Atrapados sin “La Salida” entre la derrota y la Guerra civil

"Mientras, la oposición centra su objetivo en el derrocamiento de Maduro. Su intención no contempla otra posibilidad. Se siente insegura en alcanzar ese logro si le abre la puerta al diálogo y por consiguiente se atrinchera en una actitud que tiene pleno apoyo en la Casa Blanca, la OEA almagrista y la derecha de la región. Cree que con esa solidaridad, y extremando la violencia -en alianza con elementos terroristas-, podrá tener éxito." José Vicente Rangel

La historia reciente nos muestra el camino tortuoso que tienen que pasar los países cuyos gobiernos han decidido tomar un destino soberano e independiente del poder hegemónico de las transnacionales capitalistas representadas por el gobierno imperial de los estados unidos, no hay país que sea ignorado por el imperio cuando se atreve a desafiar las estructuras globalizantes del poder para emprender un camino independiente, su duración la determinan, la base social que la sustenta, sus relaciones geopolíticas, el apoyo militar interno, sus niveles de independencia agroalimentaria y tecnológica y por su puesto el grado económico y geoestratégico que tenga el imperio sobre él (Venezuela es de vital importancia en ambos sentidos para el imperio).

Ucrania, Libia, Yemen y Siria, fueron países asediados por el imperio Gringo (evidentemente no fueron los primeros ni los únicos) hasta conjugar diferentes factores que debilitaran sus posiciones de defensa interna y externa para su derrocamiento por la fuerza. Todos fueron sometidos al desprestigio y la demonización del gobierno logrando acuerdos en instancias internacionales para derrocarlos o apoyar su derrocamiento, en el caso de Siria se logró comunicado de la Liga Árabe condenando las acciones del gobierno sirio, se coordinó un pronunciamiento de la OTAN condenando los actos violentos entre el gobierno y el "pueblo sirio", se apoyó la libre actuación de Grupos Paramilitares (Ejército Sirio Libre, Al-Nusra y Daesh) como operarios del mercenariato para la ocupación de territorio y la baja de civiles, creando la matriz de violación de los derechos humanos por parte del gobierno. En Ucrania, Libia y Yemen lograron su objetivo, sumiendo al país en la guerra civil, la ingobernabilidad y fragmentación pero Siria aun resiste después de 6 años de guerra civil gracias a su capacidad de auto-sustentarse y el apoyo de otras potencias mundiales.

Lo común en estos países fue que decidieron por diversas razones la confrontación armada y no fueron capaces de resistir salvo Siria, en cambio el presidente Maduro para evitar quedar atrapado y sin salida en una guerra fratricida, decide jugarse una carta estratégica entregándole la búsqueda de un acuerdo de paz directamente al pueblo y no a las cúpulas, asumiendo los riesgos políticos que ello acarrea. Este pase a la ofensiva de la revolución deja solos en su laberinto a la derecha venezolana.

Esa parte de la dirigencia opositora que decidió deslindarse de cualquier salida pacífica del conflicto que no sea la rendición de la revolución apoyada por el imperio norteamericano y operativizada internacionalmente por Almagro y su OEA y los países cipayos de Colombia, México, Chile, Brasil, Perú, Argentina, entre otros, hoy a dado pasos frontales fuera de la legalidad que les impide ver "otra salida" que no sea el derrocamiento del presidente Maduro. Retroceder no es aceptable por el costo político y sus responsabilidades penales (recordemos a Leopoldo Lopez) por eso no les queda otra opción que avanzar hacia la confrontación frontal con mercenarios o con la intervención extranjera, desconociendo la inmensa capacidad y habilidad que ha demostrado el presidente Maduro para manejarse en estas crisis, la efectiva unidad cívico militar, la nueva doctrina bolivariana y chavista que se respira en los cuarteles, los elevados niveles de conciencia política de nuestro pueblo (Chavista y no chavista). Por estos errores de cálculo, no les queda otro destino que la derrota civil y de paz si el pueblo consolida la vía constituyente o una derrota militar indeseable pero que el pueblo de Bolívar y Chávez dará si no hay otra alternativa.

Con una "unidad" a punto de estallar, con un rechazo mayoritario del venezolano a la violencia, con el agotamiento del núcleo de base que los acompañaba como lo demuestra la cada vez más débil convocatoria a las manifestaciones, con el desmantelamiento de grupos delictivos sobre los que se soporta la violencia, con la aceptación de grupos de la derecha del dialogo constituyente, con la posibilidad de quedar por fuera de la Asamblea Nacional Constituyente y con el pueblo chavista impulsándola como un asunto de vida o muerte, los violentos están atrapados en la "OTRA SALIDA". Lamentablemente siguen teniendo un gran apoyo imperial para causar un gran daño.

A la propuesta de Guerra todos los venezolanos impulsemos la convocatoria a la ANC.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1691 veces.



Noel Peralta Barreto


Visite el perfil de Noel Peralta Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: