Renuncia popular y voluntaria

Quien no puede lo que quiere,

quiera lo que puede, pues locura es

querer lo que no se puede: considérese

pues, como prudente al hombre que no

pone su voluntad en aquello que no puede.

Leonardo da Vinci

 

La renuncia de más de un centenar de militantes de voluntad popular, da la ligera impresión de haber leído entre líneas el poema (LA RENUNCIA) de Andrés Eloy Blanco y de repente se consiguieron con esa partecita algo jocosa: "como el perro que apaga sus amorosos bríos cuando hay un perro grande que le enseña los dientes". Estas escenas todavía las vemos en cualquier calle, por desesperados y ansiosos grupos de perros en disputa por un momento de placer sexual, para finalmente sucumbir ante el más decidido. El que enfrentar los retos en la reyerta por la hembra, y no siempre triunfa el más poderoso.

Los arrepentidos renunciantes del impopular movimiento parecen no verle ¡el queso a la tostada! y entre miradas emprendieron, como dice Andrés Eloy en su poesía ¡El viaje de regreso del sueño! y no precisamente frustrados por la partida de un amor. Parece que tomaron esa decisión al ver las andanzas del fugitivo Leopoldo López, quien en cada mirada enseña y no son precisamente dientes de ajos. Muy recargado de odio para ofrecerse a los centros de operaciones del imperialismo, como una auténtica marioneta pensando solamente en la entrega del país por un puñado de dólares.

Todas las organizaciones que, han surgido últimamente respaldadas por el gobierno de los Estados Unidos, la mayoría se han desbocado por acabar con el proyecto bolivariano, como una verdadera perrería, y no precisamente por una aventura amorosa. De las guarimbas, casi nadie habla y fueron los militantes de VOLUNTAD POPULAR, los principales protagonistas con el general platanero Leopoldo López, al comando, quienes convirtieron importantes zonas de la gran Caracas, en verdaderos campos de batalla, hasta llegar a la más deshumanizada actitud de convertir en una antorcha humana a un humilde trabajador.

Llama poderosamente la atención, en medio de la frustración de este grupo de militantes al presentar sus argumentos, algunos muy valederos, pero, todos relacionados con la organización y la manera de manejarse VOLUNTAD POPULAR. Pero en ningún momento tocan al responsable directo de más de un centenar de muertos y heridos: Leopoldo López, el mismo, que, apenas se instaló cómodamente en España huyendo de la justicia venezolana fue recibido, como un héroe, y ahora al ver el poco interés despertado por el nuevo gobernante estadounidense Joe Biden, se ha convertido en la punta de lanza del criminal gobierno de Iván Duque. La renuncia deja el camino abierto para hacer un interrogatorio, pensando en bien del país, y con la esperanza cifrada de verlos apartados del criminal bloqueo impuesto por el gobierno estadounidense.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 873 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: