Reconciliación y Paz

Escribo estas líneas en medio de un ominoso ataque contra el presidente Chávez, contra la Reforma Constitucional, el Pensum Educativo y la Reconversión Monetaria, etc.,etc. Los titulares de los medios de difusión mediática de estos días nos informan que el Cardenal Urosa y los Obispos de la Conferencia Episcopal elevan oraciones pidiendo la reconciliación y la paz, (Todavía guardo en la memoria la imagen nefasta del Cardenal “Zamuro Negro”). Conspiran; Buscan una guerra para que los venezolanos nos matemos; buscan un millón de muertos como sucedió en la guerra civil española, mientras ellos bendecían los cañones del ejército de Franco; quieren que los escuchen; nos quieren imponer sus condiciones. Quieren regresarnos a la época en que teníamos que alimentar a nuestros niños con Perrarina, mientras ellos recibían jugosos Cheques de manos de las Barraganas de Miraflores, etc., etc. Están manipulando a los feligreses, desinformándoles en relación a la Propuesta, y los alcances del Modelo Educativo. Y paren ustedes de echarnos cuentos.

Los sectores oposicionistas coronan toda una serie de reuniones “pacifistas”, pronunciamientos de la “Sociedad Civil’’. Convocan foros, marchas, contra-marchas, huelga de transporte, guarimbas, reuniones con el Embajador de los Estados Unidos para ver como salen de Chávez. Presentan un proyecto de Reforma; otros hablan de una nueva Asamblea Constituyente; amenazan que van a sacar los estudiantes a la calle y otras estupideces por el estilo. No es fácil decidir cuál de estos métodos es más eficaz, sí la oración piadosa, los lamentos de reconciliación o las exigencias de este saco de gatos. De todos modos, son los únicos recursos que le quedan al Oposicionismo radical, fascista y terrorista.

Cuando un campesino, un trabajador o un pobre rezan, es porque realmente anhelan la paz, aunque muy rara vez saben cómo conseguirla. Pero la “Oposición Fascista” no le pide a Dios la paz sino el mantenimiento y conservación de sus privilegios y el poder; si es posible, pacíficamente, si no, por medio de las armas. La oposición “pacifista” no se preocupa en lo más mínimo por la “paz”, sino, para lograr simpatía y apoyo para su imperialismo nacional e internacional.

La reconciliación y la paz con los oposicionistas, será, cuando le pidan perdón al pueblo por todo el daño que le han hecho, durante las cuatro décadas que gobernaron que son: exclusión, miseria, crímenes, desaparecidos, robo-saqueo; 27 de febrero de 1989 los muertos, la Peste; sabotaje económico 2000 al 2002; golpe de estado el 11 y 12 de abril 2002, secuestro del Presidente; eliminar todos los Poderes y mandar asesinar al pueblo Bolivariano; sabotaje petrolero 2002 y 2003. Reconocer la Constitución Bolivariana que el pueblo se dio. Sólo así se puede hablar de Reconciliación y Paz; tomen nota Monseñores de la iglesia Católica, y todos sus conmilitones.

El principio de ‘’democracia-social’’ o “social-imperialista” juega un rol importante en el bando opositor, le sirve a los partidos del punto-fijismo y a la Oligarquía Fascista para ocultar sus violaciones, robos, crímenes, saqueos y prepararse para otros nuevos. Sólo la pujante organización del PSUV expresa los intereses del pueblo, las ideas revolucionarias que corresponden a las necesidades del proceso superarán todos los obstáculos. Los calumniadores de oficio se estrellarán contra esta invencible realidad.

Los medios de difusión mediática fascista y sus flabistanes tarifados cumplen la función de manipular y demostrar al pueblo que la Reforma de la Constitución, es un medio para que Chávez se eternice en el poder, que nos van a quitar los hijos, que nos van a quitar la vivienda, que nos quitaran el carro, que les van a quitar… bueno; o no han leído la Propuesta, o actúan de mala fe; ellos no quieren reconocer que pueden postular sus candidatos en toda elección que se convoque. No quieren aceptar qué quien decide somos las Mayorías. Ellos entienden por libertad de prensa el derecho de ésta, o mejor dicho, su obligación de ensalzar al imperialismo; calumniar, difamar, perseguir y mandar a matar a los Chavistas todos. Este es el modelo de democracia de la oposición y su combo.

Se le tiene que imponer una detente, a ese horrible comercio de noticias que ha convertido en centros de la difamación y la mentira a los medios de comunicación, que les permite falsificar el espíritu de la Revolución. Por ahí andan engavillados periodistas palangristas de ambos sexos y opinadores de oficio, que miran sólo complacer a los alquiladores de conciencias en perjuicio de la Patria; donde exaltan con vocablos inflados la obra torcida de los oposicionistas, sin medir la responsabilidad de la alabanza ni el peso del compromiso que adquieren al servir tal monstruosidad a los venezolanos. Hay que hacer una gran laguna y llenarla de excrementos metiendo dentro a esos miserables mercenarios, que nos llenan diariamente de porquería a todos los Bolivarianos.

El oposicionismo es la expresión de la desesperación de las masas pequeño burguesas, que también arrastran consigo al abismo a parte de los venezolanos. Cómo sabemos, la desesperación surge cuando se ven cortados todos los caminos para apoderarse de nuevo del poder y los privilegios de los cuales disfrutaban.

El fracaso de los partidos del “Pacto de Punto Fijo” fue la causa para que los dirigentes de estos partidos y la “Oligarquía Fascista”, amarraran su suerte a la del “imperialismo democrático” y se transformaran en sus lacayos. El imperialismo se eleva por encima de ellos y los pone en movimiento de acuerdo a sus necesidades.

Si los Oposicionistas llegara al poder nuevamente serían para los venezolanos el peor de los tiranos totalitarios. Afortunadamente, su insignificancia es una garantía contra este peligro, cómo consecuencia de su repugnante rastrerísmo y su sangrienta vileza, están más alejados del pueblo que nunca. Tenemos que oponernos irreconciliablemente a la burguesía “golpista-fascista”, y en un solo ejército revolucionario, bajo sus banderas, unirnos todos, para lograr la paz.
No se desgañiten Monseñores de la Conferencia Episcopal. No se desgañiten señores de la Oposición Burguesa. El Pueblo masivamente Votaremos...Siii!!! La Reforma de la Constitución.

-El reto es minimizar la iniquidad social, y construir un nuevo modelo de país.

¡Somos mayoría! ¡Somos alegría!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1773 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a42522.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO