Marchas verdes Odebrecht versus Marchas Verdes Barrick Gold

Los Pueblos no son tan sabios como muchas veces se les atribuye, todo lo contrario, juegan con las masas al ajedrez político sectores poderosos de la nación, cuyos intereses están siempre enmarcados en sus agendas particulares, cada quien con lo suyo, la Republica deja de serlo cuando nos dividimos y no nos ponemos de acuerdo en los temas esenciales para el desarrollo integro de nuestra sociedad. Muchos de los que hoy vociferan en las marchas verdes ¿Estarían haciéndolos si su líder, maestro y guía estuviera ocupando  la primera magistratura del Estado Dominicano?

Claro que no, esta movilización verde luce desdibujada, sin garantías a largos plazos, solo buscan objetivos políticos basados en la inmediatez y el tremendismo,  utilizando como bandera la lucha contra la corrupción ¿O es que acaso teníamos que esperar el escándalo Odebrecht para alzar esas banderas contra la impunidad? Los empresarios de la alta alcurnia quienes fungen como los socios principales de las multinacionales del oro que depredan nuestras montañas, ríos, flora, fauna y hasta a los seres humanos, estos están muy activos, y hasta descaradamente a la vanguardia de las marchas verdes, apoyándola con todas sus fuerzas, mientras la clase media respira un aire de esperanza que muy pronto se les agotara.

En Dominicana estamos cansados de que nos manipulen, aunque muchos piensan que tenemos que aprovechar la presente coyuntura, como un paso táctico de ejercicio de empoderamiento de la ciudadanía para ejercer la debida presión contra un Estado deficiente, deplorable e ineficaz. Muchos de los que hoy fungen como voceros de esas marchas verdes, con poquísimas excepciones, son tan responsables de la epidemia corrupta que azota a nuestras instituciones democráticas como los que en la actualidad le endilgan las peores prácticas corruptas.

Este es mi serio cuestionamiento al presente proceso movilizador de ciertos sectores de la vida nacional. La corrupción no apareció como un acto de magia de la presente administración del Presidente Danilo Medina Sánchez, los niveles de podredumbre que observamos en las instituciones del Estado Dominicano es una acumulación que se ha estado dando en décadas, gobiernos van y gobiernos vienen ¿O acaso olvidamos el peor escandalo no solo de corrupción sino de destrucción a la biodiversidad que la nación haya experimentado en toda su historia, me refiero a la empresa multinacional de extracción metálica la Barrick Gold?

En ese caso hubo de todo, y hay de todo, una malla corrupta arropa impunemente a esta empresa destructora de la vida en el país, desde jueces, políticos, congresistas, funcionarios del gobierno (de esta y otras administraciones), empresarios, periodistas, militares, religiosos, activistas sociales, y un largo etc. Si la Providencia Divina nos permitiera la gracia del destape de toda es inmundicia que se esconde debajo de las alfombras de todos los sectores de nuestra nación, hay si es verdad que nos quedaríamos sin cabezas visibles dirigiendo, estarían los cabecillas del Estado Dominicano con sus cabezas puestas en la guillotina listas para ser cortadas.

El tanque pensante Leonel Fernández Tavistock Funglode, decidió jugar su última carta, la del suicidio, su ponzoña venenosa intenta clavarse sobre la rana en medio del rio. Aunque se ahogue con ella, porque de todos modos Él ya está muerto. Por eso ustedes ven muy activo en las marchas verdes a personajes vinculados al “Maestro, Líder y Guía”, convirtiendo a las ya emblemáticas marchas verdes en un burdo activismo político, y digo burdo porque no es más que el cuchillo en la mano de opositores clavándolo por la espalda de aquellos que pertenecen a la misma franja política.

Los empresarios detrás de las marchas verdes, los leonelistas muy activos en las mismas por orden expresa de su líder, nunca lo veremos levantar una bandera contra el peor desastre que ha conocido la historia republicana de nuestra nación: La Barrick Gold. Deberían deslastrarse de tanta gente falsa dignos integrantes de las “marchas verdes” seres humanos excepcionales como el Dr. Ricardo Nieves, un ciudadano que ejerce la comunicación con mucha altura y apegado al interés de la Patria.

Aprovecho la ocasión para pedirle al Dr. Ricardo Nieves que proponga una marcha verde en dirección a la mina de la Barrick Gold en Zambrana Abajo de la Provincia Sánchez Ramírez, porque a muchos de los que estamos luchando contra la masacre que hace esta empresa, esta sociedad comprometida con la maldad no nos hacen caso, pero sé que a Él le harían caso y el pueblo lo seguiría, yo en primera línea.

De las marchas verdes suavizadas con el tema anticorrupción Odebrecth solo obtendremos una recomposición del poder, para seguir siendo el pueblo víctima de los mismos que nos han aplastado desde siempre. De una marcha verde que use como bandera la lucha contra la Barrick Gold, no como parte de un todo, para que se pierda en la multitud de tantos reclamos, algo tan serio para el futuro de las generaciones dominicanas, sino más bien como el estandarte principal de estas movilizaciones, saldrían pues el liderazgo genuino y autentico del pueblo dominicano, y se verían muchas caretas tiradas en el suelo revelando los verdaderos rostros de esos “Patriotas”.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1532 veces.



Rafael Guillén Beltre


Visite el perfil de Rafael Guillén Beltre para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /pachamama/a245949.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO