Memorias de un escuálido en decadencia

Cuarentena

¡Esta casa es grande, tiene cuatro esquinas! Menos mal, porque así puedes moverte mejor. Con este peo de la cuarentena muchos funcionarios se dieron cuenta de que tienen veinte años sin hacer un carajo en las instituciones en que trabajan, porque se la pasan en cuarentena en sus casas. Lo único era que hacían la cuarentena y cuando salían no se ponían mascarilla, esa es la única diferencia, dice uno de ellos. Nosotros, que desde que nos vimos sabíamos que este peo iba para largo, ahora con este virus del carajo no sabemos qué hacer. No hay nada más democrático que este virus, porque nos da a todos, hasta al compañero Carlos Vecchio, quien forma parte de la fracción de los Culitos apretados, anda cagadísimos porque si le da esa vaina no sabe qué hacer con el montón de dólares que tiene escondidos esperando que venga lo que tiene que venir. También nuestro interino se puso a dar risa y lástima anunciando medidas como si alguien le fuera a parar bola, es que la vaina tiene un tinte de locura mayor y nadie parece que lo ve, y para mayor vergüenza, el interino creó un comando de expertos en el coronavirus para que trabajaran en esa vaina, y menos mal que esta vez cuidaron el peo de las iniciales, porque la vaina se llama Comando de Expertos y no sé qué vaina más, y uno no se explica cómo carajo son expertos en una vaina que nadie sabe cómo se cura, pero así somos nosotros, piratas hasta donde dice Cuidado, perro bravo.

Ahora todo el mundo está encerrado en su casa, parece que un compañero cuando llevaba dos días en su casa, dijo que no la conocía, qué grande era su casa, para que ustedes vean cómo es la vaina con la corrupción nuestra, gente que compra casas y ni las conoce, y menos mal que vino la cuarentena, porque eso puso a mucha gente a conocerse, esposas que tenían años que no sabían dónde estaban sus maridos, ahora los pueden ver gracias a la cuarentena, y nosotros, que le dábamos más importancia a los negocios y al robo, ahora estamos como unos corderitos en la casa viendo cuándo carajo pasa esta vaina para salir a seguir luchando por la democracia y la libertad y la salud y la educación y todas esas vainas que los pobres se las pasan pidiendo y buscando y parece que nunca la encuentran porque nosotros salimos siempre a ofrecérselas.

También el coronavirus ese nos desnudó. Ahora todo el mundo sabe que somos más egoístas que el carajo, y solo nos interesa nuestra familia y más nada, ahí está por ejemplo, el compañero Iván –compra votos- Duque, ese carajo sí es arrecho, dejó abierto el aeropuerto porque ahí trabaja su hermana y ese negocio tiene que seguir marchando y así se hace. Y ¿alguien ha visto al Grupo de Lima diciendo alguna vaina para ayudarnos? Nadie. Eso se creó para tumbar a Maduro y más nada. Y nosotros hablando paja. Y sin embargo allí salieron esos chinos rumbo a Italia con unos cubanos y dicen que unos médicos venezolanos, y nosotros con la boca trancá, no ayudamos a nadie. Esos cinco mil millones de dólares que el dictador le pidió al Fondo Monetario, nos lo hubiese pedido a nosotros y se lo prestábamos, eso sí, siempre y cuando nos entregue el poder y listo. Estamos quedando como unos verdaderos sinvergüenzas. El compañero Trump no sabe qué carajo hacer, parece que quería comprarle una vacuna a los alemanes para curar esta vaina y meterse en un negocio, pero la vaina se vino abajo. Todo el mundo anda en un negocio menos los chinos y los cubanos que andan ayudando gente por todo el mundo. Y un cubano que se llama Luis Herrera, que parece que inventó una vaina que cura el virus ese, cuando le pidieron ayuda, dijo: "Bueno es cilantro, pero no tanto"

El papá de Margot anda caminando por la sala y con un tapaboca que no se lo quita ni para comer. "Yo cumplo con lo que diga Maduro, porque lo que dice Guaidó es pura pendejada". Y va al baño y se lava las manos con un jabón que le enviaron de Trinidad, y sigue diciendo: "Yo cumplo mi cuarentena y ustedes me buscan mi Clap". Y se va pal cuarto y agarra la puerta y le mete ese coñazo tan duro, que la vecina grita: "¿hasta cuándo, muérgano?".

-Yo tengo ya la casita.- Me canta Margot



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3011 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: