Historia Viva

Controlar y neutralizar la usurpación

Lo que estamos a punto de presenciar con las movidas o anuncios de la oposición a la cabeza de la Asamblea Nacional no es nada nuevo y se corresponde con su trágica y lamentable falta de visión política donde no hay pensamiento ni ideas sino la expectativa obtusa de acumular fuerzas desde sus pocos focos de participación para una acción expansiva violenta, riesgosa hasta para su propia existencia.

Lo fastidioso para quienes queremos trabajar, estudiar y vivir en paz es la "ladillosa" angustia de volver a transitar por lo que pasamos en 2002, 2003 y más recientemente desde el 2014, con el breve lapso de un año de paz y tranquilidad en 2018 , pero la vida es así de azarosa, cuando se tiene la obligación de darle espacios de participación política a ínfimas minorías que reúnen a cuatro "pelagatos" y dicen que son multitudes y le amargan la vida a millones de niños, niñas, hombres y mujeres jóvenes y adultos que desean trabajar, producir, consumir los necesario para vivir con sus familias.

La cuestión es que en Venezuela pasamos por una coyuntura económica crítica provocada por múltiples factores internos y externos que lleva 6 años tratando que doblegar la voluntad del pueblo venezolano ,que se la ha combatido, especialmente con políticas efectivas creando nuevos formas de abastecimiento alimentario como contrafuerza a los monopolios de distribución que acaparan, esconden y elevan a precios inalcanzables los productos de la dieta alimenticia del pueblo venezolano. Las contrafuerzas antipopulares que están identificadas, han contaminado ese proceso nuevo de distribución desde adentro mediante la corrupción a todos los niveles, en una clara estrategia de implotar este mecanismo de subsistencia y resistencia de las masas populares, a las que hay que fortalecer para instituir sistemas de control social efectivos que superen a las organizaciones políticas igualmente contaminadas por las toxinas de la corrupción. Son verdaderas jugadas de laboratorio de una guerra en las que el pueblo venezolano tiene la fuerza y la razón para superar la crisis.

En cuanto a lo que esta planteando el Departamento de Estado de EEUU de certificar a la directiva de a Asamblea Nacional para que asuma las riendas de este país supuestamente "forajido", las declaraciones y acciones del presidente de la AN y de su directiva ya traspasaron los límites de la legalidad y se colocaron al margen de las leyes y de la Constitución, entonces no queda otra que hacer concreción de las penalizaciones que establecen nuestro códigos legales como República en función de hacer valer el estado de derecho y de justicia.

Siempre es bueno revisar la historia para encontrar referentes que nos permitan anotar las lineas de acción futura, aunque en los últimos tiempos la República Bolivariana de Venezuela ha marcado hitos al mantener firmes los principios morales y éticos que la rigen y para sostener la independencia, la dignidad y la soberanía patria.

De las "loqueras" de la oposición ya tenemos libros escritos y sabemos su metodología de acción así que nada nos sorprenderá en lo inmediato, por lo que sugerimos a nuestra vanguardia revolucionaria recomendar lo que establece la Constitución, las leyes y sus reglamentos para que las instituciones de control, en uso de las facultades, hagan lo que le corresponde para neutralizar la usurpación.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 481 veces.



Aldemaro Barrios


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a274494.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO