Julio Borges

" Los grandes espíritus siempre

han encontrado una violenta oposición

de parte de mentes mediocres. "

Albert Einstein

Es la cuarta vez, que escribo sobre este "personaje", a quien la mente no lo ayuda para mucho, porque son más las metidas de "pata", que los aciertos en sus opiniones, pero no podemos menospreciarlas, porque siempre van recargadas de veneno, tratando de inoculárselas a un pueblo amante de la paz, el cual sufre en carne propio los embates de una crisis económica, producida en gran parte por estos señores, a quienes les importa poco el pueblo, con tal de llegar al poder.

Para comprobar lo que estoy diciendo, les voy a recordar algunas actuaciones de este diputado, quien tuvo una breve pasantía por la televisión –RCTV– con el programa "Justicia para todos", el cual le ayudo a promocionarse para iniciar una corta carrera, como precandidato a la presidencia, declinando por el hasta hace poco fugitivo Manuel Rosales, muy conocido, como (el filósofo del Zulia) por algunas frases, más atravesadas, que el mismo Borges. Con solamente recordarles dos expresiones de Manuelito podemos sacar conclusiones: "Nosotros vamos a mejorar la inseguridad", y la otra, el cual sirvió para identificarlo en el resto de la campaña electoral: "No hay que pedirle Peras al Horno" al final salió derrotado por el Comandante Chávez.

Ese es Manuel Rosales, por lo tanto, no podemos esperar mucho de Julio Borges, al apoyarlo en medio de la mediocridad; lamentablemente los giros de la política, acelerada por los enemigos del proceso, desde el mismo momento de la llegada del Comandante Chávez, llevaron a este señor a la presidencia de la Asamblea Nacional, donde sigue disparando sin acertar. El único sorprendido es él, la cara lo desenmascara, y los ojos lo ayudan.

En una oportunidad arremetió contra Iris Varela, a quien debemos reconocer su valentía, y temple de acero, al enfrentar un problema heredado de los gobiernos de AD y COPEY–recordemos el caso de sabaneta en Maracaibo, 1994, donde murieron más de 100 procesados–el hacinamiento en las cárceles de Venezuela.

Al tomar la Asamblea Nacional, por mayoría absoluta se apareció con cuatro leyes, queriendo camuflar un verdadero disparate jurídico la "ley de AMNISTÍA Y RECONCILIACIÓN" buscando el apoyo popular para librar de toda culpa a verdaderos incitadores, y asesinos, como es el caso de Leopoldo López, quien paga condena por hechos comprobados sin ninguna discusión.

Con toda razón, un buen amigo, siempre le escucho decir, casi a grito: ¡La borrachera, es como la mediocridad, siempre anda dando tumbos! No deja de tener razón, porque el señor Julio Borges, apenas salió electo presidente de la Asamblea Nacional, vociferó un verdadero ciempiés: "¡Maduro, está fuera de la constitución! en los próximos días, esta asamblea por mayoría, hará una declaratoria de abandono de cargo" ¡Cuidado! Todo indica, como pasa, cuando alguien lanza un cohete sin experiencia, y se le revienta en los pies.

El señor Julio Andrés Borges Junyent, no ha dejado de tropezar, sin conseguir, donde agarrarse. Cada momento se le sale una de Borges, pero no lo vayan a confundir con el laureado escritor Jorge Luis Borges –la distancia es infinita–no cesa en sus metidas de …, apenas declaró a Nicolás Maduro, fuera de la constitución se dirigió a la FANB, buscando apoyo para su obsesión: sacar por la fuerza a Maduro. La respuesta fue muy certera y oportuna por parte del ministro de la defensa Vladimir Padrino: "Estamos para defender la constitución, y la legitimidad del ciudadano Nicolás Maduro Moros como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y Comandante en Jefe de la FANB"

Lamentablemente el señor Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional, no pega una; ahora se "arrodilla" a los pies de Luis Almagro, quien viene demostrando un servilismo a toda prueba a las políticas del imperialismo norteamericano, precisamente, cuando en los Estados Unidos se encuentra un nuevo inquilino: Donald Trump, quien lógicamente va seguir en la misma onda, defendiendo al gran capital, pase lo que pase; esa es la función de todos los presidentes estadounidenses a través de la historia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 349 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor