La Tecla Fértil

Legitimación democrática con vetos en el Cono Sur

El Perú y Argentina son las frutas deseadas de América del Norte y los ingleses, árabes, afganos sirios e iraníes, japones y extranjeros. Que en un proceso migratorio no deseado han venido estableciéndose en Venezuela con tránsito a estos dos Estados de nuestro Cono del Sur. Estos conglomerados signan en estas sociedades un gran movimiento emergente para configurar industrias, que empiezan a convivir con sectores tradicionales agro- exportadores. Es el nuevo proceso de luchas sociales que empiezan a mover los ejes de acción hacia las ciudades y, tienen en los sujetos urbanos- industriales un avivamiento al lado de los obreros, que son sus principales movilizadores.

La nueva izquierda infringió a la militancia argentina hacía un muro, porque Alberto Fernández no guardo silencio en el caso del gobierno bolivariano de Venezuela bajo la guía de su presidente Nicolás Maduro Moros. Por allí esta Ignacio Lula Da Silva dando entrevistas periodísticas inapropiadas, se le va el yo-yo y, de verdad la identidad de los presidentes progresistas ante el pueblo ha sido nulas y, ahora la izquierda galopa sobre la Iglesia Evangélica Pentecostal que conoce las barriadas de América del Sur para sumar votos y, luego como lo ha hecho con la militancia Psuvista, perseguirlos y anularlos.

Es una lucha cotidiana y Mariátegui junto a Fukuyama observan la mediocridad de estos intelectuales que, sin ningún criterio profesional en la diplomacia lanzan opiniones ignorando que la mayoría de los ciudadanos están claros porque ya leyeron y leen los libros y notas del comandante Hugo Chávez Frías.

Las fuerzas revolucionarias- expresaba Lenin- deben estar cohesionadas y nunca divididas ya que el instrumento ideológico es fundamental para reflejar un pensamiento que nos intimide con la esperanza de una equidad social justa. Para esto, es necesario la agitación política con un espíritu universal de organizar cuadros políticos para avivar el incentivo al trabajo social.

Argentina se detuvo desde que el Harás San Juan fue hundido por fuerzas hostiles y, el sentimiento del pueblo se anudo y los movimientos de Cristina no encarnizaron las adversidades de sus enemigos políticos, votaron por Cristina más no por Fernández porque es un representante de la burguesía en Sudamérica, poca es la disposición en alentar la necesidad de una fuerza política e ingenuamente su partido pierde fuerza y, allí están las fuerzas militares con su consecuente penetración imperialista. Estados Unidos desea conquistar nuevamente El Sur mediante el sistema financiero y controlar el patriotismo chino, quién se abre al debate para fomentar dos tesis revolucionarias, la socialista con todos sus matices y la revolucionaria democrática, ( Nueva Izquierda), para incorporar aristas del feudalismo en los programas del campo agrícola, tarea que vienen ejecutando Sendero Luminoso del Perú, ( Abimael Guzmán), y el ELN, ( Ejército de Liberación Nacional), al lado de Iván Márquez y unas disidencias de La FARC- Colombia con Iván Márquez en el Apure.

Hay mucha sobrerrepresentación en estos liderazgos que obliga a Evo Morales hacer un repliegue y dedicarse a su negocio., el cultivo de La Hoja de Coca, producto ansiado por los chinos para procesarlo en sus laboratorios y colocarla a la venta en boticas como negocios de su raza y etnia.

Los presidentes progresistas están muy dependientes al sistema parlamentario y presidencial y los poderes públicos alineados en un solo sentido. Se movilizan las fuerzas endógenas que con la ayuda del poder militar cristalizan aún más sus riquezas y que se encuentran vinculadas al Estado, me refiero a Argentina, Perú, Venezuela y Bolivia. Esto ha sorprendido a Alberto Fernández y a Cristina Fernández.

Somos huesos secos como lo expresa La Biblia.

Tenemos en política una posición hibrida y nuestro comportamiento político es consensual y ahorra, desean llevarnos a distinguir un simbolismo a través de un gabinete de coalición y cuya esencia es la misma. Quiero especificar que la democracia cristiana gobierna al lado de Nicolás Maduro Moros. Desde su inició y antes con el comandante Hugo Chávez Frías, Voluntad Popular, Primero Justicia son partidos apéndices de COPEI. Son los mismos, desde Capriles hasta Leopoldo López y Juan Guado, constituyen una sola cofradía de poder. Una sola historia.

América del Sur esta impregnada de una cultura y creencia, la de los huesos secos y nadie desea cambiar sus vidas, nuestros se secan porque nadie se encuentra dispuesto a creer en un Dios supremo y único.

Dejemos todo a un lado, a lo largo de la historia los grupos religiosos e ideológicos se han dividido en subsociedades para engañarnos y solo están separadas con asociaciones políticas, educativas y recreativas propias, no les importa la clase trabajadora y lucha de clases.

Somos un Estado Nacional con una economía propia y ningún extranjero puede dividirnos, nos hablan de multipartidismo, es algo falso porque la realidad es otra. COPEI, Voluntad Popular, Primero Justicia y Juan Guaidó junto a Leopoldo López se esconden en la mirada adeca del Psuv.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 485 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: