¿Debate con quién?

¿Debate con quién?, es algo así como decir: ¿Quién contra quién?.
Generalmente los debates se dan cuando realmente existe alguien con quien
debatir, lamentablemente en esta contienda electoral no existe personaje
alguno que esté a la altura de nuestro Gallo Rojo. Lo que si es cierto es
que los argumentos del Sr. Candidato del Pentágono, del candidato de Bush,
o del candidato Rosales que es lo mismo, ya están en la calle, comenzando
por sus famosas y elocuentes frases de: Peras al horno, si me matan y yo
muero, cantos de ballena, que dicho sea de paso han servido para cortarle el
sueño a uno de sus mentores como lo es Teodoro Petkoff, que creo que este
señor hasta en la cama se ha revolcado con las metidas de pata de su
candidato predilecto Bushipluma. Ya se le conoce todo su discurso,
comenzando por negar las grandes obras de este Gobierno Bolivariano y
Revolucionario, pretende que le crean como por ejemplo que la gran obra del
Metro de Maracaibo no es obra de este gobierno sino del gobierno adeco de la
IV República, que es mentira que esta obra que tiene un alto porcentaje de
construcción y que actualmente ocupa toda una franja que va desde casi el
Aeropuerto la Chinita hasta el Mercado Las Pulgas se esté haciendo en la
Ciudad de Maracaibo, que es mentira que esté por inaugurarse el segundo
puente sobre el Río Orinoco, que lo que pasa es que al único puente que
tiene el Estado Bolívar el actual gobierno le ha puesto unas ruedas
acuáticas y lo corre de lugar para hacernos creer que se ha construido un
segundo puente. Que es mentira que los ciudadanos de los Valles del Tuy, Cúa
y Charallave se estén embarcando diariamente en un Ferrocarril que los lleva
en ½ hora aproximadamente a Caracas, que ese ferrocarril del que tanto se
está hablando, era un ferrocarril viejo que los adecos y copeyanos habían
dejado por allí en alguna parte guardado y que el gobierno lo que hizo fue
quitarle el oxido y pintarlo y así a cada obra del gobierno nacional este
candidato del golpismo y siguiendo las instrucciones de quienes les hacen
el libreto para que repita como un loro, pretendiendo con eso no solo
descalificarlas sino desconocerlas, incluyendo las grandes autopistas y
carreteras que se vienen construyendo a lo largo y ancho del País, que
después de la caída de Pérez Jiménez en 40 años de “Democracia de
desaparecidos y muertos” no se habían hecho tantas obras como las logradas
hasta ahora durante 8 años de Revolución Bolivariana.. Entonces regresamos
a la pregunta del artículo, ¿Debate con quién? , y ¿Para qué?, nuestro
Presidente y Cmdte. no necesita ir a ningún debate por dos razones
fundamentales: la primera y quizás la más importante es que lo que tiene que
decir en un debate ya es del conocimiento público y notorio, como lo son las
grandes obras que se han venido inaugurando, las que están por inaugurase y
las que están en fase de proyecto, incluyendo las que tienen que ver con la
participación de empresas nacionales y extranjeras a través de los convenios
internacionales que se han firmado, además de las propuestas que se vienen
abordando en la salud, educación, cultura, deportes, industria (pequeña y
mediana), agricultura, vivienda, comunidad, organización (cooperativismo),
turismo, financiamiento, política internacional de solidaridad y
fortalecimiento de la economía de la América Latina y Centro del Caribe y
muchas cosas más. La otra razón es para que darle tribuna a quién no se lo
merece, ese fulano Rosales no es contendor con quien valga la pena debatir,
quizás si el candidato de la oposición hubiera sido un tal Frijolito que
anduvo en campaña a caballo, la cosa sería distinta, porque por lo menos
este tenía base para hablar de su clase oligárquica y defender el
neoliberalismo, o hasta el mismo Teodoro que hubiera sido interesante
haberlo escuchado defendiendo al imperio y todo aquello contra lo cual el
dijo haber luchado en una época, que eso fue mentira que el luchó contra las
políticas de AD y Copey, que esos eran sus panas, sus amigotes, que todo fue
un teatro. Finalmente, ¿Debate con quién?, no hace falta porque ya el
pueblo conoce de la dimensión humana de nuestro Presidente de su entrega por
buscarle la solución a corto , a mediano y a largo plazo a muchos de los
problemas y atender las necesidades de la gente, recordando a la vez de su
propias palabras que el está empeñado en la mayor suma de Felicidad para el
Pueblo Venezolano, y como lo dice el refrán verdadero, como no se le puede
pedir peras al olmo, la oposición no tiene un candidato de valía para
discernir políticamente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1998 veces.



Romel Alí Rodríguez Z.


Visite el perfil de Romel Alí Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a26694.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO