Manitas blancas con el alma negra

La población venezolana despertó a la política, unos con preciosos sueños y otros pocos con pesadillas. No hablar y sentir lo político en el alma es ser un poco indiferente, no estar del todo consciente de los cambios que estamos viviendo, pero otros –los de la oposición- sufriendo. Una gran parte de la población ha decido deslastrarse de las cadenas que nos ataban mientras otros insisten en romper las llaves que puedan abrir sus candados permaneciendo atados a las estructuras y los sistemas que en todos los ámbitos le han impuesto por cultura. Ese sector le llamamos Oposición o Escuálidos quienes han decidido seguir siendo colonia norteamericana, se han determinado a seguir siendo explotados y burlados.

Con toda la información y hechos que el gobierno socialista liderado por Chávez ha logrado en la nación y más allá de nuestras fronteras, uno se queda estupefacto de las actitudes de las nuevas generaciones de jóvenes que salen en contra del proceso bolivariano y en defensa de los intereses de los capitalistas y oligarquía. Acaso esos chamos y chamas que hoy se denominan –Manitos Blancas- no leyeron la historia de nuestra nación, no escucharon o estudiaron de Simon Bolívar y de Miranda, no se han enterado de todo lo que ha sucedido desde el 27 de Febrero de 1989 hasta ayer.

Donde han estado metidos esos carajitos de Papí y Mamí, en dónde han estado, en que han dedicado sus blanquísimas vidas todo este tiempo de convulsión, cambios y terremotos políticos. Porque en vez de levantar sus luchas en reinvidicaciones escolares y universitarias se han expuestos como carne de cañón a politiqueros que solo quieren sacrificio para tumbar a Chávez y ellos echarle el guante a las riquezas de la nación, a las reservas, al petróleo como en los viejos tiempos y que por la vía electoral no lo han podido lograr ante el rechazo contundente de gran parte de la población venezolana y que han tratado de hacerlo por la vía inconstitucional y violenta.

A ellos no les importa un bledo al pueblo de a pie, solo quieren el poder, están molestos porque sus ganancias a través de la especulación, el soborno, el chantaje y tantas artimañas de siempre han mermado. Saben que solo los sostiene el imperio norteamericano financiándoles la desestabilización, el presunto golpe que quieren dar, los medios de comunicación y la especulación comercial.

Andan desesperados porque cada vez mas el sistema socialista y humanista los acorrala, no pueden aceptar que parte de las divisas se estén invirtiendo en las clases mas desposeídas del país en educación, salud, vivienda, trabajo, economía empresarial y tanto. No saben que hacer al ver tanto dinero en las reservas económicas de la nación y ellos no puedan disfrutar de ellas. No entienden como es posible que tanto dinero se este gastando en la –Chusma- que tanto desprecian, no duermen de solo pensar que también se este ayudando a pueblos hermanos en situación de pobreza cuando ellos nunca levantaron la voz cuando se llevaban nuestro petróleo a precios bajos o saqueaban las arcas de la nación.

Nos quieren boicotear nuestros sueños, quieren acabar con toda esperanza, buscan destruirlo todo solo porque se creen los capacitados para administrar los bienes de la nación cuando demostraron desde 1952 –para no ir tan lejos- que traicionaron al pueblo- lo desbancaron, lo hundieron y no dejaron obra alguna de relevancia, por lo menos Pérez Jiménez de construcciones y estructuras, mientras esos sirvenguenzas impusieron fue estructuras mentales de dominación. Esas estructuras de dominación que ahora los futuros profesionales de este país defienden.

El que los viejos políticos de AD y Copei con todos sus derivados luchen por lo suyo que no les pertenece lo entiendo, pero que salgan jóvenes con un método de violencia y un doble discurso que a nadie convence me da pena. Ni siquiera yo a esa edad era tan gafo. Es una lastima ver desde ya los móviles políticos de ese grupo de –Manitas Blancas- para el futuro político de esta nación, ya uno sabe con que contamos para dentro de 8 años, porque no hay futuro para ellos en una sociedad que se crece en socialismo, que madura, que se organiza, que asume sus errores y festeja sus logros.

Manitas Blancas se hacen denominar, pero lo que demuestran son almas negras de ignorancia, de mentira, de frustración y de vicios. Dañan estaciones de metro, hieren a policías, son cobardes y huyen ante la razón de jóvenes como ellos pero que abrazan el futuro bolivariano, solo viven frustrados porque ya sus padres no los sacan a viajar semanalmente a Miami, escupen odio y lo peor, no entiende ni porque carajo están saliendo a protestar.


Juliocesar1221@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1264 veces.



Julio Cesar Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a94620.htmlCd0NV CAC = Y co = US