Para adorar a DIOS cualquier lugar es bueno...

Como cosa rara la conferencia episcopal venezolana vuelve por sus fueros, Monseñor Porras y su secta, hasta cuando tendremos que calarnos a estos señores, que no inspiran ningún tipo de respeto, como respetar a una secta oposicionista sin moral, que ya hace mucho tiempo atrás, se olvidaron de los pobres y de su misión en el mundo, a ellos también, se le están acabando los groceros privilegios de los cuales gozaron durante la cuarta república.

Fariseos hipócritas, ¡diría nuestro señor Jesucristo!, no se puede ser mas hipócrita y falso, que estos señores, solo quieren velar por sus propios intereses, que me disculpen los sacerdotes que hoy en día gozan de la verdadera vocación sacerdotal, y a esos pocos, los felicito, pero los grandes jerarcas de la iglesia católica en Venezuela, no se les puede respetar.

¿Sera que dentro de poco veremos las iglesias vacías?, los católicos venezolanos, creyentes y temerosos de la ley divina nos preguntamos, ¿sera casualidad que después que el cardenal Velasco a poco tiempo de haber firmado y avalado el decreto de Carmona, dejo este mundo, ¡y debe estar en el juicio final!, ahora le toco a Rosalio Castillo Lara, quien hace unos meses atrás, utilizo el púlpito para proselitismo político, mancillando la imagen de nuestra Señora de la Divina Pastora. ¡Mera casualidad! o les llegó la justicia divina.

No puedo pedir disculpas por lo que escribo, esos dos hombres con nada de santos, no merecen ningún tipo de respeto, le dieron la espalda al pueblo el 11 y 12 de Abril, poco les importo la muerte de muchos venezolanos ¡cristianos, seres humanos! que cayeron masacrados por los franco tiradores, que sabrá Dios, si estos curitas, sabían que estaban allí para matar venezolanos y venezolanas inocentes, que derramaron su sangre, y estos inescrupulosos estaban celebrando y avalando la masacre.

Con que moral nos dicen a los católicos que la reforma es MORALMENTE INACEPTABLE, linda expresión Monseñor, pero vacía, nadie cree en usted y en sus lacayos.
Si tuvieran un poco de dignidad y respeto por nuestro señor Jesucristo, se quitarían la sotana y saldrían a la calle con banderas verdes, blancas o amarillas y negro, del color que mas les guste, pero dejen las iglesias para el pobre, para el necesitado, para el humilde que busca en Dios un alivio a sus penas, a su desgracia, a su dolor, y también para agradecer al santísimo de las cosas buenas, para agradecer que hoy contamos con Hugo Chavez, que poco a poco despertó a un pueblo oprimido, esclavizado por ustedes y todos los que hoy no quieren que el pueblo humilde, el verdadero dueño de las riquezas de este país, las disfruten. Riquezas que ustedes durante años dilapidaron y gozaron, la iglesia católica, el cuarto poder, ¡decían a voz populi!, pues eso también se les acabò. Bendito sea el señor. Siempre he dicho, la justicia divina llega, tarda, pero llega, a este humilde servidor, también ha de llegarle, asumo mi responsabilidad, pero respeto a ustedes, lacayos de la riqueza y de la explotacion del pobre, NUNCA MAS, que Dios me perdone.

Preguntas para la Conferencia Episcopal Venezolana, ¿Por que tanto miedo al socialismo? ¿Es que ustedes no son Socialistas?, ¿Ustedes no creen en la igualdad, en la solidaridad, en que los pobres también tienen derecho ha gozar de las riquezas de la patria? ¿Los pobres de este país no tienen derecho a la salud, a educación, al trabajo, a la vivienda? Si ustedes no creen en eso, con mas razón deben dejar el dizfraz de sacerdotes y dedicarse a tumbar presidentes, lo único que aquí en Venezuela lo van a tener muy difícil, este pueblo además de sabio e inteligente, es luchador, valiente, dispuesto a todo y mas. Esta revolución no nos la quita nadie, ni el mismisimo Jesucristo, porque èl, esta con nosotros.

Señores de la Conferencia Episcopal, un humilde consejo... Vuelvan a estudiar el catecismo y los preceptos de la religión católica, sus verdaderas enseñanzas, el verdadero mensaje de Cristo. dejen de hacer política barata y vuelvan a darle la cara al pueblo, de lo contrario las iglesias quedaran vacías, al fin y al cabo para adorar a Dios cualquier lugar es bueno.

PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE... VENCEREMOS

molineisiun@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2244 veces.



Jesus Molina


Visite el perfil de Jesús Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: