Falcón sucumbe ante el “paquetazo” de CAP

Desde hace días corre abiertamente el rumor que el ex - candidato presidencial Henrique Capriles, por Primero Justicia (PJ) finalmente estaría dispuesto desde su organización darle apoyo a la candidatura de Henry Falcón.

Hasta ahora Capriles no lo ha hecho de manera abierta, pero una vez que Falcón ha dicho públicamente que piensa “negociar” con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y con el resto de la Banca Multilateral, deja claramente entendido que el candidato opositor piensa aplicar el mismo y afamado “paquetazo” del ex - presidente Carlos Andrés Pérez, que dio paso de manera inmediata y nefasta a “El Caracazo”, que generó solo unos días después, por la mano férrea del gobierno, más de 3 mil muertos.

Falcón, a “confesión de parte, relevo de pruebas”, así lo acaba de informar, una vez que se dirigió al presidente Donald Trump anunciando tan temeraria noticia, en perjuicio claro de toda la nación.

Recordemos que Capriles, en pleno apogeo de su campaña presidencial, donde resultó una vez más derrotado por el comandante eterno Hugo Chávez Frías, anunció sin cortapisas, a través de un documento firmado por su puño y letra, que aplicaría una vez que llegara a la presidencia de la República el afamado “paquetazo”, tal como lo piensa hacer hoy en día el propio Falcón.

Por ello intuimos, ahora que Falcón ha dicho que contraerá un matrimonio fiel con el FMI, y buscará “apoyo” del imperio, creemos que Capriles ahora si ha aceptado gustosamente apoyar la candidatura de quien dijo en un pasado que era un verdadero revolucionario, preocupado por las causas del pueblo.

Falcón, en su última declaración dijo tajantemente que tiene la disposición plena de retomar las relaciones con la comunidad internacional en caso de ganar la presidencia, de allí que su equipo de gobierno, según se anuncia, ya tiene previstas estrategias bilaterales.

“Es necesaria la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de otros organismos multilaterales de financiamiento”, destacó el candidato opositor en una rueda de prensa que ofreció este martes.

Falcón, para profundizar más sus intenciones, también anunció que va a permitir la ayuda humanitaria de otros países, que no es otra cosa que avalar que tropas armadas, sobre todo del imperio, pisen suelo venezolano, para más nunca abandonar nuestro territorio.

“Vamos a permitir que llegue ayuda humanitaria. Le decimos al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, prepare los envíos de medicamentos y alimentos porque vamos a abrir los puertos y aeropuertos para que logremos que nuestros anaqueles se llenen y nuestra gente pueda comprar lo que quiera. Este mensaje también es para el presidente de Colombia y los gobiernos de Europa”, indicó Falcón.

Está claro que Falcón piensa apelar al afamado “paquetazo” que igualmente tenía oculto bajo la manga Capriles. Aún cuando reconoce que la situación del país es causada por las sanciones internacionales, como así lo deja saber en esta declaración, descaradamente el candidato de extrema derecha demuestra sin ningún principio de patriotismo que piensa caer de rodillas ante las botas del imperio.

Recordemos que parte de las condiciones que propone el documento de “El paquetazo” establece entre otras cosas privatizar, como ocurrió en la cuarta república, las empresas del Estado venezolano, es decir, Pdvsa, la Cantv, Corpoelect, las hidrológicas, y hoy en día el propio sistema de salud y de educación.

Pero más allá de los pasos anteriores, se prevé eliminar de un solo plumazo la indexación del monto de las pensiones al salario mínimo.

Sobre este último punto es bueno aclarar que las personas de la tercera edad no podrán más nunca cobrar los aumentos que decrete el gobierno para establecer el salario mínimo, es decir, cientos de miles de viejitos quedarían en la orfandad cobrando una irrisoria pensión, que la devoraría en solo meses la inflación.

Igualmente la faja petrolífera del Orinoco, la más grande reserva de crudo del mundo, también pasaría a manos directas del imperio norteamericano. Más atrás se privatizarían las empresas básicas de Guayana, entre ellas la de hierro, aluminio y acero.

El oro, el diamante y el coltán, además de otros valiosos minerales, serían igualmente explotados y comercializados directamente por las empresas transnacionales, incluso los sistemas hídricos de producción de agua potable pasarían a ser privatizados, en claro perjuicio del pueblo que tendría que pagar altas tarifas por el servicio.

Está claro que en el supuesto negado que Falcón pudiera ganar las elecciones este 20M, el país caería en una nueva disyuntiva, que finalmente llevaría a la gente, al pueblo, a tomar de nuevo las calles, como en el gobierno de Cap, para protestar ante las medidas impositivas que establecería el convenio con el FMI y con el resto de la banca multilateral, tal como ocurre hoy en día en Argentina y Brasil.

Las cartas están echadas, tanto Falcón, como Bertucci, se han quitado las “caretas”. Sin escrúpulos y sin principios patrióticos entregarían el país al servicio de los intereses perversos del imperio, en caso de ganar el proceso electoral este 20M.

Por fortuna el pueblo está claro. Aprendió con el comandante Chávez a repensar. Los ideales bolivarianos están vivos…por ello esa clase privilegiada que sometió a la mayoría del país a una extrema pobreza por más de 40 años no volverán, aún cuando las políticas capitalistas perversas del imperio pretendan hoy en día asfixiar al pueblo, con el apoyo decidido de la oposición.



*Periodista

irtalourdaneta@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1211 veces.



Ítalo Urdaneta

Periodista, historiador y profesor universitario

 italourdaneta@gmail.com

Visite el perfil de Italo Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Economía