Dos comentarios sobre Manuel

Primer Comentario: En una nota que titulé “Van a tener que amarrar ese loco” afirmé que los asesores de manuelito enfrentaban un gran problema, dada su falta de inteligencia e incapacidad para hilvanar un discurso coherente por más de quince minutos.

Elaborarle los discursos y dárselos para que los lea, sólo contribuiría a reforzar su imagen de incapaz, manifesté en esa oportunidad. Expuse también que no hay tiempo para enseñarle hablar, y que exigirle aprenda de memoria los discursos, podría ocasionarle un colapso y un daño irreparable a sus dos neuronas.

Poco tardaron los hechos en darme la razón. El pasado domingo 10 de septiembre, el candidato sufrió un colapso en medio de una caminata por algunos barrios del municipio San Francisco, obligando a los organizadores de la caminata a suspender su alocución.

Algunos quisieron justificar el incidente apelando al calor marabino, pero la verdad es que desde el inicio mismo de la caminata, manuelito comenzó a dar señales de que algo raro ocurría con sus dos neuronas.

Olvidando que estaba a sólo ocho kilómetros de la sede de la gobernación del Zulia y en un municipio gobernado por un miembro de su equipo, Rosales se mostraba asombrado por el deterioro de las calles que caminaba, por la falta de cloacas, por la inexistencia de aceras y por el estado de abandono del sector.

El desmayo le vino como anillo al dedo, pues los organizadores se encontraban desesperados ante tanta incongruencia y estupidez.

Esos hechos y la ya interminable lista de animaladas de manuelito, obligaron a sus asesores a buscar una vía para que pueda hablar sin lucir como un analfabeto funcional. Desoyendo mi recomendación de que darle los discursos para que los lea, contribuiría a reforzar su imagen de incapaz, apelaron a la chuleta; pensando quizás, que si le había servido para graduarse de maestro, podría funcionar para aspirar a la presidencia de la república.

El problema es que para leer en público, hay que saber leer, hay que tener el hábito de la lectura. Si no es así, las pausas no existen, las entonaciones no son adecuadas y los signos de puntuación no sirven para nada. Revisen el discurso de Rosales del pasado sábado y verán que no sólo leyó coherentes por cohetes, sino que lució como lo que es… un lector aprendiz.

Lo repito una vez más, si siguen exigiendo que Manuel use lo que tiene por cerebro, van a ocasionarle un daño irreversible.


Segundo Comentario: A manuelito se le dificulta cada vez más ocultar su posición como candidato de George Bush. En menos de una semana afirmó que se inmiscuiría en el conflicto colombiano declarándole la guerra a la guerrilla, que dejaría de comprar armas a Rusia, que reforzaría las relaciones con los EEUU y que ayudaría al pueblo cubano a salir de un gobierno dictatorial.
La locura de inmiscuirnos en el conflicto colombiano es una imbecilidad que no merece comentario, pero que se corresponde plenamente con los intereses norteamericanos y su plan Colombia.
Lo propio ocurre con la propuesta de dejar de comparar armas a Rusia, para volver al mercado norteamericano y relanzar las relaciones con el gobierno de Bush.

Quedan pocos pendejos en este país que puedan comerse el cuento de relaciones con “nuestros mejores clientes” en condiciones de igualdad y respeto; sólo a cipayos como Manuel les interesa volver al pasado.

A lo que si quisiera dedicar un breve comentario es a la propuesta de manuelito de mantener y mejorar las misiones; al mismo tiempo que decide confrontar al gobierno cubano.

Aquí queda al descubierto su intención, negada tantas veces, de eliminar Barrio Adentro, pues todos sabemos que por ahora no es posible contar con médicos venezolanos que trabajen en los cerros caraqueños, en los barrios humildes del interior, en el delta del Orinoco y en tantas poblaciones donde los heroicos médicos cubanos están luchando por mejorar la salud de nuestros compatriotas.

Otro hecho que merece un comentario es la afirmación de manuelito de que PDVSA sólo produce un 1,2 millones de barriles de crudo por día. Esto pareciera otra de las estupideces de Rosales, pero se trata, en realidad, de afirmar que PDVSA está siendo operada por un personal ineficiente, que debe ser reemplazado por aquellos que según su criterio fueron despedidos injustificadamente.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3385 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor