No se le puede pedir peras al horno

“No envainaré jamás la espada mientras la libertad

de mi patria no esté completamente asegurada”

Simón Bolívar.

El gobernador golpista tiene fascinado a todas aquellas pequeñas masas de aludadores que apoyan su candidatura, hasta el momento que el gran imperio dé la orden de abandonar campaña electoral. Otra desilusión sufrirán todas aquellas personas que se han creído el cuento de que el presidente Chávez es derrotable.

¡Que Verbo!

Pareciera que cuando el gobernador golpista expresó tan profunda frase culinaria, el discurso se lo hubiera hecho uno de los cocineros de los canales- partidos de televisión que lo apoyan incondicionalmente.

¿Que pensaría el Dr. Julio Borges al oír a su candidato único expresar con tanta profundidad esta frase tan celebre?

Cuentan algunos, que el implacable Teodoro, en uno de sus acostumbrados ataques de rabia, al oír al Br. Rosales decir tan desproporcionada e inexacta metida de pata, soltó una sonora palabrota y reconoció delante de algunas personas, que no podía existir una ignorancia tan grande que contuviera una cabeza tan pequeñas.

Ese día fallaron los intelectuales pasados de moda que le escriben los discursos al candidato único del imperio. Creo que a algunos personajes de la oposición les hace falta un recorrido por las aulas de Misión Ribas. Deberían solicitar al gobierno nacional que les envíe, auque sea en secreto, todos los videos de la Misión Ribas uno y la biblioteca popular.

El candidato adeco debería contratar a Orlando Urdaneta, para que le elabore los discursos y las piezas oratorias, para ver si lo vemos con un lenguaje más subido de tono solicitar a todos sus disminuidos seguidores la muerte del presidente. Es que si la oposición no hace uso de un lenguaje violento y descalificador, pareciera que no tuviera nada que decir.

Seguro que los próximos discursos del candidato Carmonafirmante, se los escribirá el ahora héroe Carlos Ortega, quien se va a dedicar a escribir arengas contra los pueblos de Venezuela y Cuba. Para eso le pagaron su fuga de la cárcel, para que de una vez demuestre su prosa encendida capaz de tumbar a gobiernos populares en América y el mundo.

¡Revolucionarios y revolucionarias temblad, porque el verbo inteligente y destructivo de el jugador de bingo anda suelto en Miami!

Que peligro se le avecina a nuestra revolución. La presencia, el verbo y el garbo del candidato golpista se combinarán con la ideología que Carlos Ortega ha cultivado frente a las mesas de los casinos norteamericanos y criollos.

El discurso del candidato único, hasta ahora, no ha podido superar la gran oferta inflacionaria de darle seiscientos mil bolívares a cada venezolano y venezolana, idea que copió al pie de la letra, aunque un poco devaluada, de Julio Borges.

La revolución ofrece responsablemente posibilidades de desarrollo y de trabajo, de solidaridad e integración a nuestra gente.

¿Y las Misiones?

Esto es sin duda, uno de los escollos del candidato golpista y de todos los otros veintitrés candidatos únicos de la oposición escuálida, que no saben decir si las eliminan o las continúan, pero “mejoradas”.demostrando así una gran Mediocridad.

¿Qué pasó con Súmate y su gran maquinaria de fabricar candidatos únicos?

Sin duda que esta agencia de lotería electoral ha sido silenciada, sin haber cumplido la simple misión de comprar a cada aspirante a ser candidato único. Por ahora es muy problemático tener que demostrar ante la justicia norteamericana, de donde provienen los fondos que han despilfarrado tratando de derrocar sin éxito al gobierno revolucionario en Venezuela. Por eso es que hay que poner a Súmate en remojo.

El pueblo ve como muy sospechoso el hecho que candidatos con más títulos que el Br. se retiraran de esta contienda en la cual ellos y ella, habían prometido estar hasta el fin, para combatir al régimen dictatorial que groseramente le ha dado el poder al pueblo.

Se dice que el comando de Campaña, busca desesperadamente a alguna Universidad en nuestro país o e el imperio que le otorgue un titulo Doctor Honoris Causa, a su escuálido e iletrado candidato. Ya algunos rectores escuálidos venezolanos se atreverán a hacer esta propuesta a sus respectivos Consejos Universitarios, porque ellos y ellas piensan que el bajo nivel educativo del candidato golpista es un punto que les perjudica.

A lo mejor con ese titulo, el candidato adeco pueda mejorar su léxico y ordenar sus ideas, para presentar un mejor papel frente a la candidatura del Candidato Hugo Chávez Frías.

A lo mejor le estamos pidiendo peras al horno.

¡El Pueblo Nunca Olvida!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7196 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor