Entenebrecidas güarimb-miasmas de nuevo año

Póngase en el lugar de quienes este 25 de Enero guardan inesperado luto, o enfrentan el hecho de tener hospitalizado o en casa a un miembro de la familia, a consecuencia de la locura violenta de neo güarimberos. En menos de 48 horas resultaron asesinados más de una docena de compatriotas, no se trata si eran partidarios del gobierno o de la oposición, o de los llamados ni ni, fallecieron durante incidentes en varias ciudades del territorio nacional, 23 y 24 de Enero.

No me venga a justificar concentraciones que queman y arrasan propiedad pública y privada, para que internacionalmente se describa a Venezuela como un país entenebrecido, donde "vivimos en dictadura…". ¿Qué ocurre en cualquier lugar del mundo a los enemigos de la paz? Considere lo que está en tinieblas, en la oscuridad mental de quienes montan un show diplomático dentro y fuera de Venezuela, contra la nación cuna del antiimperialista Simón Bolívar, promocionando a la oposición con fotos falsas y videos viejos que corresponden a pasadas concentraciones de oposición.

Extranjeros francotiradores y criollos, imitan lo sucedido en Abril 2002, hoy caen abatidos inocentes que no estaban en las convocatorias del odio y la violencia adversaria al gobierno, electo legalmente y reconocido por la mayoría mundial no vasalla a Washington, usted está justificando muerte y desestabilización, quizá con la suerte de no haber sufrido desaparición de un familiar o amigo, muerto por güarimberos, o víctima de la acción oficial en el orden público, para contener a quienes siembran otra vez el caos, pretendiendo entregar la nación a intereses capitalistas salvajes.

Lo inexplicable es que la tramoya liderada por el orate Donald Trump y su equipo ultra fascista, que recibe rechazo en el propio EE UU, tenga cabida en líderes latinoamericanos y en el terrorismo comunicacional, por periodistas vendidos a los terrófagos y al capitalismo salvaje sin argumentos convincentes para ganar elecciones, que solicita la oposición, y cuando las pierden vuelven al entenebrecimiento y las güarimbas, que (recordando a Joselo) son la misma miasma que alimenta a numerosos carroñeros politiqueros.

Hacen mucho daño emocional y material, y se repiten sin juicio, ¿quién sabe si por beneficios?, comunicadores sociales que reviven un comportamiento disociado frente a micrófonos y cámaras, negándose a indicar con alegría como debe ser, triunfos deportivos venezolanos, los que minimizan, manipulan y les niegan importancia informativa, o espacios destacados en las emisiones noticiosas



Esta nota ha sido leída aproximadamente 489 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a274834.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO