Manuelito se está “autosuicidando”

Se los dije con tiempo; si lo dejan hablar pone la cómica. Quizás por lástima o con la esperanza de que la campaña electoral se animara un poco, escribí unas tres notas alertando al comando de campaña de manuelito sobre la inconveniencia de dejarlo hablar en público. Les dije que lo mejor del discurso de Rosales eran las pausas, pues el pobre no tiene cerebro ni nivel intelectual para hablar diez minutos sin cometer una animalada.

Sugerí, incluso, que lo comercializaran como se hace con la Pepsicola… nadie ha visto una Pespsicola hablar y sin embargo se vende.

No me hicieron caso y ahora están desesperados con las torpezas y la imagen de inculto que manuelito proyecta. En un mes de campaña, Rosales convirtió las sirenas en ballenas y los olmos en hornos; llamó coherentes a los cohetes; tiene “imprimida” toda su propaganda; invento la frase “países extranjeros” y creo nuevas conjugaciones para el verbo haber tales como “hubieron, haiga y habemos”.

De Manuel no podía esperarse otra cosa; sus dos neuronas no dan para más; lo que resulta inconcebible es que sus asesores pensaran que los venezolanos serían incapaces de detectar su pobreza intelectual y su nula capacidad oratoria. Ahora, la burla que el pueblo hace de las frases de Rosales , los obliga a intentar remendar el capote. Para ello, han recurrido a la vieja práctica de las entrevistas prediseñadas, la cual consiste en buscar un medio afecto al candidato y un periodista de esos que se presta para cualquier cosa, y acordar unas preguntas cuyas respuestas el candidato ensaya repetidamente antes de la entrevista.

El truco es viejo y de bajo impacto, pero en el comando adeco todo el mundo parece contagiado por el mal del candidato. Ellos juran que se la comieron y de hecho ya anuncian “repetición a petición del público”.

Corriendo un riesgo innecesario decidieron que manuelito hablaría largo y tendido ante una multitud que denominarían la avalancha, pero ¿cómo hacerlo sin que el filósofo maracucho dijera varias de sus acostumbradas animaladas?

Una respuesta muy original brotó del cerebro de un miembro del comando de campaña, dándole paso a la estrategia de la chuleta oculta… no les dije que la vaina de Manuel se pega.
Se diseñó una tarima que permitiera a una persona colocada al lado de manuelito, mostrarle la chuleta que contenía el discurso que habría de dar, sin que el público asistente lo notara. Así el candidato podría hablar por horas, con pocas posibilidades de mostrarse tal y como es.

El problema para manuelito y su equipo es que todo el mundo sabe de su incapacidad. Su intención da hablar ante una concurrencia de regular magnitud, se hizo de inmediato sospechosa y llevó a especular sobre el truco al que tendría que recurrir para evitar decir las bestialidades a las que nos tiene acostumbrados.

Hablará usando un audífono por el que le transmitirán lo que tiene que decir, afirmaban algunos. Otros aseguraban que usaría un telepronter; mientras que los mas ingeniosos afirmaban que tendría al frente dos micrófonos, de los cuales uno disimularía un parlante por el cual le transmitirían el discurso.

No resultó difícil, ante esta certeza, poner al descubierto la burda patraña de la chuleta usada por manuelito y dejar en evidencia, una vez más, su incapacidad.

Lo dijimos desde un principio; si Chávez ha demolido a políticos como Afaro Ucero, Salas Römer, Arias Cárdenas, Carlos Ortega, Enrique Mendoza; ha derrotado todos los planes de Bush para aislarlo y derrocarlo y ha obligado a guardar silencio a hombres como Tony Blair ¿qué busca un hombre del nivel político e intelectual de Rosales al enfrentarlo?

La respuesta es una sola: el suicidio, o como lo diría el propio manuelito el autosuicidio.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4064 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor