Respuesta de un Revolucionario a Bandera Roja

Indignado, pero no sorprendido leí hoy en la pag. 130 de ULTIMAS NOTICIAS una publicidad de esas anónimas, pero atribuible al comando de Rosales en la que se inserta un artículo con el fondo de Bandera Roja y titulado “Epa chavista, es contigo”. Como sé de la capacidad de maniobra y de manipulación de la derecha venezolana y por el tipo de redacción que en dicho artículo se usa, no pareciera ser de ese extraviado partido otrora ultraizquierdista y que ha degenerado en la ultraderecha antichavista visceral. Pero mas allá de caracterizaciones políticas quiero hacer referencia a algunas de las afirmaciones que se hacen en dicho artículo para hacer reaccionar a los chavistas.

Allí se nos dice, por ejemplo, que Chávez ha profundizado las políticas neoliberales. O están fuera del país leyendo otra realidad, o el comportamiento apátrida les hizo olvidar los conceptos de neoliberalismo que tanto manejaron como una consigna. Si neoliberalismo es que el Estado revolucionario intervenga en lo social, lo económico, lo político, lo cultural, lo ecológico en defensa del pueblo, entonces Chávez es neoliberal y esa intervención se seguirá profundizando o radicalizando en el sentido de ir a la raiz de los problemas de nuestra sociedad para pasar de la sociedad capitalista explotadora a una sociedad mas justa, equitativa, solidaria que no es otra que la sociedad Socialista.

Nos dice que la pobreza ha crecido y que no hay fuentes de empleo, desconociendo, no sé si por ignorancia supina o por la mentira contumaz, las realidades sociales que a través de las misiones y de las políticas públicas del gobierno han impactado favorablemente las variables sociales de nuestra sociedad. Que falta mucho por hacer, nadie desde el gobierno y desde el proceso revolucionario, lo esconde. Al contrario, permanentemente se hacen críticas desde adentro al burocratismo, a la lentitud de los procesos y a la corrupción que todavía hay en sectores claves de la administración pública nacional y descentralizada y que hay que seguir atacando con las herramientas de la Contraloría Social, de la inteligencia popular y con la conciencia que se ha venido generando acerca de los graves problemas y deficiencias que aún se confrontan.

Hay un planteamiento que, por mezquino y chauvinista se convierte en despreciable y asqueante, como es repetir cual loros lo que expresan los medios oposicionistas de manipulación venezolanos, como es lo de la regaladora de dinero al exterior y afirmar hipócritamente que Chávez anda “financiando empresas quebradas en otros países o construyendo casas y hospitales en Cuba, Bolivia, Haití, Jamaica y hasta en Africa, cuando los venezolanos vivimos en medio de una gran estrechez económica”. ¡!Que miserables¡¡. Lo que es una política de integración basada en el compartir y en la solidaridad entre los pueblos latinoamericanos y tercermundistas lo intentan exponer con una visión egoísta e insensible propia de la mentalidad capitalista a la que se han reconvertido.

Pero lo peor es que nos dicen que ha surgido una posibilidad real de cambio y cuando yo creo que van a hablar de que se proponen como la verdadera Revolución salen con que Manuel Rosales (¡!Si, Manuel Rosales, , el exadeco, el afásico, el aplanado, el robotizado, el mismo cuyo jefe de seguridad es Lopez Sisco, el que no puede hilvanar cinco frases seguidas, el que se operó la nariz para perfilársela, porque la anterior lo hacía ver muy negroide, el que nos dijo parásitos, el representante del imperialismo norteamericano, el capitalista, el que se enriqueció con la alcaldía y la gobernación, el que “confundido” firmó el decreto disolviendo los poderes constituidos y apoyó el golpe carmoníaco) ha pasado a encarnar la unidad nacional que todos anhelamos. Y hay mas, luego se atreven a expresar que con Rosales existe la posibilidad de que entre todos construyamos un paìs con verdadera justicia social, sin exclusiones.

Si ya Bandera Roja había puesto le excrementada, con este burdo artículo, la terminaron de poner.

Se olvidaron de las matanzas que gobiernos adeco-copeyanos, a cuyos dirigentes ahora acompañan en una triste comparsa, cometieron contra el pueblo y contra muchos de sus excompañeros que se deben estar revolcando en la tumba al ver ahora a Puerta Aponte y compañía en ese miserable papel. Si. Se olvidaron de las masacres de Cantaura, de Yumare, del Amparo, del 27 de febrero, de los muertos y desparecidos durante los gobiernos de AD-COPEI, de las decenas de estudiantes muertos en manifestaciones liceístas y universitarias, de los allanamientos a universidades y liceos, de las persecuciones. Se olvidaron de todo eso, no sé si por creer de verdad en lo que ahora hacen contra el pueblo, como fue apoyar a los militares de la derecha en Altamira y avalar el paro petrolero con toda la carga de sufrimientos que significó para el pueblo venezolano… O porque simplemente tratan de hacer ver su conducta mercenaria como una manifestación de política al servicio de la oligarquía que ahora les abre las puertas, como a Teodoro, Pompeyo, Miquilena, Pablo Medina, Américo Martín y otros exizquierdistas reconvertidos en derechistas al servicio del imperio capitalista.

cecilperez@ucla.edu.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3565 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: