Marisabel

Marisabel
El sueño terminó, se acabó el cuento de hadas, ser la mujer, la
esposa, la primera "dama" de un presidente cualquiera es fácil,
divertido, "nice". Llegar a la cúspide de las aspiraciones, para
realizar carreras de patitos y sonreír al lente como Lady Di criolla,
es muy "chévere". Pero ser la COMPAÑERA, (no solo la mujer) del máximo
líder de América Latina, del ENEMIGO PUBLICO número uno del imperio
mas sanguinario y poderoso que haya conocido la humanidad en toda su
historia es otra cosa. La reciedumbre y la fortaleza que Venezuela
te exigió superaron tus fuerzas, ni soñabas con los riesgos y
peligros a que te conduciría ser la esposa del hombre que se
enfrentaría a más de 200 años de ignominia. Eso lo comprendemos
Marisabel, aceptamos que no estabas preparada para ese importantísimo
rol que te asignó la providencia, nada mas y nada menos que la de ser
una especie de Manuela, el perfecto complemento de un gigante que se
crece en las dificultades y que no cede un milímetro ante los enemigos
jurados de Venezuela y América Latina.

Lo que no se puede entender es como te pliegas servil-mente a las
huestes de bárbaros y fascistas, que insultaron, escupieron y vejaron
la dignidad de tus hijos y la tuya misma, está bien que te hayas
apartado de ese escabroso, peligrosísimo pero hermoso camino de romper
las cadenas ancestrales de la dominación imperial.

Pero de allí a sumarte a la comparsa de delincuentes inmorales, que
prepararon a sangre fría la masacre del 2.002, para falsear una
acusación contra el Comandante de la revolución bolivariana, de
hacerte una con depravados que juraron "violar ellos mismos a la
esposa del embajador cubano", de hacer causa común con bandidos de la
talla de Estanga (dictador instantáneo) que salio a masacrar al pueblo
caraqueño, del fascineroso Carlos Ortega y de la jauría de corruptos
que "disparan primero y averiguan después", que saquearon Venezuela
por mas de cuarenta años y contratan paramilitares y sicarios para
asesinar venezolanos.

Eso no se entiende Marisabel. La dignidad, opositora señora, se
cultiva, lo emocional no debe abrir espacio a la irracionalidad, no
somos dueños ni siquiera de nuestra estupidez, cuando hemos engendrado
hijos y estamos expuestos a la sociedad debemos ser muy cuidadosos de
nuestros actos. Su familia es muy digna y también merece respeto.
Entiéndalo de una vez HUGO no es HUGO, un esposo más, un amante, un
amiguito, créalo Ud o no, ES EL HOMBRE MAS IMPORTANTE DE LA HISTORIA
DE VENEZUELA Y AMÉRICA DE LA ÚLTIMA DECADA DEL SIGLO XX Y LO QUE VA
DEL XXI.

No importa lo que Ud y sus nuevos amigotes del fascismo y los medios
lacayunos al servicio de las más viles causas, cómplices de miles de
masacres y asesinatos en todo el mundo digan, Hugo Chávez se sembró en
el corazón de Venezuela y de allí no solo sacan hipócritas, lastimeras
y teatrales poses.

El camino de la dignidad es el mismo, desde Jesús el Redentor muriendo
en manos de los inicuos, hasta las masacres de los pueblos de Irak,
Afganistán y Palestina en manos de los mismos inicuos a los que Ud
hoy sirve, movida no se sabe por cual mezquina emoción.


¡Solo El Pueblo Salva Al pueblo!

rafaelurdanet@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4044 veces.



Rafael S. Urdaneta D.


Visite el perfil de Rafael Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: