Oposición extremista ve ahora al diputado Luis Parra al enemigo que no pudo vencer

No somos dados a estar con halagos con nadie y menos con personajes políticos que a lo largo de su trayectoria se les ha criticado no solo porque se les considera grises sino también porque se les atribuyen malos procederes, no obstante en nuestra condición de periodista, con una óptica apegada a la verdad y al equilibrio, aunque siempre hemos defendido la revolución, hoy nos referiremos en esta nueva entrega a las actuaciones que ha tenido el diputado Luis Parra, ahora como presidente de la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional (AN), al menos en las pocas horas que lleva en el cargo.

De entrada debo señalar que Parra es diputado en representación del partido Primero Justica (PJ), aunque ya no lo es, por Yaracuy, es decir oriundo de San Felipe, en cuya capital también convivimos desde hace más de 25 años.

Hasta donde conocemos a Parra nunca antes ha ejercido cargo de representación popular alguna, más bien los sanfelipeños lo distinguen como un joven que tuvo la fortuna de ser ágil para incursionar en la política. De buenas a primera, sin trayectoria ni mucho menos relevancia, resultó electo en representación de la oposición para la Asamblea Nacional, que hasta la fecha se sigue manteniendo en desacato.

Hasta más allá de este recordatorio, no conocemos más nada y a profundidad de Parra, a excepción de que se ha dicho que tiene caballos de competencia y el propio Juan Guaidó lo denunció que estaba incurso, junto a otro diputados opositores, en hechos de corrupción, que hasta ahora nadie ha comprobado o mostrado pruebas, incluyendo al propio autoproclamado, quien generó con su denuncia todo un zafarrancho y una división clara y notoria entre sus mismos colegas diputados del ala de la derecha.

La "gota que rebasó el vaso", con Parra, e hizo que Guaidó y sus seguidores de la AN, le tomarán ahora odio y rabia fue el "atrevimiento" que tuvo el diputado de Yaracuy de asomar su nombre para presidir la junta directiva de la AN, el pasado 5 de enero. Eso bastó para que Parra fuese expulsado de PJ, pero además es hoy en día el hazmerreir de la oposición extremista, incluso de sus propios coterráneos, que a diario lo mal ponen y lo desacreditan a través de las redes sociales con mensajes grotescos y subidos de tono y en especial en cualquier otro espacio de prensa que tengan oportunidad para hacerlo, por cierto, sin mostrar, al menos hasta ahora, pruebas en su contra.

La campaña de descrito que la oposición ha organizado en contra de Parra ha llegado a tales extremos, escúchese bien, que los propios integrantes de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) se niegan a entablar un encuentro con él, según reseñó el portal de noticias "La Iguana". Mansitos los carajitos, diría un maracucho.

Lo que sí es evidente, y de allí que nos hemos inspirado para hacer esta nueva entrega, es que Parra en el poco tiempo que lleva al frente de la AN ha venido demostrando a través de su discurso que no es un diputado cogido a lazo o un niño de pecho, pues lo más conspicuos antecesores que ha tenido el Parlamento en representación de la oposición nunca hablaron como lo ha hecho Parra, con sentido de pertenencia venezolanista, apegado al estado de derecho, respetando la Constitución, y lo mejor de todo, abogando porque la AN salga del desacato y sea vista como uno de los poderes que tienen mayor peso en el país, en donde convergen diversos representantes con diferentes ideas y criterios políticos merecedores de respeto y consideración.

Decimos esto porque hemos tenido la oportunidad de darle seguimiento en estos últimos días al discurso de Parra, y sobre todo al conversatorio que tuvo con Oscar Schemel, en el programa "Análisis Situacional", por Globovisión. en donde el parlamentario habló sobre todo lo que ha pasado, los motivos que lo indujeron a dar el paso que dio, y cuáles son sus planes inmediatos al frente de la AN, incluso aquellos que le permitan adversar al presidente Nicolás Maduro, a quien exhorta apegarse a la Constitución.

Vale la pena destacar que Parra dijo de entrada que durante su gestión frente al Parlamento nunca va a apoyar "caminos que estén fuera de la Constitución", lo cual nos parece muy bien, por cuanto ese ha sido uno de los problemas que claramente han afectado al país sin que hasta ahora se vea la sana intención de rectificar por quienes desean llegar al poder a la fuerza.

"No apoyamos ni golpes de Estado, ni injerencia de izquierda ni derecha, somos demócratas que queremos volver a la Constitución", sostuvo también Parra, en medio de la entrevista.

Quienes apoyamos el proceso revolucionario siempre hemos dicho que nadie, absolutamente nadie, que no pertenezca al país, debe inmiscuirse en los asuntos internos de Venezuela, pues somos los venezolanos los únicos que estamos llamados a resolver nuestras propias diferencias, de allí que vemos la propuesta de Parra con sentido y apegada al deber ser. De hecho refutamos a todo trance el camino injerencista o de intromisión del imperio en los asuntos intrínsecos del país.

Parra fue claro y contundente al afirmar que es necesario salir del desacato y continuar la senda de la reinstitucionalización del país, por cuanto son tareas que van en paralelo, según destacó.

Asimismo indicó que se enfocará y es uno de sus principales retos, separarse de la polarización que existe entre los poderes públicos venezolanos, situación que cree "le ha hecho mucho daño al país".

Quien tenga "cinco dedos de frente", y de paso que le duela el país, deberá compartir que la propuesta de Parra es válida a todo trance, pues eso contribuiría enormemente a evitar una confrontación.

Parra a lo largo de la entrevista en "Análisis Situacional", no elude las consecuencias que dejaron el pasado. Lamentó que después que les vendieron una política de los tres golpes, al final les vendieron una política del caos el 30 de abril, dijo.

A su juicio debió haber "un hecho relevante", el cual le diera "un mensaje claro al país: Teníamos que volver a la ruta electoral", destacó.

Parra, sobre este último punto, deja entrever claramente que la oposición en todo momento se ha mantenido fuera del marco legal o constitucional, pues siempre ha querido conquistar el poder a través de la fuerza. Hemos dicho antes que a la extrema derecha no le interesa llegar a poder por la vía expedida, por cuanto el enemigo a vencer es precisamente la Constitución, que les impediría satisfacer los intereses del imperio.

El hoy diputado enemigo número uno de PJ y de VP igual señaló que de acuerdo a su postura no hay "planteamientos en contra de nadie", al contrario "es un planteamiento a favor del país", según dijo. Remata diciendo: "Teníamos que salvar al Parlamento de la confrontación".

El polémico parlamentario agrega además: "no aceptamos la injerencia ni el tutelaje cubano, ni el ruso, ni el norteamericano, pues dentro de nuestras acciones están en primer lugar las de carácter social".

Parra está convencido que volver a la normalidad del parlamento significa reencontrarnos, para no caer en la tentación de la polarización". Y agrega: ""Ese es el reto que tenemos hoy en Venezuela, vencer la polarización de aquellas cúpulas que durante cuatro años consecutivos secuestraron al parlamento", expresó.

Es evidente que el diputado opositor venía sintiendo que la manera de actuar de sus colegas parlamentarios no era la más cónsona, por el contrario hoy en día las critica y deja en claro que la AN fue tomada por asalto por la oposición extremista solo para rivalizar, promover el golpe, antes que legislar.

"Somos y seguiremos siendo una alternativa para que esa Venezuela unida, que queremos lograr para todos los venezolanos, sea una realidad", dijo.

A propósito del desacato y la confrontación entre poderes públicos, Parra aseguró que es uno de los grandes retos que tiene por delante. Estima que habrá confrontación entre los poderes del Estado, situación que calificó como una gran insensatez. Aquí el presidente de la AN da demostraciones que de cumplirse ese presagio en nada favorecerá al país, lo cual demuestra que está pensando en favor de la nación

Parra al Presidente Nicolás Maduro lo invita que vuelva al Palacio Federal Legislativo, lo cual sería una manera de permitir que las cosas vuelvan a la normalidad y de acuerdo a nuestro entender eso no tendría nada de malo. Lo exhorta si a que vuelva a la Constitución y eso pasa por reconocer a la AN como un poder legítimo. Claro está el Jefe de Estado solo está a la espera que la AN salga del desacato para así cumplir con los preceptos legales, pero hasta ahora eso ha sido imposible.

Parra en lo inmediato dijo que dentro de los puntos prioritarios de su gestión es volver a la Constitución para que desde la AN se pueda establecer un órgano electoral con elecciones limpias.

"No vamos a cometer el error del 2005, dejando un camino electoral desierto, donde aún estamos pagando las consecuencias de ese error histórico (...) Nosotros ni acompañamos, ni vamos a acompañar a ese pasado que ya se agotó. Queremos abrirle las puertas al futuro", afirmó.

"Desde el campo de la oposición, las victorias más importantes las hemos logrado cuando asumimos una lucha electoral con mucha vehemencia", indicó finalmente Parra.

El nuevo presidente de la AN, de acuerdo a nuestro criterio, no anda errado, por el contrario vemos que su discurso apunta en procura de una salida institucional, que aparte del seno del parlamento la vía golpe y eso al parecer a la oposición extremista no le agrada en nada, por lo cual presagiamos también que el parlamento pudiera seguir siendo un nido de víboras que se desean destruir mutuamente.

Rematamos diciendo, no obstante, que Parra para la oposición extremista será un fuerte escollo a vencer. Si mantiene su discurso, como hasta ahora lo ha profesado, creemos que contará con el apoyo de la mayoría del país, que está hastiado de ver como la AN fue tomada por asalto más que para legislar como un trampolín para promover el descalabró no solo del gobierno sino también de la revolución, y del propio país en detrimento de la mayoría de los venezolanos.

En nuestro caso solo nos resta decir que eso rollo que tiene Parra en la AN no es de quienes apoyamos la revolución, es solo de él y de sus colegas opositores que parecen perros cayéndose a mordiscos, demostrando poca vergüenza. De todas maneras decimos: "Sigue así Parra que vas bien…" y está vez lo decimos seriamente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 710 veces.



Italo Urdaneta

Periodista, historiador y profesor universitario

 italourdaneta@gmail.com

Visite el perfil de Italo Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a286126.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO