Lo dejaron hablar y ya ofreció un bono

En un artículo anterior afirmé que lo mejor de los discursos de Manuel Rosales eran las pausas y que para su campaña lo más conveniente es que le exigieran guardar silencio, pues así no daría demostraciones de su escasa formación intelectual y poca capacidad oratoria.
No lo hicieron, le pusieron un micrófono al frente y Manuel, como buen adeco, comenzó a ofrecer puentes para cruzar ríos inexistentes.
Su primera oferta es mantener las misiones, ampliar las obras sociales y hacer una distribución equitativa de la riqueza petrolera, dándole un bono a cada venezolano.
¿Un bono a cada venezolano, proveniente de los ingresos petroleros? Veamos como se come eso.

Venezuela produce 3,2 millones de barriles por día y exporta 2,5 millones de ellos. Al precio actual (60 dólares por barril) ese nivel de exportación equivale a unos
4500 millones de dólares ó 9,7 billones de bolívares mensuales.
Ahora, todo el mundo sabe (no sé si Manuel) que las empresas tiene asociados gastos e inversiones. En el caso de PDVSA el costo por barril a nivel nación ronda los cinco dólares y la inversión de los próximos años está alrededor de 800 mil millones de dólares al año. Esto significa que a los ingresos petroleros habría que restarle 2,4 billones de bolívares al mes.
Nos quedan entonces 7,3 billones de bolívares mensuales, lo cual es insuficiente para darle el equivalente a un salario mínimo a cada venezolano, pues a cada uno le correspondería 281 mil bolívares por mes.

Todo esto significa que el bono de Manuel Rosales sería menor al salario mínimo y dejaría al país sin los ingresos petroleros ¿Cómo hará para mantener las misiones y mejorar las obras sociales? ¿Con qué pagará salarios y hará obras de infraestructura?
¿Cómo pagará la deuda externa?
Se los dije, si lo dejan hablar el pueblo va a enterarse de cuan capacitado está.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3652 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor