Los enemigos internos…

Hay cosas, que en verdad nos hacen dudar de algunos funcionarios y vemos con preocupación como muchas de sus acciones son realizadas para perjudicar al mismo gobierno y no como soluciones de problemas, muchos de los cuales ya deberían estar superados.

Dólar paralelo…

Después que se dijo y hasta se prohibió hablar de el, con una ley, hoy vemos con tristeza que hay altos funcionarios preocupados por la cotización del dólar paralelo, y buscando soluciones ¿?.

Negarlo fue y es un estupidez (Ya lo he comentado yo muchas veces anteriormente), todo control de cambio tiene un sistema de comercialización de divisas paralelo. Y es algo natural ya que es la salida lógica para aquellos casos, donde no se puede adquirir la divisa por medio regular. En nuestro país no podía ser de otra forma.

Cadivi a ahogado sistemáticamente a los entes productivos del país limitando y retardando en medio de un mar de burocracia la entrega de divisas al cambio oficial, por todo concepto, no hay ningún sector que se salve de esto. Es absurdo que sectores primarios de la producción agrícola estén periódicamente reunidos con Cadivi para solicitar dólares oficiales y estamos hablando del agro de la principal bandera de nuestra revolución. Cadivi ya sea por ignorancia o por oscura decisión, le ha dado la espalda a las leyes naturales del comercio internacional, es absurdo que se imponga plazos de 45, 90 y 120 días para entregar divisas posterior a la entrega de un cierre de operaciones ante Cadivi, por favor, el comercio internacional no se rigue así, hay reglas y leyes que rige desde muchísimos, un proveedor de origen pone una factura a X tiempo y espera que se pague en ese tiempo y es lo lógico lo sano y la razonable no podemos pagar la factura comercial cuando a un oscuro funcionario de Cadivi o del BCV le de la gana, eso esta reñido con la logica y va directamente contra la revolución.

Y será que no nos da pena, ver las misiones internacionales de empresarios, especialmente de países aliados como Brasil y Argentina llegar al país para solicitar el pago de la deuda pendiente y eso es con nuestros amigos ¡ Por favor ¡.

La Cámara de Comercio de Brasil a colocado a Venezuela como país de riesgo para sus importaciones y muchos bancos no aceptan operaciones de crédito sin un seguro o fianza.

Y es que Venezuela se ha convertido en un mal pagador, así de simple.

Mientras tanto nuestros funcionarios burócratas siguen manejando cifras que no dicen nada, llenándose la boca de supuestos controles que en realidad han ahogado la producción del país y han acorralado al gobierno hasta llevarlos a ser el más grande importador.

Y que ha pasado….

Muchos empresarios de esos que creen en Venezuela y que no quieren irse del país han recurrido al terrible dólar paralelo, lo cual ha llevado a la inflación galopante que tenemos. Y es que cada día más y más empresas tiran de lado el nudo de burocracia necesaria para poder disponer de divisas oficiales y caen en las manos de la especulación cambiaria.

El terrible final de todo este cuento es que el pueblo paga cada día más caro las cosas……

¿Somos un país productivo?

NO ni de vaina, ni siquiera estamos en vías de serlo, mientras no le demos amplia entrada a insumos básicos y necesarios para la producción, seguiremos tratando de inventar la rueda.

Y es que lamentablemente en muchas oportunidades nuestro comandante no es asesorado adecuadamente y sobre todo por la persona exacta…

En el último Halo Presidente, lo vi pidiendo a sus ministros y colaboradores que tomaran nota….

Fue ese un llamado del sup-conciente para que le paren bola, para que sigan el mismo ritmo de el y que sobre todo tengan el mismo grado de compromiso con el pueblo que el, o es que acaso no es esa la base de la revolución EL PUEBLO.

Yo siento que a veces nuestro presidente esta solo, que le dan sabana para que corra en pos de ideales, sueños y vivencias, pero que el campo no es tal, la sabana no es tal, pues la realidad es un potero con limites específicos…..

Muchas veces las acciones de estos burócratas son los primeros pasos para el clima del golpe, ese malestar que crece y crece abonado por lo mediático y por las acciones de grupos políticos en las zonas marginales, sembrando la duda, la confusión y generando desconfianza hacia el proceso revolucionario.



¿Qué no?



Este fin de semana en San Pablito, en Caricuao el locutor Luis Chataing, compartió con la comunidad y juramento 50 integrantes de radio bemba, para difundir que ¿? Son 50 compatriotas que estarn todos los días hablando mal del gobierno, envenenando a la gente con las cosas que no están hechas. Y uno se pregunta, que puede aportar este señor que presenta un monologo en todo el país a grupos previligiados, donde se burla reiteradamente por hora y media del presidente y del pueblo….

En días pasados KiKo Bautista hizo algo parecido en el Cementerio……

Nos están infiltrando poco a poco y el PSUV, haciendo reuniones políticas y enchinchorado, hablando y hablando paja…….

Será que nuevamente en esto también el comandante tendrá que tomar la batuta, por la ineficacia de los dirigentes.

Estos bichos no son niños de pecho, son elementos peligrosos son elementos de desastibilizacion, estan dirigidos a sembrar la duda contra el proceso. Nosotros los viejos revolucionarios conocemos a Chataing y Bautismas, son enemigos a muerte de nuestro presidente y de nuestro pueblo, son conocidas las constantes y reiteradas (Diarias) burlas en sus programas hacia nuestro pueblo y líder del proceso su constante y reiterada siembra de mentiras mediáticas solo para confundir y llevar a la duda.

Lamentablemente para cumplir su propósito cuentas con la ayuda de una burocracia que hunde los procesos revolucionarios….

Ojo, no podemos descuidarnos ni un momento, la revolución hoy más que nunca esta en peligro.


robertoperez57@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1664 veces.



Roberto Pérez


Visite el perfil de Roberto Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Pérez

Roberto Pérez

Más artículos de este autor