Me inhabilitaron y ahora me botó la oposición por marchar y, para allá ni loco

Buenas: yo otra vez -¿puedo marchar?- claro siga la ruta

Siempre he sido marchista, marchante y marchón y, nada ni nadie en su sano juicio me va a venir a quitar mis pretensiones de llevar adelante las banderas que la Constitución me da para agudizar mi voluntad democrática de ir en primera fila, defendiendo con mi voz el placer de gritar a todo pulmón: las calles son del pueblo y al pueblo se respeta y, los que consideren que ofendo me están coartando la libertad de mantener a fuego y sangre el camino que otros a verbo y gracia cultivaron para que nosotros nos desplacemos de un lugar a otro, colmado de buenas intenciones a disfrutar el deleite de sentirse un líder embraguetado por su pueblo para izar la leal consigna del haber robado ayer, robar mañana y seguir robando que, para eso desde la antigüedad viene el uso del poder dentro del Estado omnipotente. Es decir: coge y deja coger que para todos hay y, esa variable da fuerza para mantener condiciones de calle que, respalde nuestros incentivos “el que más levadura pone más infla el pan”.

Jamás he conspirado, porque eso de conspirar es bien fregado y si lo descubren a uno queda mal visto, en cambio marchar es aire acondicionado del bueno y uno se siente prepotente, repotenciado, avispado, esperando que el Ministro diga hasta dónde se llega para comenzar a soltar las consignas y darle duro al pito de la alteración escuálida que se lleva con todo el esmero en el espacio exterior y se le hace sonar a gran revolución que sale del alma hasta que estalla el berrinche. El que no ha marchado no sabe de lo que se pierde, es como hacer el amor con la vista. O sino, fíjense en Pompeyo Márquez que, perdió la dentadura y el juicio marchando en contra de los gringos y, años después está rozagante de pudor juvenil con acné incluido por marchar en repudio al régimen.

Y el día que nos confisquen el derecho de marchar y en definitiva se la lleven para Cuba, entonces sí: adiós luz que te apagaste, por eso es que cada día hay que hacerlo mejor con más ideas e intervenciones relámpagos que mantengan la originalidad del venezolano de trasquilar las avenidas con su espíritu de vanguardia que lleve adelante lo nuestro, lo que nos pertenece como conquista ancestral de atracción del mismo pueblo que, patea y patea y, hay que mantener al día: “con mis mentiras no se metan” que ese es un don de la oposición sacado del cuarto infierno de la IV-R y, entre más la sembremos más astutos seremos y, más idiotas adictos tendremos.

Soy de los que posee en su récord personal 379 horas de recorrido a pie de marcha en marcha y, 21 horas a trote, siempre de día, porque de noche es fastidioso, no da apetito marchista y, se pierde el paso con que se arrima el calor de ir uno tras de otro en algo lánguido de emoción que no trepa las amígdalas de las neuronas de los más duchos.

Cuando –decimos- que no hay libertad es que nos la han congelado y, andamos en el camino correcto y, en ese picar adelante hemos sumado para que la opinión internacional esté con nosotros al tenerla en el bolsillo de la comprensión y, eso al Gobierno y a sus medios pollos les duele –dígalo ahí espoletica Ramos Allup con su diatriba altísona que magulle con el eco direccional de su voz los predios de la sumisión en que ha caído la oposición en manos de Antonio OEA Ledezma, pero eso no importa si en el camino se emparejan las cargas.

Compañeros no sean descuidados y, no dejen para mañana lo que pueden hacer hoy, marche a conciencia que en la marcha está la vida de la República y, la República en fin de cuentas son los líderes de la oposición que no tienen rabo de paja –que va- y cansados están de tanto esperar para gobernar el coroto desde arriba, el más importante que les dé el bienestar que exige su formación política de la lucha de nunca acabar. ¿Epa Antonio Ledezma, porqué confrontamos? Dame la razón final para que un comodín como tú tenga pretensiones presidenciales. ¿Aspiras Toñito y, con qué y, para qué?, si en la Alcaldía Metropolitana has demostrado que eres un incompetente con tu actitud de galán temerario que no ejercitas tus funciones, por lo menos para el grupo de gente que te eligió y, no para pasear que por allí como un mismísimo cristofué imitando a CAP con premura.

A los que estén interesados, les informo que alquilo: pitos, gorras, trabucos, pajaritos preñados, franelas y demás enseres propicios y fecundos para una excelente marcha sin altibajos negativos y, les regalo esta modesta consigna sin mucho frenesí: “Chávez solamente hasta el 2021 no más” para distraer a los cuerpos de seguridad del Estado. ¿Se atreven? O sino pónganse a bailar guaralé.

¡Buenas: yo otra vez!


estebanrr2008@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1057 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a85967.htmlCd0NV CAC = Y co = US