Rosales: “Ya no sé qué hacer conmigo”

En exclusiva, presentamos un texto descubierto en la computadora de Jorge 40, con copia dirigida a Salvatore Mancuso. Por lo visto, de todo hay en las computadoras descubiertas por Uribush en Colombia. El texto en cuestión, hasta ahora apócrifo, a menos que la Interpol diga todo lo contrario, corresponde a un político que no fue identificado por las autoridades del vecino país. El citado documento dice textualmente lo siguiente:

“¿Qué hice o dije yo, que solo he sostenido que no hay que pedirle peras al horno, para que la gente de Primero Justicia me lance toneladas de burusas de campaña sucia con la intención de tratar de desacreditar mi gestión? Reconozco que fui errático en la pasada campaña presidencial, por eso -así me maten y me muero-, quiero ser nuevamente alcalde de Maracaibo.

Sólo oigo voces que dicen sin razón, únicamente escucho un barullo que me recuerda que yo dije en la campaña presidencial de 2006 que ‘Margarita es una isla rodeada de agua por todas partes’. No tengo ninguna culpa de que eso sea así. El culpable es el gobernador de Nueva Esparta, Morel Rodríguez, quien ha sido incapaz de construir drenajes para evitar que los margariteños vivan todo el año rodeados de agua salada, o sea sin azúcar.

Uno de los alzaditos orales que andan por ahí, es el alcalde de Baruta Henrique Capriles Radonski. Lo estoy cazando. Lo tengo en la mira, porque -sacando pecho, según su estilo- afirmó que tengo ambiciones de envejecerme en el poder en el Zulia. Véanlo a él, se presenta muy modosito en el televisor, pero se ha paseado por toda Venezuela rebuscando cargos.

Tanto ha recorrido al país, que yo califico a Capriles Radonski como la Valentina Quintero de la política nacional. Primero se lanzó, a precio de votos solidarios, como diputado por el estado Zulia sin vivir en esta región, sin haberse comido la burusita de un huevo chimbo o de una mandoca con queso palmita. Después fue alcalde de Baruta y ahora aspira a la gobernación de Miranda.

Como quien le pide peras al horno, le solicito a Capriles Radonski que deje la política y monte una agencia de turismo o produzca un programa de televisión para que lo veamos recorriendo al país a través de la pantalla y los rayos del Catatumbo, corrijo quise decir los rayos catódicos.

Para Primero Justicia, en una explicación que parece rebuscada del pensamiento de Montes Kiú, el único que busca cargos soy yo. ¡De algo tengo que vivir! ¿Quieren verme pidiendo un bolívar fuerte en los semáforos de la capital del Zulia? ¿Pretenden que viva de las burusas de mi verbo? Esto último es demasiado intelectual para mí. Por favor, pídanme otra cosa.

Lo que faltaba. Resulta que hay total descontento entre los precandidatos a las diferentes alcaldías del Sur del Lago que no fueron tomadas en cuenta por parte de mi partido Un Nuevo Tiempo. Por lo visto, quienes antes eran mis amigos hoy me han convertido en un triste altar de reproches y regaños. Quienes me han mirado en el televisor, me han dicho que estoy enñangotado.

Definitivamente, aunque no creo en cantos de ballena, hay una rebelión en la granja. Y ya no se qué hacer conmigo”.

vchavezlopez@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2855 veces.



Vidal Chávez López


Visite el perfil de Vidal Chávez López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: