Regresó Rosales de Miami y viene con programa de gobierno

"El honor es el mejor guía del laberinto de las revoluciones"

Simón Bolívar.

Regresó El candidato gobernador, de su viaje de encuentro con el Embajador norteamericano en tierras extrañas, tal cual, como lo habíamos pronosticado en días pasados. Fue al encuentro de sus mentores políticos y financieros a buscar el programa de gobierno que le prepararon algunos intelectuales cubanos-norteamericanos. Ya recibió las instrucciones parea enfrentar al presidente Chávez, ahora si comienza la guerra sucia.

No todo el viaje fue placentero para el gobernador golpista, porque también recibió el regaño de los portavoces de papá Bush. Entre los regaños que recibió está, el de la incapacidad de reunir una gran cantidad de seguidores el día de su lanzamiento como candidato a la presidencia y el de no lograr convencer al elector venezolano con su discurso mediocre. Según fuentes de Un Nuevo Tiempo, Rosales recibió ordenes de comprar a como diera lugar la mayor cantidad de precandidaturas, para poder presentar ante la opinión publica internacional, la fantasía de una candidatura única.

La línea actual del imperio, es mantener en bajo perfil a Súmate y establecer cierta distancia con la gente de Rumbo Propio, ya que esos son los dos puntos que por ahora podrían ser usados en contra de la candidatura del Carmona firmante.

Fuentes allegadas al gobernador, dejaron filtrar la información que el imperio desea que el gobernador evite toda confrontación directa con el presidente Chávez, pero lo envían a promocionar debates con los otros precandidatos, apostando el retiro de quien pierda en cada uno de ellos. Para esto el imperio ha dispuesto una gran cantidad de dólares, para que los medios de desinformación venezolanos den como ganador de estos debates al candidato único de la embajada norteamericana.

La verdadera confrontación con Chávez la van a tener los canales de televisión y las emisoras radiales, al reeditar, publicar y difundir la publicidad elaborada en los Estados Unidos, por los sectores golpistas y mercenarios de los venezolanos mayameros, que están siendo financiados por agencias del Departamento de Estado, con dineros procedentes de fondos de dudosa procedencia.

Según algunos dirigentes separatistas zulianos, el candidato se reunió, en secreto, con el gobernador de la Florida. Supuestamente hablaron de todas aquellas trampas mediáticas que se pueden utilizar para intervenir el Registro Electoral venezolano para cocinar la trampa desde la plataforma tecnológica de la CANTV. Tal cual, sucedió con el registro electoral en el estado de la Florida, cuando salió electo fraudulentamente mr. Bush.

Según fuentes allegadas al gobernador golpista, se entrevistó con militares golpistas y mercenarios venezolanos y con amplios sectores cubanos y judíos, que se han comprometido a financiar la campaña sucia contra Chávez, a través de empresas y personalidades de origen extranjero, que serian utilizadas como plataforma legal del financiamiento del Departamento de Estado y de la embajada norteamericana en Caracas. Esta información se deja colar en conversaciones y tertulias, en restaurantes maracuchos de lujo, por los dirigentes ebrios de Un Nuevo Tiempo y de otras organizaciones políticas que respaldan al candidato separatista.

El grupo separatista Pro-Patrobertsiano, Rumbo Propio, ha comenzado una nueva campaña de secesión denominada: La autonomía es la salida. Esta sucia campaña separatista está siendo coordinada desde Miami y es el siguiente paso a seguir desde el momento mismo que el gobernador golpista reciba la orden de retirarse de la contienda electoral.

El Departamento de Estado norteamericano, dictó las reglas de juego para la candidatura de la escualidad venezolana, estas reglas consisten en no jugar limpio. Por eso es que financiaron la fuga de Ortega y los Faria y están financiando la propaganda subversiva que están elaborando en las televisoras cubano-mayameras. Esta propaganda producida con la más absoluta técnica gobbeliana-nazi, busca revertir el orden constitucional en Venezuela y atentar contra el gobierno democrático elegido por la mayoría del pueblo venezolano.

Volveremos a ver a un Chávez convertido por voluntad de la guerra mediática pro-imperialista, en fiera y en peligro para la libre empresa y para el capitalismo. Se equivocan una vez mas, porque este pueblo despertó y tiene conciencia del papel que debe cumplir para su liberación y para la construcción de una Venezuela Otra, de un mundo Otro. La oposición golpista venezolana pretende conquistar al pueblo por medio del terror y de la mentira prefabricada por grupos fascistas venezolanos-judíos y cubanos-norteamericanos.

Esta revolución debe profundizar en una ética revolucionaria-bolivariana, para poder enfrentar a las maquinarias del terror de los medios de comunicación nacional e internacional. El pueblo organizado debe exigir que a través del CNE se respeten las reglas establecidas en el sistema electoral venezolano. El pueblo debe ejercer una contraloría social electoral.

Deben vigilarse las fronteras terrestres y marítimas, porque lo que no ha podido entrar a nuestro país por valija diplomática, los grupos fascistas y mercenarios están intentando introducirlo por las frontera occidental o por las amplias costas venezolanas. Hay que establecer acciones efectivas de inteligencia en aeropuertos nacionales, internacionales, privados y en embarcaciones marítimas, en las compañías de encomiendas nacionales e internacionales.

Todos los venezolanos y venezolanas debemos estar alertas, porque se preparan acciones terroristas para sabotear el próximo proceso electoral.

Solo la vigilancia del pueblo puede frenar los actos terroristas contra Venezuela.

¡El Pueblo nunca olvida!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3492 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor