Politiporrazos

Transplante de cabeza humana, MUD va a China

Cumpliendo doble propósito, viajar gratis, y apoyarse en decisiones "ejemplares" de connotadas mentes en el Poder Legislativo en desacato, la AN inoficiosa, fantasiosa, enredada e inútil, que desluce sus funciones desde Enero 2016, se enteró de una importante noticia.

La parlamentaria que cuenta barriles de petróleo para almacenarlos, propondrá al estilo del "capitalismo popular" de María Corina, una solución que evite el definitivo "fallecimiento", y salve la cabeza y las patas fracturadas, rotas y desvencijadas de la desahuciada MUD.

Se escoge qué cabezas directivas trataría la medicina China, para la campaña a elecciones presidenciales 2018. Entre esas "testas" seleccionarían candidato presidencial a quien tenga menos de 10 "metidas de extremidades inferiores", en la fallida y ultra dividida MUD.

Todo se debe a que en la milenaria China, odiada por la derecha maltrecha venezolana y mundial, la medicina hizo el primer trasplante de cabeza humana, luego de realizarlo hace un año en un mono, no se sabe si simio, orangután, mandril, macaco, o mono rubio, variedades presentes en la AN.

Radica la confusión en que muchos opositores no han leído que "la operación, se le hizo a un cadáver… tras 18 horas", donde se demostró que es posible reconectar con éxito la columna vertebral, los nervios y los vasos sanguíneos.

El trasplante fue dirigido por el Dr. Xiaoping Ren, galeno investigador que el año pasado insertó con éxito una cabeza en el cuerpo de un monito. Cierto diputadito abandonaría el exilio diplomático en territorio chileno, si es el primero en anotarse cual "monito de indias".

Lo aprobaría la A N confusamente presidida por un cejijunto, que ya ha pensado en regularizar su entrecejo, a ver si mejora su mirada cobera y perdida en un mar de falsedades, en evidencia de por qué hoy digo una cosa y mañana la niego.

Aclaro, este artículo es político-humorístico. Aprovechadores de ideas ajenas abstenerse, pues como siempre intentarían buscar meterme preso, quemarme, golpearme, o asesinarme moralmente de alguna manera, mal utilizando la Ley Contra el Odio y la Violencia aprobada por la ANC.

Manuelito Rosales y Henriquito Capriles, ex candidatos presidenciales, asoman la posibilidad de intercambiar sus cabezas, a ver si tienen mejor suerte sin perder filosóficos conocimientos, que les reconoce la patria agradecida…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 477 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Sánchez Ibarra

Luis Sánchez Ibarra

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a255446.htmlCd0NV CAC = Y co = US