Construyamos el Ambientalismo (I)

"Buenos días honorables senadores y Presidente del Senado (Colombiano)… Mi nombre es Francisco Javier Vera Manazares. Soy líder ambiental de un movimiento que se llama GUARDIANES POR LA VIDA. Trabajamos en Cundinamarca incentivando a las personas a la consciencia ambiental… hoy yo vine en representación de mi grupo GUARDIANES POR LA VIDA, para pedirles que tomemos consciencia del daño que hemos hecho al medio ambiente. Ustedes y yo, del daño que hemos causado. Les pido que como senadores de la República sean un gobierno y senadores que legislen para la vida.

Por ejemplo en contra de las campañas (a favor) del fracking, el maltrato animal, de los plásticos de un solo uso. Estamos nosotros, que me parece injusto, como niños luchando por nuestro planeta, porque es nuestro turno y es nuestra generación quienes debemos cuidar al medio ambiente. Siendo gobiernos que legislan para la vida, debemos luchar por un planeta sostenible". (19 de diciembre de 2019)

Niño ambientalista solicitó a los congresistas "legislar para la vida"

https://www.youtube.com/watch?v=TkGJrQnLcoA

Dedicado:

A Francisco Javier Vera Manzanares, excepcional niño colombiano y a todos y todas l@s niñ@s del planeta que conscientes de su papel en la historia de la humanidad, comienzan a asumir su responsabilidad a favor de un nuevo paradigma que respete al ambiente. Vosotros sois los líderes que necesitamos. Niñ@s y jóvenes que alentados, por adultos conscientes, comienzan, desde temprana edad, a reclamar sus derechos y los de la madre Tierra. Estáis en la dirección correcta. No permitan que les compren sus consciencias. Sigan adelante. Les apoyamos.

También, se lo dedico a los adultos y jóvenes de tercera edad, quienes como yo, en mis casi 72 años, comenzamos a reconocer que hemos sido manipulados, alienados y engañados, durante años, por quienes han dirigido y usufructuado los privilegios de identificarse, defender y sostener al Capitalismo y, también, al Socialismo. ¡Sí! Así como lo lee.

El sistema Capitalista y el sistema Socialista y con ello, la mayoría de quienes los han dirigido, se han burlado de nosotr@s. Líderes Capitalistas y líderes Socialistas, conscientes o inconscientemente, tal vez, embaucados y confundidos, ell@s mism@s, han venido llevando al mundo a un punto que no sabemos, a ciencia cierta, si ya es un punto de no retorno. Hoy, los líderes políticos y los científicos se contradicen ¿Aún nos quedará tiempo para salvar la vida en el planeta o ya es irreversible?

Sean Liberales o Salvajes. Sean Utópicos o Reales. Ambos sistemas (económicos, político-militares y sociales) han construido es verdad y, a la vez, han destruido al Planeta Tierra. Cada uno a su manera.

Capital y Trabajo han irrespetado a quien les dio su origen: la Naturaleza. La Pachamama. La madre Tierra ¡De dónde venimos! y a la que debemos el nombre del Planeta.

La que nos garantiza nuestra VIDA y sobre vivencia. Frente a esa verdad, cuestionable para algun@s, está surgiendo de manera casi espontánea, cual Conspiración de Acuario y como síntesis indetenible de la confrontación entre ambos sistemas una Tercera Vía: el Ambientalismo.

Así nos lo proponemos demostrar en adelante. Desde el Táchira. Desde Venezuela. Desde América Latina. No desde Europa, Asia o los EEUU.

Dedico esta serie de artículos, además, a quienes, como yo, hemos comenzado a despertar de esta pesadilla y estamos dispuest@s a levantarnos, ofrecer disculpas de ser necesario. Y lo haremos, SIN MIEDOS NI TEMORES, pues sabemos que llegó la hora de avivar la llama de nuestra rebeldía, la irreverencia necesaria y la crítica constructiva. Para decir y hacer, junto a millones de seres humanos, como lo hicieron en otros tiempos quienes vieron en el Capitalismo y en el Comunismo, la esperanza del porvenir:

ES TIEMPO DE ATREVERSE

Por eso, aunque suene extraño, quiero comenzar con esta reflexión.

Cuando Flora Tristán, la probable hija mayor de nuestro Libertador Simón Bolívar, se atrevió a hacer un llamado desde Francia, en la Europa ilustrada de aquellos tiempos, para que todos los trabajadores del mundo se unieran, nunca se imaginó que un culto y bien informado alemán de origen judío, Carlos Marx, junto a un intelectual cuasi-capitalista, Federico Engels, irreverentes ambos, se atrevieran a anunciarle a Europa y al mundo, que un fantasma recorría su inmensa territorialidad. Era, según sus apreciaciones y su buen juicio, el espíritu del Comunismo el que venía en camino de manera irremediable e inevitable. No tengo dudas: la equivocada y limitada concepción teorica de la ciencia, el determinismo histórico dominante y el limitado andamiaje epistémico, hermenéutico, paradigmático y ontológico, predominante de la época, les permitió atreverse asegurar y predecir, sin titubeos, que el Comunismo derrotaría, sin discusión alguna, al Capitalismo. La Fuerza de Trabajo, vale decir, los proletarios se disponían entonces a derrocar al Capital y con ello a los burgueses, quienes dominaban los atrasados y pocodesarrollados procesos de producción económicos y sociales de aquellos tiempos. Mismos que les garantizaba, de manera bidireccional, tener el control político y el monopolio de la violencia, es decir, del Estado opresor. Ese que ponía de rodillas los sueños y utopías de las masas hambrientas, de los trabajadores y de los líderes políticos que pretendieran representarlos.

Flora Tristán, estoy persuadido, inteligente, irreverente y culta como lo fue su padre, Simón Bolívar, se les adelantó a Carlos Marx y a Federico Engels, muchos años antes, que ellos culminaran el "Manifiesto Comunista" - a favor de los trabajadores y del Comunismo- con aquella concisa frase que se convirtió en el lema del Comunismo de siempre:

¡PROLETARIOS DEL MUNDO UNÍOS!

Desde entonces y quizás mucho antes, como ocurrió con Flora Tristán, jóvenes libertarios, cabeza caliente, críticos, fogosos, encendidos de energía a favor de causas nobles, comprendieron que los trabajadores eran los explotados, excluidos y marginados del momento. Hoy, sigue siendo así, aunque, probablemente en menor cuantía. No lo sé.

Lo que sí es evidente es que el Planeta Tierra se nos está yendo de las manos. Lo alertan comunidades científicas. Políticos honestos y conscientes. Grupos políticos llamados verdes. Medios de Comunicación alternativos y comprometidos con la salvación del Planeta. Incluso, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y su secretario General. Hasta l@s niñ@s que tienen consciencia ambiental y ecológica, lo proclaman, SIN MIEDOS NI TEMORES, a los cuatro vientos.

Sólo quienes usufructúan los privilegios de ambos sistemas (Capitalistas y Socialistas) parecen estar enceguecidos, tienen parálisis paradigmática o ceguera situacional y se niegan a reconocerlo. Prefieren dedicar miles de millones de recursos económicos, tecnológicos y humanos a la Guerra y la Muerte en lugar de la Paz y la Vida. Como ocurre en ambos sistemas. Sea Ucrania o Afganistán. Sea Checoslovaquia o Irak. Ambos sistemas lo que hacen con las manos lo destruyen con los pies ¿Hasta cuándo?

¡AMBIENTALISTAS DEL MUNDO UNÁMONOS A FAVOR DE LA PAZ, A FELICIDAD Y LA VIDA EN EL PLANETA!

No tenemos mucho tiempo para detener esta irracionalidad a la que nos han llevado ambos sistemas: El capitalista y el socialista.

Seguramente, uno más que otro ha contribuido a este estado de cosas.

A la vez, hay que reconocerlo, ninguno de ellos, ni el capitalista ni el socialista, se escapan a la explotación inmisericorde del planeta Tierra.

El planeta Tierra ha comenzado a responder como GAIA, a su manera:

Recalentamiento, lluvia ácida, volcanes en erupción, terremotos, desertificación de inmensas zonas, tsunamis, vaguadas, deshielo y elevación del nivel del mar, huracanes, tifones, cambio climático…

¿Qué otra señal esperamos para el apocalipsis?

En el próximo artículo espero desarrollar algunos principios y orientaciones que pudieran ayudar al diseño de esta Tercera Vía.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 680 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas