente dio una demostración de democracia, capacidad de movilización, organización, unidad y participación, todo bajo la inspiración de ese ideólogo incomparable que dejó plasmados los lineamientos necesario en el llamado libro rojo, para que su obra política, el PSUV, pueda darse el lujo de ser el partido más grande y poderoso de toda la historia republicana, garantía de estabilidad en el país y de la irreversibilidad de la Revolución, es por ello precisamente que los ataques de la derecha no cesan, es por ello que la utilización de atajos para intentar tomarse el poder han estado siempre en la agenda de la contrarrevolución,

Como siempre no faltarán quienes, como en múltiples oportunidades anteriores intentarán minimizar el inocultable éxito que la jornada del 23N representa como lección de democracia no sólo en el país sino a nivel de todas las democracias del mundo, en las que habría que ver hasta donde podrían replicarse experiencias como ésta.

Los resultados: la elección de un grupo de líderes con una legitimidad absoluta porque surgieron de la voluntad de electores que voluntariamente acudieron al llamado para su escogencia, por ello se puede afirmar que las garantías de nuevas victorias se consolidan, pues una organización como el PSUV, además de tener como objetivo la organización social y ser la base popular del gobierno, es por fuerza, también la maquinaria capaz de ganar, cada vez mas espacios que permitan lograr el objetivo sublime, de darle mejores condiciones de vida a todos los venezolanos que lo requieran y por ende la mayor suma de felicidad.

Enhorabuena para quienes hicieron posible que uno de los legados más preciados del comandante eterno, en una etapa más de sus estrategias, haya cristalizado, también para quienes sentimos la satisfacción del deber cumplido, al haber acudido disciplinadamente a sufragar y felicidades para los escogidos que jamás podrán caer en el error de defraudar al colectivo que les eligió.-

2.-Este lunes 24 de noviembre, por fin pude presenciar, en vivo y directo, aquí en la capital del Táchira. a través de los medios, cómo en aplicación de la Ley, la funcionaria encargada de la ahora denominada Sundee, en compañía del Gobernador, procedía a supervisar un galpón en el que se acaparaba gran cantidad de lentes (más de 25 mil), equipos e insumos de tal magnitud que bien podían alcanzar, según expertos para montar cuatro consultorios oftalmológicos con full dotación, pero además del acaparamiento se pudieron detectar precios de usura hasta del trescientos por ciento y la ilegal práctica llamada centrífuga entre varias empresas del mismo dueño, que se vendían entre sí para incrementar los precios de venta, a distribuidores y como consecuencia al consumidor final.

Ahora bien lo que aquí reseño, está muy bien, es plausible, el problemas es que aquí en el Táchira eso no es frecuente, se sigue especulando terriblemente con los alimentos, los medicamentos, ropa y calzado, no se diga con cauchos y baterías y ahora en estos días en que la gente tiene como costumbre renovar la pintura de sus casas, tal costumbre como que va dejar de ser pues los insumos tiene precios inalcanzables para el común de la gente.-

Los buhoneros revendedores, siguen campantes vendiendo en la calle combos de leche y otros productos de las cesta básica a pesar del decreto y de la insistencia presidencial para que esto se acabe.-

Qué bueno sería que la Oficina que representa la Superintendencia en este Estado, haga gobierno de calle de manera permanente y proceda por ejemplo a evitar, que un caucho ring 13, 14 ó 15 de origen chino cueste 6 mil bolívares la unidad, el ecuatoriano, 4.500, que las colas para adquirir una batería sean interminables, que en estos días en que las familias buscan su tradicional estreno para sí y su hijos, se evite que un par de zapatos que apenas el año pasado costaba 700 bolívares, ahora cueste 4.900,oo y una simple blusa para dama de origen chino pase de los mil bolívares.

No se diga de las medicinas y de los repuestos de cualquier tipo y para cualquier destino, sea automotriz o no.

Lo de los lentes está muy bien, pero hay otros rubros que afectan de manera directa y cuotidiana a la mayoría de la gente, sobre todo aquella de clase media y baja que tiene que enfrentar las necesidades de su familia y comprueba que sus ingresos día por día le resultan insuficientes, porque comerciantes inescrupulosos, tienen como costumbre burlarse la le ley, con aumento de precios de la manera más descarada, porque saben que no hay quien les meta en cintura aplicándoles la Ley en todo su rigor,.

Insisto nuevamente en que es necesario que aquí la superintendencia se ponga las pilas como sucede en otros estados del país, para que los tachirenses no sigamos siendo victimas de un comercio inescrupuloso que no solamente actúa por las ansias de riqueza fácil, sino porque en su mayoría esta complotado en la guerra económica contra el proceso revolucionario,.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1279 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: