El accionar de los opositores sobre el bienestar de nuestra patria

Los ilusos compatriotas opositores que están disociados y atribulados, utilizan como arma vital las redes sociales para emitir "fake news" y rumores de enfoque terrorista que circulan por grupos de WhatsApp y Twitter con el objetivo de inundarlos de desinformación, confusión y malintencionadas estrategias de guerra psicológica. Además, circulan fotografías de otras fechas y lugares, con audios de laboratorios mediáticos. Como lo que ellos siempre hacen, y que tienen como característica estar mal elaborados, cargados de mentiras, medias verdades, odio y mucha estimulación sensorial a fin de generar, en la ciudadanía venezolana, angustia, zozobra, desesperación, desesperanza e impotencia social.

En este contexto, aparece la "Operación Gedeón" que mediante la firma de un ruin e ilegal contrato con la empresa gringa SilverCorp USA por un monto de 212.000.000 de dólares, tomando como garantía el petróleo venezolano, y que propició la incursión de mercenarios, sicarios y para-militares asesinos y terroristas a la República Bolivariana de Venezuela en una operación controlada por la CIA, conforme al patrón de operaciones encubiertas históricas de U.S.A. contra la Revolución Cubana y la Revolución Sandinista, cuyo objetivo estratégico era "capturar, detener y enviar a U.S.A., o en todo caso asesinar a Nicolás Maduro" e instigar al Golpe de Estado, a la invasión del territorio venezolano e instalarse como fuerza de ocupación para acabar y sacar de raíz a la Revolución Bolivariana para apropiarse de sus recursos minerales, a fin de afanárselo y saquearlo, principalmente el petróleo.

Por otro lado, el fantasioso cuento del "Cártel de los Soles" o supuesto grupo conformado por la alta jerarquía castrense, miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y por los principales dirigentes del gobierno venezolano, cuyo presunto objetivo es el "tráfico de cocaína", y más recientemente, el caso del abogado gringo William Pelham Barr, actual Fiscal General de U.S.A., quien el 26/03/2020, acusó de narco-terrorista al Presidente Nicolás Maduro Moros y otros 13 funcionarios ligados a su equipo gubernamental, y ofreció 15.000.000 de dólares a quien contribuya con la captura vivo o muerto del presidente venezolano, porque, según el máximo representante de la justicia yanqui, Nicolás Maduro buscó "inundar de cocaína a U.S.A." y, para ello, se alió con guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y es llamativo que el mismo abogado que trabajó en la CIA y llevó la batuta jurídica de la acusación al presidente Manuel Antonio Noriega de narcotráfico, y le aplicara sanciones económicas para forzar su salida del poder, las tensiones entre ambos países alcanzaron un pico que derivó en la invasión el 20/12/1989, del imperio yanqui a Panamá, y ahora William P. Barr sea quien lidere la acusación contra funcionarios del gobierno venezolano, por la misma causa.

En resumen, ninguna de las 2 acusaciones del imperio yanqui contra altos funcionarios gubernamentales de la República Bolivariana de Venezuela, sobre carteles de droga y tráfico de estupefacientes, es decir, el llamado "Cartel de los Soles", y los 13 funcionarios del gobierno nacional, incluyendo al Presidente Nicolás Maduro, a quienes acusaron de narco-terroristas y ofrecieron hasta 15.000.000 de dólares por su captura, pero el fiscal para que pueda acusar y por ende, pedir el enjuiciamiento penal de alguna persona debe existir "fundamento serio" a fin de establecer si hay alta probabilidad de sentencia condenatoria, y para ello, el Fiscal acusador debe contar con suficientes elementos de convicción que demuestren la comisión del hecho delictivo y que señalen a la persona como responsable, autor o partícipe de los hechos. Lo hicieron solamente con la arrogancia del gobierno gringo, quien se cree el policía del mundo y los dueños del planeta Tierra y las galaxias, incluyendo al conjunto de planetas, estrellas, nubes de gas, materia oscura, energía unidas y hasta del polvo cósmico.

Sobre este controversial tema, es importante resaltar la opinión del sociólogo italiano Giuseppe "Pino" Arlacchi, ex Vice Secretario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y ex Director Ejecutivo del Programa Antidroga (UNODC), asesor de diversos gobiernos en esta materia, y como experto en el tema de la delincuencia organizada y el narcotráfico internacional, en el que desmonta las acusaciones contra el Gobierno Nacional Bolivariano y las contextualiza desde su rol de experto y conocedor de la realidad geopolítica y la situación venezolana. Dando la siguiente declaración: "La noticia de la acusación contra el Presidente Nicolás Maduro y miembros de su gobierno por tráfico de drogas me dejó atónito y sin palabras, al observar la persecución y asedio contra la República Bolivariana de Venezuela, y he visto tantas cosas, pero honestamente no pensé que la asociación delictiva en el poder de U.S.A. llegaría tan lejos, pues después de robar 5.000 millones de dólares de los recursos financieros venezolanos depositados en bancos de 15 países, y de establecer un bloqueo y cerco financiero de toda la economía del país, a través de sanciones unilaterales atroces, con el objetivo de golpear a la población civil para empujarla a rebelarse, hasta ahora sin éxito, contra su gobierno, y después de un par de intentos de Golpes de Estados fallidos, llegó la calumnia más infame, de las falsas acusaciones que el Gobierno de U.S.A. está haciendo contra el presidente constitucional venezolano y otros altos funcionarios de su equipo de colaboradores en la República Bolivariana de Venezuela, incluyendo el envío de buques de su Armada Naval "anti-drogas" en cerco a las costas venezolanas del mar Caribe.

"No existe algún comercio ilegal de narcóticos entre Venezuela y U.S.A. sino en la fantasía enfermiza de Donald Trump y sus asociados. Bastaría consultar las 2 fuentes más importantes sobre el tema, el último informe anual de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) sobre drogras y el último documento de la DEA, la policía antidroga gringa, con fecha 15/12/2019, donde se indica que la cocaína introducida en U.S.A., el 90% proviene de Colombia, 6% de Perú y el resto de origenes desconocidos, pero pueden estar seguros de que si en ese 4% restante existiera cualquier olor a la República Bolivariana de Venezuela, no habría pasado desapercibido, pero es el informe de la ONU que proporciona la imagen más detallada, mencionado a México, Guatemala y Ecuador como los lugares de tránsito de drogas a U.S.A., y la evaluación de la DEA cita a los famosos narcos mexicanos como los mayores proveedores en el mercado gringo". Asimismo, Giuseppe "Pino" Arlacchi, señala que: "No hay rastro de Venezuela en ninguna página de los dos mencionados documentos, y en ningún otro material de las agencias anticrimen de U.S.A. en los últimos 15 años (conozco muy bien el tema) se mencionan hechos que puedan conducir indirectamente a las acusaciones lanzadas contra el presidente legítimo de Venezuela y contra su gobierno. Por lo tanto, es exclusivamente basura política, que espero sea tratada como tal fuera del sistema político mediático de U.S.A.".

En fin, en estos momentos difíciles, peligrosos y de máxima alerta, que vivimos en nuestro querido país, en tiempo de la pandemia COVID-19 y de la incursión de mercenarios y vende-patria, los exhorto a aplicar la estrategia que nos aconseja el Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros:

"Calma y cordura", con:

¡Cabeza fría!

¡Nervios de acero!

¡Corazón caliente!

¡Pólvora seca!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 499 veces.



Freddy Añez

Jubilado de PDVSA. Anti imperialista. Licenciado en Administración Comercial UCV - 1975

 anez45@yahoo.com

Visite el perfil de Freddy Añez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: