Es un atrevimiento descabellado hablar de Bolívar frente a Hugo Chávez, especialmente cuando no se conoce del tema

"Nada es más peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él a mandarlo, de donde se origina la usurpación y la tiranía"

Simón Bolívar.

Estas sabias palabras del padre de la patria, las pronunció en el congreso de Angostura el 15 de Febrero de 1819. En ese mismo discurso Bolívar Dice: "¡Dichoso el ciudadano que bajo el escudo de las armas de su mando ha convocado la soberanía nacional para que ejerza su voluntad absoluta!". Hermosas palabras que desde el génesis de la patria invocan en boca del hombre más grande de América la soberanía popular, sentando así el antecedente más hermoso de la Democracia Participativa y Protagónica.

El sabio padre de la patria, cuando expresa estas palabras citadas como introducción sagrada a este articulo, se refería a él mismo, a su propio ejercicio del poder político que le fue encomendado por el pueblo en tiempos de guerras de independencia.

Bolívar hablaba de la responsabilidad que se le había confiado cuando se le otorgó el poder supremo que el mismo define como el terrible y peligroso encargo de Dictador Jefe Supremo de la República. Descansaba Bolívar, como demócrata, de la responsabilidad que se le había asignado al transmitir a los representantes del pueblo el poder supremo.

¿Acaso Bolívar también no fue acusado de tirano por todas aquellas personas que representaban a las oligarquías criollas de estos pueblos americanos?

El tirano, el dictador entregando el poder al pueblo y a sus legítimos representantes, de manera pacifica y democrática.

Bolívar, tenia conciencia clara de los momentos que estaba viviendo, nos dice en ese magnifico discurso: "No ha sido la época de la republica, que he presidido, una mera tempestad política, ni una guerra sangrienta, ni una anarquía popular, ha sido, si, el desarrollo de todos los elementos desorganizadores: ha sido la inundación de un torrente infernal que ha sumergido la tierra de Venezuela".



Bolívar, el tirano, entregaba pacifica y democráticamente el mando de la republica, a los legisladores, representantes legítimos del pueblo, en aquel tiempo. Dice a los legisladores que a ellos les entrega en depósito el mando supremo de Venezuela para que cumplan el augusto deber de consagrarse a la felicidad de la republica. Se declara un simple ciudadano y así quería quedar hasta el día de su muerte.

Dice Bolívar, que la continuación de la autoridad en un mismo individuo frecuentemente ha sido el termino de los gobiernos democráticos, pero añade que las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares.

Que Bueno seria que nuestros periodistas pudieran leer con detenimiento el discurso del Libertador ante el congreso de Angostura, para que descubran el alma sensible del hombre que se convirtió en el Dios de la libertad de nuestro continente. Es necesario que lo lean, para que no se presten a las maniobras editoriales de los dueños de los medios de información.

Que bueno seria que leyeran con reverencia al padre de la patria, cuando cita a Rousseau y dice que la libertad es un alimento suculento, pero de difícil digestión. Cuando hace un llamado a la conciencia de los legisladores con estas hermosas palabras: "Meditad bien vuestra elección legisladores. No olvidéis que vais a echar los fundamentos a un pueblo naciente que podrá elevarse a la grandeza que la naturaleza le ha señalado, si vosotros proporcionáis la base al eminente rango que le espera. si vuestra elección no esta presidida por el genio tutelar de Venezuela que debe inspiraros el acierto al escoger la naturaleza y la forma de gobierno que vais a adoptar para la felicidad del pueblo; si no acertáis, repito, la esclavitud será el término de nuestra transformación".

Leer o citar a Bolívar fuera de su contexto puede ser una practica peligrosísima de desnaturalizar sus ideas libertarias y utilizarlas contra el mismo pueblo que el liberó.

Utilizar su pensamiento para atacar a la revolución que lo liberó del sarcófago protocolar de cada día patrio es hacer un acto de traición a todo lo que representa para los pueblos libres del mundo.

Utilizar a Bolívar como arma política, solo es posible en las causas justas y liberadoras. Bolívar no le pertenece a las oligarquías, ellas lo rechazaron y lo condenaron a la muerte física, moral y política. Todas las oligarquías del continente lo condenaron y todavía lo condenan al olvido imposible de la memoria de los pueblos.

Es por eso, que todo lo que les huela a Bolívar es una amenaza para ellos, ante la imposibilidad de borrarlo del imaginario colectivo de los pueblos, quieren domesticarlo y utilizarlo contra la revolución que proclama sus ideales. El pueblo Jamás podrá olvidar a Simón de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios, el Dios Americano de la Libertad.

En Venezuela hay una verdadera democracia, que sustentada en su constitución, construye la patria bonita, socialista y bolivariana, con justicia y dignidad.

¡El Pueblo nunca olvida!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7790 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor