De un Ateneo Elitesco a una Universidad para las artes

Pildoritas 94 (año 02)

El excremento que el señor (¿?) Alejo Felipe vomitó por su hocico en un mini acto de apoyo a los Oligarcas que durante décadas usufructuaron la estructura en que funcionaba el Ateneo de Caracas, para una elite de gente, de esa que contiene la respiración cuando pasa cerca de un pobre, de la misma que se emperifolla para salir a mostrar sus zapatos, su gorra, lentes y demás adminículos de marca en las micro marchas, que cada vez menos concurridas realizan, por las calles de Caracas contra el Gobierno, para repotenciar su odio y rabia, esa misma que quedó de muerte lenta desde la gloriosa jornada del pueblo y su Fuerza Armada que el 13 de abril del 2002 rescato el hilo constitucional; esa ensalada putrefacta que salio de la garganta de ese sujeto, porque cerebro demostró no tener, en cualquier parte del mundo, a estas alturas lo tendría a buen resguardo tras las rejas.

Esas porquerías insultantes contra la majestad del Presidente son un delito, pero aquí ya como que es una costumbre de esta gentuza, que lo único que logra es que se confirme la bajeza de sus procederes y una prueba en vivo y directo de cómo en este país existe una libertad de expresión tal, que no hay otro sobre la tierra que pueda mostrar conductas de quienes viven chillando por una supuesta represión y conculcación de derechos que no existe, pero que inventan porque solo tienen argumentos y pruebas en la cloaca que tienen como cerebro.-

Ahora el edificio donde funcionaba el Ateneo va a abrirse a todas las clases sociales, ya no va a ser para que una supuesta fundación, se lucre con espectáculos prohibitivos para los pobres, como sucedía en el Teresa Carreño, antes de la llegada de la revolución, donde si acaso un pobre podía pasar por el frente y mirar su fachada pero hasta ahí; ahora esas instalaciones van a tener un aprovechamiento en función de las mayorías y sobre todo de aquellos amantes y praticantes de las artes que quieran profesionalizarse y obtener un título universitario, ese numeroso sector que formaba parte de los excluidos de siempre ha visto llegar por fin su cuota de petróleo y con toda seguridad se va a sumar a quienes por convencimiento, vemos en el socialismo la única alternativa, frente a un capitalismo como el que se instaló en esas estructuras que hasta ahora ocupaba el Ateneo y que era una muestra más, de lo que no debe ser en una sociedad como la que queremos conformar en esta nueva época.-

POR SUS ACTOS………..

¿Qué será lo que comen, beben, fuman, inhalan o se inyectan los líderes (¿?) de la oposición que aquí tenemos, que cada vez que lanza una matriz de opinión no miden, que por partir de falsos supuestos, más temprano que tarde se les cae y entonces quedan como unos perfectos mentirosos y su credibilidad sigue en caída, libre cada vez a profundidades imprevisibles?

Si tiembla, se cae un helicóptero con saldo trágico, llueve, se reduce el presupuesto por las medidas anticrisis y ello incluye a las universidades cuyas autoridades no aguantan una auditoria por un estudiante de contaduría del primer año de carrera, se vence un comodato que entregó a una familia un edificio para que fuese subutilizado, se rebosa una quebrada, etc., etc., e inmediatamente corren con esos insumos a sus laboratorios de guerra sucia, a ver cómo montan la olla que les pueda beneficiar y de esa manera intentar afectar la figura del Comandante; pero resulta que como malos “químicos” de esos laboratorios de guerra sucia olvidan una variable muy importante que es que parten de ingredientes falsos, de falsas hipótesis y entonces lo que sale de allí es como un mortero de los que se utilizan en navidad que se eleva pero no explota, porque se vana o como un relámpago que no produce trueno y menos rayo, y hasta ahí llegó el ruido, es decir lo que ellos pretenden sea una verdad, muy pronto se convierte en mentira y en un especie de bumerang que regresa y les aplasta la cara y lo que es peor les hace más cuesta arriba recuperar una credibilidad que jamás recuperarán, porque además sus actos son tan elementalmente insignificantes, bochornosos e irreales que bien les cabe aquello de que : “por sus actos les conoceréis”

yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1803 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas