La dictadura de la Oposición

Siendo una de las principales características de una dictadura cualquiera, la represión violenta, la persecución y el acoso que se hace contra los ciudadanos que se le oponen; podemos concluir que en Venezuela vivimos una dictadura... la dictadura de la oposición.

No, no intentamos con esta afirmación un juego de palabras, ni mucho menos una argumentación manipulada de la realidad. Se trata, desde nuestro humilde punto de vista, de una verdad sine qua non, por lo que fiel a nuestra costumbre de argumentar lo que afirmamos, entramos de lleno en el asunto.

El primer elemento a considerar, dentro de esta verdad, y que es una característica de todas las dictaduras es el uso de los medios de comunicación para alienar y para ocultar o justificar sus atrocidades. Venezuela y su gobierno son hoy vilipendiados, calumniados y descalificados por la gran media con el objetivo de favorecer los planes de la oposición. Ninguna posibilidad de desmentir lo dicho por esos medios tienen las autoridades venezolanas. El control dictatorial es férreo e implacable.

La historia ha demostrado fehacientemente que toda dictadura (por lo menos en este continente) requiere del visto bueno y el apoyo financiero y logístico de los Estados Unidos de Norteamérica. Sin ello es imposible actuar con impunidad y sin respeto por las leyes, los derechos humanos y los acuerdos internacionales. Ahora, ¿existirá en esta Venezuela nuestra alguien que sinceramente crea que eso no es exactamente lo que ocurre con la oposición venezolana? Es tan grande el apoyo gringo que hay países vecinos dispuestos a participar en una invasión para apoyar a los dictadores.

Un tercer elemento que define una dictadura y que ya mencionamos al inicio de esta nota es la represión, la violación descarada de los derechos humanos y la persecución política.

¿Quiénes han asesinado a dirigentes políticos y sociales como suelen hacer las dictaduras? ¿Puede alguien negar que los agentes del orden público son víctimas de una violencia por parte de terroristas que actúan al servicio de la dictadura de la oposición? ¿No es cierto que al igual que hacían los nazis con los judíos, los hombres y mujeres de izquierda son perseguidos por fanáticos de la dictadura?

En el orden económico ¿Quién le impone a millones de venezolanos un precio ficticio del dólar para generar inflación, hambre y escasez? ¿Quién puede hacer eso sino una dictadura que impone su voluntad por encima de las leyes, la razón y los principios de la economía?

¿Quién desaparece los alimentos y las medicinas para jugar a las "reglas del mercado" que aumentan el precio cuando el producto no se consigue? ¿Quién sino una dictadura que sacrifica al pueblo para lograr sus objetivos?


Un quinto elemento que bien describe una dictadura es el fascismo. No se puede ser fascista en una democracia. Sólo en una dictadura se puede optar por esa maldición que ha cobrado millones de víctimas en el mundo. ¿Y puede alguien negar que una oposición mierdera como la nuestra, que usa franco tiradores; que acosa ciudadanos; que lincha por razones políticas; que ataca hospitales con madres y niños dentro; que quema escuelas, universidades y bibliotecas; que quema autobuses con pasajeros en su interior o que le quema la casa a un humilde artesano porque tiene una talla de Chávez es fascista a la enésima potencia?

Si, si sufrimos una dictadura. Sufrimos la dictadura de la oposición, pero la derrocaremos... júrenlo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1145 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor