Oposicionismo irresponsable lleva a jóvenes universitarios a huelga de hambre

El oposicionismo al Gobierno Bolivariano no ha pegado una en los diez años que Chávez lleva en la Presidencia. Primero trataron métodos convencionales, la operación fue encabezada por Michelena en un bando y Alfredo Peña en otro. No lograron su objetivo. Chávez designó a sus ministros de manera bastante independiente, privaron las presiones de los grupos en su entorno. Seguido se tiraron el paro sabotaje donde los principales perdedores fueron los empleados engañados de PDVSA. Después trataron con el golpe de Estado. El cuento del 11 y 12 de abril es bastante conocido. Claro está que todavía hay algunos asuntos oscuros, pero eso no viene al caso en este momento. Luego intentaron el juego de la deslegitimación negándose a participar en las elecciones de diputados para la Asamblea Nacional. Así han ido agotando recursos políticos, han ido quemando gente por el camino, han usado todos los posibles nombres para las organizaciones, etc. En fin, no han dado con el medio que les permita alcanzar su fin salir de Chávez.

En ese afán, no cesan en sus intentos. Recientemente nos hemos enterado que los planes de magnicidio no eran un invento del Gobierno Bolivariano gracias a una periódico estadounidense. Lo cual nos revela que el oposicionismo no descarta ningún medio. En estos días han recurrido a una medida extrema, la huelga de hambre. Con esta acción los líderes del oposicionismo, no sólo muestran su desespero, sino que se evidencia como irresponsable. La huelga de hambre es una medida extrema, un último recurso, en la que se pone en riesgo la vida de aquellos que la asumen. Dada su gravedad, la huelga de hambre tiene que tener objetivos muy claros y maneras de evaluar el avance en su logro.

En las pocas noticias que he leído y oído sobre el asunto de la huelga se evidencia la falta de objetivos claros. Se plantan frente a la delegación de la OEA para exigirle a ese organismo que envíe a nuestro país a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. ¿Ignoran lo manifestantes que la OEA no tiene esa atribución? No lo se. Lo que si se es que la decena de expertos en relaciones internacionales de toda calaña que desfilan por los estudios de radio y televisión y escriben densos ensayos sobre la materia si lo saben. Esa comisión sólo puede venir al país si el Gobierno Nacional lo autoriza. Entonces uno se pregunta, ¿por qué protestan frente a la OEA? Pasan los días y van agregando peticiones, piden la libertad de los presos “políticos”, el arreglo de las calles, mejoras en los servicios de salud, el derecho a la huelga, etc., etc. Todos los días aparece un nuevo estudiante planteando una nueva exigencia. Por cierto, ese último punto es auto-destructivo. Se hace una huelga para reclamar el derecho a huelga, se hace una huelga para demostrale al mundo que aquí no hay libertada para hacer huelgas.

Una comparsa de rectores y rectoras se presentó ante los medios de comunicación para mostrar su apoyo a los estudiantes. Los rectores y rectoras auparon a los estudiantes en huelga, en lugar de alertarle sobre el peligro que corren y de la necesidad de aclarar sus objetivos si deciden mantener la misma. Con esta acción se busca crear la idea de que la sociedad toda apoya a los estudiantes en huelga. A diario los principales presentadores de los canales de televisión y de emisoras de radio al servicio del plan desestablizador manifiestan su apoyo personal a los estudiantes en huelga de hambre y nos hacen creer que ese apoyo crece exponencialmente a diario entre la población. En esa campaña se olvidan de los objetivos y la huelga en si misma se convierte en la protagonista. En otras palabras, lo importante es la huelga no lo que se quiere lograr con ella.

Es evidente entonces que tal huelga es parte de un plan de guerra psicológica dirigido a crear un ambiente de intranquilidad que resulte favorable a la desestabilización. Lo cual llevaría a la salida de Chávez de la presidencia de la república. Los dirigentes de la oposición actúan de manera irresponsable al llevar a ese grupo de jóvenes a la huelga de hambre. Incluso un pequeño grupo en el oriente del país se está cociendo puntos de sutura en la boca de manera progresiva. Algo que habíamos visto sólo entre grupos de presos, los cuales optaban de manera desesperada por esa medida. En el caso de los estudiantes, reitero, se trata de una gran irresponsabilidad. Estoy seguro que los dirigentes del oposicionismo no le han explicado a los estudiantes acerca de la verdaderas consecuencias para su salud de una huelga de hambre. Lo cual se explicaría porque realmente quieren que uno de ellos muera para luego achacarle esa muerte a Chávez. Ya lo dijo en la radio uno de los embajadores del oposicionismo. Es sumamente lamentable que ante su incompetencia, los líderes del oposicionismo recurran al sacrificio de la vida de un estudiante. La historia nos muestra que no les importan los trabajadores que embarcaron en la aventura del paro sabotaje; los niños, niñas y la población civil en general al someterla a un sufrimiento masivo durante el paro sabotaje; los civiles que llevaron a engañados a Miraflores el 11 de abril; y sus propios aliados a quienes abandonan en el camino, por ejemplo, ya no defienden a Peña, se olvidaron de Baduell y no recuerdan a Lapi y otros líderes en el auto-exilio. Si un estudiante fallece en esta huelga de hambre será la responsabilidad de los líderes del oposicionismo quienes los han aupado en esa riesgosa aventura.


julio_mosquera@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1747 veces.



Julio Mosquera


Visite el perfil de Julio Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a87498.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO