Oligarcas del mundo uníos

Ya la consigna está en la calle, la más rancia oligarquía del mundo hace coro, se juntan, se reencuentran, se abrazan en función de un solo objetivo. Tal como lo señalo el honorable Mons. Porras, “hay que hacer algo”, y en coro de inmediato todo el poder difusivo de sus medios se plegó al mismo coro ¡salvemos la sagrada oligarquía!...

Algunos camaradas se sorprenden por la casi perfecta coordinación de los “voceros”, Chávez los llama “loros del imperio”, de la oligarquía internacional, sale un mexicano por aquí, repica un Mons. en Tegucigalpa, presto como Siempre el inefable Porras, la información rebota en Globovisión y comienza la gran danza de mentiras o medias verdades convertidas por obra y gracia de los medios en “verdades absolutas” y por obra y gracia de la cúpula clerical en “Verdades divinas”.

Todo esto pasa ante los ojos de los venezolanos, la llamada “prensa libre”, libre para que?, para mentir?, se dan golpes de pecho, los altos representantes de la Conferencia Episcopal, sin inmutarse señalan que “ahora si es el fin de la libertad”, “vamos hacia una dictadura”, “el gobierno nos persigue”, “nos amedrenta” , etc. Sin ningún tipo de rubor estos señores se presentan ante centenares de venezolanos y extranjeros que a través de la pantalla observan atónitos y se imaginan que las calles de Caracas están llenas de barricadas y que unos señores de los medios, acompañados de “honorables” sacerdotes se baten en la capital de la República contra los “intrusos comunistas” que vienen a colonizarnos y a convertirnos en “Comunistas”.

Por otra parte, las jovencitas y jovencitos de la clase alta caraqueña, con sus caritas perfiladas, sus jeans ajustaditos, (los de ellas), y demás instrumentos muy acordes para demostrar sus “atributos”, cierran fila en dura batalla en el centro de la ciudad contra una valiente policía que sin inmutarse ante los escupitajos de estas señoritas, sin ningún tipo de armamento más que un escudo resisten los “embates de ideas” de estos “muchachitos” que lo menos grosero que gritan es “hijos de P…”, “policías M…”, “chavistas tierruos” , etc.

Así, de esta forma la rancia oligarquía de Venezuela y el mundo “libra” esta dura batalla por los “derechos civiles”. Sin embargo, discúlpenos la jodedera y hagamos una reflexión más seria del asunto. Los planes del imperialismo contra Venezuela son evidentes, solo el que tenga interés en ocultar la verdad no se da cuenta, o no quiere hacerlo, del tinglado de cosas que sucede alrededor del mundo contra Venezuela. Ya no solo se trata de un grupo de venezolanos que agrupados en los partidos de la derecha se aprestan a desarrollar un plan político de oposición en contra del gobierno de turno. Sabemos que dentro de la oposición existen personas que por alguna u otra razón no comparte lo que plantea Chávez y lo que viene desarrollando, no obstante, creen ellos que la batalla está en el frente electoral, lo preocupante es que la mayoría de los voceros del oposicionismo saben que la agenda electoral es cuesta arriba y no pretenden en hacer el papel de Sísifo y saben que esa piedra no podrán, tal como van las cosas, llevarla a la sima de la montaña y por ello juegan a una salida “alterna”. El problema para ellos es que esa salida “alterna” tampoco será papaya aplicarla. Esa salida “alterna” que puede consistir o bien en el golpe de estado, el magnicidio, etc. Cuenta con el respaldo de todos los centros de poder mundial que gravitan en torno al imperialismo que es como decir, toda la oligarquía mundial. Es por ello que le salen tan coordinaditas las acciones en donde se confunden Curas, Empresarios de todo tipo, policías, entre otros y los medios de difusión son la caja de resonancia de esa política.

Toda esta situación nos debe colocar en alerta, sobre todo al pueblo, todo el pueblo que tiene cifradas esperanzas en este proceso revolucionario, sin embargo, ya sabemos en que anda la oligarquía, de los que si debemos cuidarnos mucho más son de aquellos que han aprovechado y se han colocado cerca del poder. Vamos a estar claros de algo, no son todos los que están ni están todos los que son. Hay mucho por allí coleao que solo espera el momento, esos son los más peligrosos y el pueblo debe estar muy atento. Todo aquel que desempeñe algún cargo de responsabilidad popular y usted lo vea después de ser un limpio, hoy lo ve luciendo “importantes” riquezas, es un enemigo en potencia, enemigo de la revolución. Las apetencias de poder, de individualismo; la falta de solidaridad, de disposición para el trabajo social, etc. Es causal para convertirse en un enemigo de esta revolución. Hablamos de lo que plantea Chávez; son enemigos del socialismo y por lo tanto gente de cuidado. Afortunadamente este pueblo ya no se deja meter gato por liebre, la inteligencia social ha crecido bastante, no hay político tanto del sector revolucionario como de los partidos de la derecha que no sea observado muy bien por la población y esto es garantía para que cualquier locura sea desbaratada más fácilmente. Esta oligarquía tuvo su momento de gloria en el 2002, no la aprovechó, en el 2002 la confusión era mucho mayor y sobretodo se produjo desde las propias entrañas del sector revolucionario, fueron meses de trabajo, una coordinación bastante aceptable, lograron tomar las calles mientras el gobierno tanto por la infiltración interna como por el saboteo externo se petrificó y se paralizó. Hoy es distinto el escenario, hay mayor conciencia, con todo y las fallas el planteamiento del PSUV avanza, se siente que a pesar de las conspiraciones y las visiones cortas de algunos que solo se incluyeron como aspirantes a militantes con la firme determinación de “controlar” el PSUV, paulatinamente se darán el trastazo de su vida al enterarse que no podrán secuestrar el partido y es allí donde hace falta el liderazgo de Chávez y es por ello que la oligarquía aprieta las tuercas, tratan de aislar al comandante tal como lo lograron en 2002.

En todos estos planes la oligarquía permanece unida, no dan puntada sin dedal, coordinan todo, no se les escapa absolutamente nada solamente que hay un detalle se les escapa y es que solo les quedó las instituciones vacías. Los partidos triturados, Fedecamaras desprestigiado, La cúpula eclesiástica sin credibilidad, los medios hacen el ridículo cada vez que intentan montar una olla mediática, PDVSA ya no está en manos de los golpistas, las alcaldías y gobernaciones claves ya no son feudos de la oposición, ya esta oposición no es capaz de hacer una marcha o concentración que valga la pena, los sectores universitarios con esos “Niños y Niñas de papá” no van a la esquina. Imagínense si este gobierno fuera represivo y tal como ellos afirman incentivara la formación de brigadas de choque y esas cosas; ustedes creen que esos muchachitos y muchachitas aguantarían un zafarrancho de ese tipo. Claro que no y ellos lo saben y pero hay detrás de todo esto el llamado plan de “mecha lenta” y detrás de esos inocentes muchachas y muchachos están quienes pretenden con una chispa incendiar la pradera, tras bambalinas están los conspiradores de siempre, los ideólogos de siempre que hay una revolución que pretenda crear mejores condiciones de vida para los pueblos, esos ideólogos están en EE.UU., pertenecen al imperio, les paga el imperio y con Venezuela se están jugando no solo un país sino un sub-continente, es por ello que la mejor consigna que les encaja es ¡OLIGARCAS DEL MUNDO UNIOS!

latojeda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1638 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor