Carla Angola literalmente se desnudó ante su pueblo el viernes antesala al carnaval

Nos contó que lloró la noche del 15 de febrero...

Nos confesó en un momento de debilidad, que ella tiene su corazón y no pudo contener las lágrimas al ver a su pueblo noble desbordado esa noche en Miraflores, rindiéndole tributo a su líder Hugo Chávez.

Ese viernes en Buenas Noches vencida por la fuerza de un pueblo, se rindió ante sus pies...

Con la ayuda del fatal Kiko, logró sobreponerse y tildó al comandante de mentiroso y la impetuosa necesidad de salir en busca de un líder que los libre de todo mal.

Porque según ella, nuestra gente se conforma con lo poco que tiene y no ambiciona algo mejor.........

¡¡Qué te pasa muchacha!!

Será que tus padres, te criaron con tanto esmero, que te colocaron en una burbuja de cristal y no llegaste a apreciar realidades que duelen.

¿Será que esos cordones de miseria convertidos en cerros interminables de pobrezas, los construyó Chávez?

Dónde estabas tú, cuando los atropellos de rolazos y planazos eran el pan de cada día en cada unas de las tantas protestas infinitas de ese tu mismo pueblo, querida adversaria.

Por qué razón al cortarte Kiko tu linda nota que te salió de lo más profundo, hablaste de mentiras...

Será que para ti son mentiras ese puñado de Centro de Diagnósticos, el hospital Cardiológico Infantil, los Barrio Adentro que tú enumerarás posibles fallas, sin detenerte a pensar que jamás existieron antes de Chávez.

Te diré algo querida Carla, si tuviste la suerte de que tus padres te mandaran a los mejores colegios y súper mejor universidad y te ocultaron realidades, realidades que tal vez no eran de tu interés...

Investiga muchacha, métete en Internet, que seguramente te hablarán de verdades que producen dolor del bueno, pero que a la vez enseñan...

¿Será que no conoces de la revolución del agua?

Será que no te interesó en su momento un pueblo sediento del vital líquido que llegaba en cuenta gotas (cuando llegaba), a los miles de caseríos y pueblitos lejanos y que hoy calman su sed gracias a esto que llaman revolución y que tú dices que no sirve.

¿Será que te parece un exabrupto el Metro Cable de San Agustín y el ferrocarril del Tuy?

Haz la prueba compañera, que los hechos hablarán por sí solos...

Móntate en una camionetita desde los Valles del Tuy, después de levantarte a las cuatro de la mañana, y vente para Caracas y siente la tristeza que sintió tu pueblo de perder 3 horas en la mañana y 3 más en la noche, por la decidía de 40 años.

Después en la noche, haces todo lo contrario, te marchas otra vez para el Tuy, pero esta vez en ferrocarril, para que sepas lo que siente ese pueblo y el porqué de su amor a su comandante.

Conoces la historia de miles de viejitos que le negaban su jubilación y los pocos que lo lograban les daban dos lochas y cuando se las daban.

Será que no conoces el paso gigantesco que dio nuestra revolución al respecto.

¿Qué me dices de la Medicina Integral, que ustedes gritan que no sirve?

¿Será que te parecen pistoladas el loable esfuerzo que hacen nuestro médicos del Batallón 51 al meterse en los lugares donde médicos del pasado no se atrevían a visitar?

¿Será que no sabes de la nueva Misión José Gregorio Hernández que visita a los pobres viejitos y personas incapacitadas, donde estén porque no pueden movilizarse y la revolución marcha a su encuentro?

¡¡Vente muchacha!!

Móntate en las canoas y pequeñitos peñeros de nuestros indígenas...

Tráete las cámaras del Radar del Pueblo y Grado 33 y graba el esfuerzo de esos médicos patriotas en el corazón de nuestra selva, esos mismos médicos que ustedes se encargan de desacreditar...

¡¡Deja la rutina del estudio del canal muchacha!!

Y palpa el esfuerzo de estos compatriotas tuyos, querida adversaria y después me cuentas si te quedan ganas de decir que los médicos de mi revolución no sirven.

Recuerda esas lágrimas del 15 de febrero y regresa al llanto...

¡¡Pero él de la alegría Carla!!, el mismo que sienten nuestros niños, nuestros jóvenes al igual que nuestros ancianos, cuando ven a nuestro comandante.

Que es el que sentirás, si intentas una escapada y aceptas mi consejo..........

Hablas de mentiras...

Yo te hablo de fallas que iremos corrigiendo.

Me hablas de corrupción...

Yo te hablo de un pequeño puñado de farsantes disfrazados de revolucionarios, que mas temprano que tarde terminaremos de erradicar.

Me sigues hablando de mentiras...

Yo te cuento de unos pocos que al igual que en el pasado no les interesa su pueblo.

Hablas de buscar un líder urgente para salirse de Chávez...

Yo te cuento que me alegra que reconozcas que existe un líder y no hablas como en el pasado en busca de solo “candidatos”...

Pero ten presente adversaria...

Esperamos 150 años por el comandante que tenemos ahora, que nos regalo nuestra Pacha Mama al ver nuestro sufrimiento.

¡¡Piensa muchacha!! ¡¡Razona muchacha!!

Encuentra en tu corazón... las miles de razones de ese río desbordado de venezolanos llegando a Miraflores ese 15 de febrero, que te hizo llorar.

Y comprenderás muy adentro del porque decimos: ¡NECESARIO ES VENCER!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5485 veces.



José Varela El Charrúa Latinoamericano


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Varela

José Varela

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a73196.htmlCd0NV CAC = Y co = US