Es contigo Ledezma… no me engañas más

¡Qué decepción, Ledezma suspendió la huelga de hambre!
¿Cómo es posible que toñito me eche semejante vaina?
A mí, que juraba por esta cruz, que ése si era un cuatriboliao; que si
alguien estaba dispuesto a entregar su vida por la democracia y los
derechos de los humildes, ese era Ledezma. ¡Nojoda! se rajó tan rápido
como el enano aquel que llamaban Carmona.

¿Pa’ que coño sirve una huelga de hambre, si se va a suspender cuando al
huelguista le de hambre?
Hubiese apostado un brazo a que mi líder estaba decidido triunfar o a
morir en el intento. Pero no, “suspendió la huelga de hambre por
recomendaciones médicas”

¡Que recomendaciones médicas, ni que ocho cuartos! Todo el mundo sabe que
después del tercer día de ayuna, los médicos van a recetar una reina
pepiada o un churrasco. ¿Pa’ que carajo iniciamos una huelga de ese tipo,
si la vamos a interrumpir cuando los médicos nos digan que no comer es
peligroso?

Esas son las vainas que me arrechan de nuestros líderes. Nos ponen a
soñar con mariqueras, para luego darnos un cipotazo y dejarnos como
pajarito en grama.
¡Por Dios y mi madre que no me engañan más! Ya me jodieron con el
Globopotazo, pues no sé a donde fueron a parar los cobres y ahora me
hacen soñar con infringirle aunque sea una pequeña derrota al dictador
ese de Sabaneta; pera terminar al final diciendo: es que si no come se
puede enfermar… ¡nojoda!
No digo hasta el 2021… hasta el 3000 va a llegar el hombre si contamos
con pajúos como toñito para sacarlo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1566 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor