Carta Abierta al Gobernador Manuel Rosales

Estimado compañero:

Con alegría vi los ofrecimientos que usted está haciendo en su reciente campaña electoral, confieso que me emocioné demasiado. Vi en su ofrecimiento la posibilidad de salir de abajo en esta mala situación que me atormenta desde hace un tiempo para acá.

Sentado frente al televisor lo vi con su verbo encendido, ofrecerrnos seiscientos mil bolívares mensuales sin trabajar. El corazón me dio un brinco, casi se me sale por la boca. Enseguida llamé a los muchachos y les ofrecí el nintendo que ellos tanto desean desde hace casi siete años. Los tripones me dieron un abrazo que casi me descogotan.

Una de las cosas que mas me emocionó, es que usted dijo que todos los venezolanos, tendremos salud gratuita para todos y todas. Llamé a mi mujer la Chinqa, que tiene cuatro meses de embarazo, le dije que escogiera la clínica que más le gustara para parir a mi nuevo retoño, ese muchacho se llamará Melquíades Manuel, en honor a usted. La chinqua y yo lloramos abrazados viendo su inscripción en el CNE.

Me sentí jochao, cuando usted hablo de vivienda para todos, del tiro le ofrecí el rancho, en el que vivimos la chinqua, los cinco tripones y yo, a mi cuñao Mileto. Aunque él es chavista, creo que del tiro se cambia para un Nuevo Tiempo.

Que bueno fue oír de su propia boca tan elocuente, que vamos a tener comida barata y casi regalada. Enseguida me esmollejé a decirle a Hermágoras, mi hijo mayor, que se devolviera. Él iba a comprar en el mercal chavista que pusieron en el barrio desde hace tres años. Gracias a usted no vamos a necesitar hacer esa cola, con toda la gente marginal.

Lo mejor de toda la bolita del mundo, fue su oferta de combatir la delincuencia en todo el país, ¡Que molleja tan buena! Ya veo el momento el cual mis muchachos Hermagoras, Sócrates, Ninfa, Apolos y Pitágoras, puedan jugar tranquilos en el barrio después de las cuatro de la tarde. Gracias señor gobernador. Le tuve que dar un jetazo a la Ninfa, porque imprudentemente dijo que por que usted no comenzaba a combatir al hampa desde ya en el Estado Zulia. Ella siempre ha sido muy boca floja, perdónela.

¿Será posible gobernador, que me depositen un adelanto de los seiscientos mil bolívares mensuales, a una cuenta que tengo en el Banco de los Trabajadores de Venezuela? Todavía conservo una libreta de ahorro. Supongo que usted lo reactivará. En Venezuela hacen falta unos buenos bancos. Allí dejé depositada mis prestaciones sociales, cuando trabajaba de portero en la casa del partido del pueblo en la avenida Falcón. ¿Cómo cuantos intereses cobraré?

La Chinca quiere saber, si la gobernación puede darle una carta de intención, para las clínicas más caras de la ciudad. Ella quisiera hacerse los chequeos antes de parir. Así aprovechamos, si la dejan hospitalizada, y nos mudamos todos por un tiempo para la clínica, para dormir con aire acondicionado.

Aprovecho esta carta para preguntarle si usted me autoriza a ver unas villas cerradas que están construyendo al norte de Maracaibo. Para ir haciendo los trámites antes de que se acaben y por si las moscas usted pierde, Pa´no quedarme sin el chivo y sin el mecáte, acuérdese que le ofrecí el rancho a mi cuñao Mileto.

Voy a recortar el periódico, en la parte en la que sale su discurso encendido ofreciendo educación gratuita. Pienso ir a los mejores colegios privados, a ver si me reciben por adelantado en el próximo periodo escolar a los muchachos. La escuela estatal que queda por mi casa está muy deteriorada, aunque desde hace cuatro años pusieron un aviso de la gobernación, en el cual dice que el gobernador Manuel Rosales está reconstruyendo la escuela. Obras concretas como esas hacen falta en nuestro país.

Mientras usted ve si le gana al presidente Chávez, puedo ver si es posible engancharme como lancero en una de las misiones chavistas, y cobrar así una beca que me ayude a bandearme, usted sabe como son las cosas. Lo malo es que yo veo que la gran mayoría de los marginales que viven en este barrio, van a votar por el comandante. Parece increíble como se vende la gente por unos módulos de Barrio Adentro, de Mercal y por las Escuelas Bolivarianas, menos mal que usted prometió eliminar todo eso, pa´ver que van a hacer esos marginales de orilla.

Por la Chinqua no se preocupe, mientras usted gana y nace Melquíades Manuel, ella se va a estar controlando con los médicos cubanos, en Barrio Adentro, allí le dan hasta la medicina gratis. A los muchachos los arreglé en una escuela bolivariana que está en el barrio, en la cual le dan desayuno, almuerzo, merienda, uniformes, libros y hasta los vacunan gratis. Con eso, creo que aguantamos, mientras usted trata de ganarle al presidente Chávez.

Mi suegra Cybelles, le manda saludos y le recuerda que ella organizó la ida de la gente al CNE en Caracas, cuando usted se lanzó. Que el gocho Joaquín, el dueño del piazo de bus, está reclamando el pago del viaje. ¿Cuándo está usted por la gobernación?, para que le cancele al gocho que está muy bravo y amenaza con hacer solo viajes a Isnotú. ¡Ah¡ la hija del compañero Platón González, secretario general del comité de base, se perdió en los alrededores del CNE, con Luisito el novio. Todavía no aparecen.

Hermágoras, mi hijo mayor, está casi por salir de sexto grado, le manda a decir que si es posible conseguir un puesto en la Policía Regional, antes que la intervengan. Él acaba de cumplir dieciocho años. Los cumple precisamente el treinta de Diciembre, pero que no se preocupe, porque si quitan las captas huellas y los cuadernos electorales, el va a votar por usted.

Bueno gobernador me despido, porque voy a una reunión de las operaciones galopes y mosca. Tenemos que ver si es posible que voten mis difuntos bisabuelos y otros familiares, que por el solo hecho de morirse el CNE, quiere arrebatarles el derecho a votar.

No se preocupe ya nos estamos entrenando para cantar fraude, ya estamos haciendo las pancartas que dicen: Fraude electoral. Estamos recolectando cauchos viejos, botellas vacías, gasolina y mechas para las GUAgua-GUa-rim- GUA-bas, perdone que se lo diga en lenguaje cifrado, pero usted sabe que estos chavistas están en todas partes.

Por una Venezuela libre y para los venezolanos:

Anaxágoras Betulio Ortega Faría.

Secretaría de organización del Comité de Base

Américo Araujo, de un Nuevo Tiempo (Antigua AD.)

Del Barrio La Guarimba Blanca,

Calle El Fraude.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7419 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor