Deshojando las Margaritas de la derrota de la oposición

"En Venezuela no hay árbitros. El Tribunal Supremo de Justicia está sometido a la voluntad del presidente Nicolás Maduro, de manera que las vías institucionales están bloqueadas para que se obedezca la voluntad popular". Tales son las palabras de la ciudadana historiadora y analista política venezolana, profesora Margarita Lopez Maya al ser entrevista para el medio digital Prodavinci por Yorman Guerrero, el 31/07/2017, publicado en Prodavinci, con el título "Ni la Asamblea Nacional ni la Fiscalía están acorralada". Ella sostiene que en "Venezuela no hay arbitrios", vale decir que no existen poderes públicos imparciales, los poderes públicos obedecen todos al Poder Ejecutivo, en pocas palabras, aun cuando hace gala la historiadora, de libertad de expresión ante un comunicador, es prueba de un poder comunicacional privado acusa de la existencia de "una dictadura" que no obedece a la voluntad popular.

La culpa no es del árbitro, la oposición es chuta

Asimismo; afirma dicha profesora, que sin embargo, "….dos instituciones que han rescatado la democracia y el estado de derecho venezolano para que puedan abrir un camino hacia la transición democrática. Paradójicamente habla de falta de árbitro pero a la vez señala la existencia de uno de ellos, la Asamblea Nacional, que por cierto se halla en desacato a los Tribunales del país, paradójicamente no podría hablar de árbitros si de la AN se trata o de dictadura. Si es que es coherente, ¿la insubordinación a los Tribunales revela falta de árbitro?, no puede ser ya que la AN se ha anulado a si misma, por fuerza de Ley se le ha suspendido de sus funciones, mejor dicho la culpa no es de la perra si es chuta, como dice el refrán popular, la oposición es chuta.

Deshojando las margaritas

Leamos sus afirmaciones y podemos identificar su posición ideológica política, sus contradicciones que iremos deshojando una a una, ella habla de "una democracia", pero en ella existe el concepto, sin acompañamiento de la realidad negada, no cree que en Venezuela exista democracia, libertades, sociales, derechos constitucionales, instituciones democráticas, sin embargo afirma que "dos instituciones han rescatado la democracia", dando a entender, las organizaciones de la Mud tácitamente del lado donde se ubica, y esas instituciones son la Asamblea Nacional liderada por la Mud y la Fiscalía, otrora liderada por la Dra. Luisa Ortega, actualmente desplazada del poder institucional que representa la Fiscalía Pública, de manera que queda "un solo poder democrático" según las palabras de la profesora historiadora, existe un árbitro constituido por la Asamblea Nacional y sin embargo, no hay democracia pero existe un poder democrático, hay dictadura pero existe un poder legislativo, la AN, además de libertad de expresión, es risible.

Señala la historiadora opositora que "La escasa participación de la población en las elecciones de la Asamblea Constituyente, los niveles de violencia, la manipulación de la información y el proceso fraudulento llevado a cabo por el Consejo Nacional Electoral, también son vistos por los militares y tendrán que evaluar hasta qué momento van a seguir apoyando a un gobierno que es capaz de sacrificar a una nación entera para perpetuarse en el poder". Invisibilizar a los votantes es arrogancia, por otra parte, legalmente las Fuerzas Armadas están subordinada al Poder Ejecutivo, son constitucionalistas e institucionales, ella observa los ataques viles de los cuales han sido objeto por esos "niveles de violencia" guarimberos, mal podría decirse que los militares sean eunucos políticos, la Constitución les ha dado participación en los asuntos políticos de estado y son testigos de la alianzas de los opositores con gobiernos extranjeros que pretenden violar nuestra soberanía a modo de afrenta a las Fuerzas Armadas, inclusive hay diputados que soslayando sus funciones legislativas, acuden a instancias internacionales solicitando bloqueo comercial y financiero a Venezuela, colocándose del lado de la traición a la patria, del sacrifico de la nación para perpetuarse la oligarquía en el poder.

De manera que Margarita Maya se hace ilusiones políticas, no evalúa el papel de la oposición como historiadora, pierde objetividad, subestima la conciencia de las fuerzas armadas, en momento en que figuras de la misma han sido agredidas por gobierno extranjeros, sancionados a la par de su comandante en general, el ciudadano presidente Nicolás Maduro, somos testigos de las agresiones a nuestra Carta Magna, la CRBV de 1999, no juzga con equidad la analista, el papel de los falsimedia privados nacionales e internacionales, la distorsión y manipulación con los resultados de "la consulta popular" (Plebiscito) que dice del 16 J comparado con los del 30 J., a la cual indica que no hay arbitrio electoral, claro en el plebiscito no hubo árbitro electoral, ni siquiera prueba de votantes o firmantes, ya que las mismas fueron incineradas en cambio en la Constituyente si lo hubo, votantes y árbitro, que la historiadora política llama "fraudulento", saliendo en defensa de la oposición no democrática., pero no acusa de las irregularidades del plebiscito, la falta de procedimientos institucionales, procedimentales además de constitucionales.

Finalmente pese a "los niveles de violencia" (guarimba terrorista) que según el periodista Yorman Guerrero, refiere que en "Venezuela acumula cuatro meses de protestas en las que el Ministerio Público ha contabilizado 121 fallecidos y casi 2000 lesionados" todo esto a causa de la lucha de la oposición, saldo provocado por los supuestos hechos de que "El Tribunal Supremo de Justicia desconoció las atribuciones de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, a finales de marzo. Mientras que La Fiscal General Luisa ortega, denunció la ruptura del hilo constitucional a partir de esa decisión", según Yorman. ¿Cómo debiera en consiguiente, restablecer ese supuesto "hilo constitucional", con la violencia, asesinando, matando civiles bajo la excusa de "ser chavista", porque tantos heridos?. Hoy conocemos que una ex fiscal que habla a nombre de una Constitución y resultaba que ella misma está incursa en denuncias de corrupción el organismo que dirigía, no atendía en realidad el asunto de los derechos humanos de las víctimas de las guarimbas, aparte que hoy es señalada de agente imperial", por la presidente de la ANC., Delcy Rodríguez, colocando al Estado venezolano en riesgo, bajo amenaza de potencias extranjera, sacrificando la nación.

La oposición guarimbera, al parecer mal interpretó los artículos 333 y 350, pretendían restablecer un supuesto "hilo constitucional" a causa de que el Tribunal Supremo de justicia había adoptado "la resolución 155" que anulaba la Asamblea Nacional dado su reiterado desacato a los Tribunales, a los Poderes Públicos, por su desconocimiento a la autoridad, a uno de los poderes conformados por el Estado, a uno de sus árbitros, --a la cual la Fiscalía se sumó a la oposición, denunciado "ruptura del hilo constitucional"--, en todo caso, fue el Poder Ejecutivo que pidió una medida de reconsideración para no anular la AN, la cual fue aceptado, sin embargo, la oposición no reculó en su violencia, para ella, más importante que el hilo constitucional es alcanzar el poder del Estado sea como sea, por cualquier medio lícito y no licito, e indudablemente choca con las fuerzas del estado, con la represión a la cuales se ven obligado restablecer el orden constitucional. Sin embargo; "Margarita López Maya, historiadora y analista, considera que la ciudadanía debe prepararse para enfrentar los obstáculos que imponen la ausencia de separación de poderes y la represión del Estado". Extrañamente, se habla de "represión" pero queda sin calificar a los guarimberos, a sus acciones terroristas, a sus delincuentes, falta que diga que ellos son héroes de la democracia" burguesa.

Que propone López Maya, La Transición guarimbera con "más presión"

Sorprendentemente la analista acusa a la represión del Estado pero al mismo tiempo la provoca, ella, la historiadora opositora Margarita López Maya, infiere de estos hechos que "Hay que insistir y presionar a ese actor para que se ajuste a la Constitución, como se le dijo en la consulta popular del 16 de julio. La población venezolana debe perseverar en su lucha por una transición pacífica y democrática". El problema es que ella alega que a las fuerzas armadas (que llama represoras) según ella indica de que hay que "presionarlas", eso equivale a decir someterla a "los niveles de violencia de la guarimba, a los ataques de sus sedes, de sus bases militares, ya que la oposición no conoce otra formas de presión política ajustada a la Constitución" de la que se sirve para causar actos impunemente, bajo la indiferencia de la fiscalía, una supuesta "lucha por una transición pacífica y democrática", los hechos atestiguan y acusan a la oposición de violencia política, sacrificando la paz de una nación entera en su obsesión por el poder, tal cual se presentó como prueba reciente a manera de "presión", el asalto al Cuartel Terepaima, en Carabobo, donde un grupo invadió instalaciones militares sustrayendo pertrechos militares. ¿Cómo quieren que repriman si atacan un cuartel militar, una plaza de armas, donde fueron incluso sustraídas?.

Fíjese los argumentos de la ciudadana Margarita Maya, consciente de los niveles de violencia, de "los medios de presión" al país propiciado por la oposición a la cual no hace mención alguna de terrorismo para conquistar el poder político, señala: "Es necesario reajustar la agenda de movilizaciones, hacerlas más eficientes y menos interruptoras de la vida cotidiana de la población, que a mi modo de ver afectan más a la población que al gobierno de Maduro. Se debe continuar reseñando, documentando los abusos, se debe seguir denunciando a Maduro e insistir con la presión internacional". Vaya que descubrimiento el de la historiadora, la política, señala que es necesario reajustar la agenda ("política", la nota es mía), hacerlas más eficiente, menos interruptora de la vida cotidiana….", quiso decir menos violenta, menos violadora de los derechos sociales, los derechos humanos, pero eso si violadora de los derechos del Estado, de las instituciones públicas, de las fuerzas armadas sometidas a más presión.

El cinismo de la protesta pacífica y la violencia

Quiere decir; que la violencia política opositora ha sido y fue "interruptora de la vida cotidiana", violando como se sabe el derecho de circulación, transito, libertades, incluso el derecho a la vida, por eso han sido menos eficiente, la ciudadanía se ha desencatado de la oposición, ella les ha secuestrados sus derechos en sus espacios de vida, impuesto "toque de queda", una dictadura y por el contrario, es mentira que "La escasa participación de la población en las elecciones de la Asamblea Constituyente" según Margarita López Maya, 8 millones de ciudadanos lo comprueban, pese a la campaña de la manipulación de la información de los medios privados que apoyan a la oposición- A nuestro manera de ver, la historiadora Margarita Maya no respondió la pregunta de Yorman Guerrero, —¿Con qué mecanismos cuentan los ciudadanos para exigir el cumplimiento de la Constitución de 1999 tras la aprobación de la Asamblea Constituyente?, puesto que la oposición no apeló a los mecanismos constitucionales propiamente dicho, los burlaban y pretendían una subversión constitucional aparte de hacer un plebiscito sin posibilidad de hacer auditoría alguna.

La otra pregunta que hace el periodista Guerrero a Margarita Maya, "Manifestantes, magistrados y dirigentes están siendo juzgados en tribunales militares. Los cuerpos de seguridad persiguen y abusan a los ciudadanos que protestan. El Ministerio Público y la Asamblea Nacional están acorralados y la Constituyente amenaza con barrerlos. ¿Cómo se defiende una sociedad de sus propias instituciones?", ella, Margarita López elude, el asuntos de "los magistrados paralelos" impuestos a despecho de "la legitimidad", de los órganos de los poderes públicos, tan solo señala, "Sé que muchas personas quisieran tener una solución inmediata, pero los canales institucionales están bloqueados por la falta de un árbitro interno. El Gobierno no obedece a las instancias internacionales, ni se ajusta a las resoluciones interamericanas de resolución de conflictos. Por eso hay que perseverar hasta lograr salir de esta crisis". Paciencia parece reclamar la analista, pero la oposición no la tiene va de fracaso en fracaso.

Asimismo; consciente como está de las agresiones violentas de la oposición a sedes militares donde predomina leyes militares, elude de la misma manera, colocándose del lado de la oposición, asi como del lado de gobiernos extranjeros, indicando de que "no obedece a instancias internacionales", soslayando que Venezuela renunció a la OEA, mal podría ajustarse el presidente soberano de Venezuela. Para ella, esta situación conflictiva venezolana "es un juego político complicado, donde el corazón de esa dinámica es la legitimidad. Ni la Asamblea Nacional, ni la Fiscalía están acorraladas. La legitimidad está del lado de ellas, porque el pueblo, que es el depositario de la soberanía nacional, se ha pronunciado claramente a favor de ambas. Se engaña asi misma, el pueblo habló, se expresó en la Constituyente y no en algún plebiscito sin vinculación alguna.

Parece paradójico que la analista Maya hable de "soberanía" y acuse al gobierno de que "no obedece instancias internacionales ni se ajusta a las resoluciones interamericanas de resolución de conflictos", asimismo nos diga que "Ambos poderes (AN y Fiscalía, la nota es mía) reciben el respaldo internacional de asociaciones y gobiernos", en este sentido contradictoriamente sacrifica la Nación, apelando al artículo 5, "La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público. Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos", pues bien el 347, 348 y 349 activa esa soberanía política, primero convocando el Poder Constituyente mediante el sufragio, directamente sin pasar por referendo, para tomar decisiones políticas de Estado, es lo que hizo el Presidente Nicolás Maduro, en circunstancias en que agotado el dialogo político con la oposición, invocó el poder constituyente.

Las lecciones políticas de la histórica de una oposición fracasada

Al final de la entrevista, Margarita López Maya responde a la pregunta ¿Cuál es la lección que los venezolanos debemos aprender de esta coyuntura?. Ella responde: "Hay que proteger más a la población durante las protestas. Los partidos políticos venezolanos han sido muy débiles electoral y organizativamente. Deben fortalecerse esas dos dimensiones para conducir a la población cuando se exponen en espacios públicos y confrontan a la autoridad. Hay muchos grupos autónomos que están actuando por su cuenta en las calles, que no obedecen a nadie, sino a ellos mismos. Los partidos políticos, de alguna manera, se doblegan a la voluntad de esos grupos pequeños porque no tienen la capacidad de conducir y ejercer legítimamente la dirección política". ¡Proteger a la población de las protestas (de la guarimba terrorista, los más perjudicados!. La oposición se desvirtúo, no existe tal protesta pacífica, sino "protestas interruptora de la vida cotidiana", no hay liderazgo político.

Evalúa la situación de la población sometida al escarnio de la protesta, desearía que la posición apague el interruptor de la ineficiencia política, ve la debilidad organizativa opositora, la misma que la condujo al fracaso al no asistir a la convocatoria de la Constituyente, su derrota anticipada, su incapacidad de concurrir electoralmente no sin cantar fraude para escurrir su situación de debilidad electoral, asimismo aprecia la incapacidad de la dirección, la falta de liderazgo en dirigir las acciones de violencia contra la autoridad, las protestas, grupos paramilitares, terroristas, delincuentes que actúan al margen de las directrices de la oposición, pero que ellos los convocaron para conducir acciones ilegales e ilegitimas contra el gobierno.

Por lo mismo añade la opositora historiadora Margarita Maya, "Los partidos políticos han tenido permanente conflicto entre ellos, compitiendo por liderazgo y eso por mucho tiempo los ha debilitado. La Mesa de la Unidad Democrática no ha hecho suficientes esfuerzos para aprovechar el inmenso quiebre que sucedió en la disidencia chavista cuando Maduro decidió cambiar la Constitución. No se han hecho los suficientes esfuerzos para articular un frente común en defensa de la Constitución de 1999. Estamos aprendiendo que fragmentados no podemos hacer nada". Concluye. ¿Que hemos aprendido?, que tenemos una oposición subversiva, de espalda al estado de derecho, fragmentada, sin liderazgo, sin líder, sin capacidad organizativa, sin fuerza electoral amen del poder mediático, aliada a los poderes extranjero, apátrida, mercenaria, sin titubear en los medios que emplean para llegar al poder, ahora con nuevos aliados políticos, "la disidencia chavista", pretendiendo formar un bloque histórico de lucha contra la revolución bolivariana, un bloque representado por la burguesía contra el pueblo trabajador tratando de crear una figura en la democracia para imponer un gobierno autoritario, neoliberal y fascista que sacrifique la Nación al capital extranjero, al imperialismo de los Estados Unidos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 399 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexander Kórdan Acosta R.

Alexander Kórdan Acosta R.

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /oposicion/a251208.htmlCd0NV CAC = Y co = US